domingo 31.05.2020
TERCERA MODIFICACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS

“Los ciudadanos de Madrid tienen que pagar más a cambio de menos servicios"

Tras conocer el anuncio de la Junta de Gobierno de bloquear 75 millones de euros del presupuesto, el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha subrayado la improvisación e irresponsabilidad del PP.
“Los ciudadanos de Madrid tienen que pagar más a cambio de menos"

Jaime Lissavetzky, portavoz del grupo municipal socialista, ha indicado que la Alcaldesa de Madrid, Ana Botella, “sigue sin responsabilizarse de sus continuas improvisaciones y revisiones de los presupuestos y planes de saneamiento, fracasados a las pocas semanas de ser aprobados”.

El portavoz recordaba de esta manera que los Presupuestos de 2012 fueron modificados al mes de su entrada en vigor, vueltos a revisar por el Plan de Ajuste de mayo y ahora de nuevo son trastocados. “A un mes de la presentación de los nuevos Presupuestos” –ha indicado- “el Gobierno municipal no sabe qué hacer con las finanzas de Madrid ni tiene planes para el futuro”.

Lissavetzky recuerda que los Presupuestos de 2012 fueron modificados al mes de su entrada en vigor, vueltos a revisar por el Plan de Ajuste de mayo y ahora de nuevo trastocados

Lissavetzky pone en duda la justificación ofrecida esta mañana por Botella porque en el mes de mayo, cuando se planteó el plan de ajuste, los ingresos ya habían caído considerablemente respecto a sus previsiones.

La Junta de Gobierno de hoy ha declarado no disponibles 50,8 millones de euros del presupuesto de gastos y ha bloqueado –que viene a ser lo mismo- otros 24,4 millones de euros. Para los socialistas esta es una prueba más de la improvisación y el desgobierno del PP en el Ayuntamiento de la capital.

A juicio del portavoz socialista, la Alcaldesa de Madrid, lejos de asumir responsabilidades en este desgobierno, ha echado balones fuera. “Quien debería responder de los derroches del pasado -como los 510 millones de euros gastados en el Palacio de Cibeles- y del enorme endeudamiento de las arcas municipales, se limita a trasladar a las espaldas de los madrileños el coste de estos desmanes”. Lissavetzky ha mostrado su temor porque esta nueva modificación repercuta en más recortes de las políticas sociales.

Finalmente, el portavoz socialista ha resumido el desgobierno de Ana Botella en los asuntos económicos y financieros: “los ciudadanos de Madrid tienen que pagar más a cambio de menos servicios”, ha terminado.

“Los ciudadanos de Madrid tienen que pagar más a cambio de menos servicios"
Comentarios