#TEMP
miércoles 25/5/22

“La manifestación a favor del Estatut pretende concienciar y no presionar al Constitucional”

Cada día que pasa y que nos acerca a la sentencia del TC sobre el Estatuto de Autonomía para Cataluña, las opiniones de los políticos hacen temer que un fallo favorable al recurso del PP aboque al país a un conflicto institucional. Todos los partidos catalanes, salvo el autor del recurso, apuestan por desplegar el texto que respaldó la soberanía popular.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.8.2009

El presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha asegurado que la manifestación que quiere convocar su formación antes de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la constitucionalidad del Estatuto de Cataluña pretende concienciar y no presionar tanto al tribunal como a toda la ciudadanía "para que entiendan que esa decisión es "vital". En declaraciones a RNE, Puigcercós ha dicho que “hablamos de un texto que se ha aprobado en referéndum y en las Cortes Generales y por ello no se puede desnaturalizar ni recortar".

El dirigente nacionalista ha criticado al Constitucional por las "guerras entre el PP y el PSOE" y, concretamente por lo que se refiere al primero de estos partidos, ha señalado que el PP “no puede jugar a la catalanofobia recurriendo sólo el Estatuto catalán, cuando existen otros estatutos de similares características". Puigcercós ha querido dejar claro que el Estatuto "no es la panacea". "ERC votó en contra pero una vez que se aprobó en referéndum respetamos que es la voluntad popular", ha añadido.

Precisamente anoche, el portavoz de CiU en el Congreso y secretario general de CiU, Josep Antoni Duran (UDC), opinó que lo que toca ahora hasta que el TC dicte sentencia es defender la constitucionalidad del Estatut, para después intentar acordar una respuesta unitaria de todas las fuerzas "que no se limite a la pura resignación", pero tampoco llegar a posiciones maximalistas que pudieran llevar a nuevas frustraciones.

Durán replicó a la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, que lo mejor que podría hacer su partido es retirar el recurso contra el Estatut para demostrar su cara catalanista, en lugar de proponer cumbres de líderes catalanes: "Está muy bien que aquí haga propuestas para intentar presentarse con su cara catalanista, pero después en Madrid sigue siendo el PP de siempre". Camacho había pedido por la mañana al presidente de la Generalitat, José Montilla, que convoque a los líderes catalanes tras la sentencia del tribunal.

El líder de UDC señaló que ojalá los populares pudieran sumarse a la respuesta unitaria de los partidos catalanes ante la decisión sobre el Estatut, pero insistió en que el PP es el responsable de que Catalunya esté ahora pendiente de la sentencia, por lo que reiteró que la "mejor propuesta" que podría hacer Camacho es retirar el recurso.

Casi todos los pronunciamientos de los políticos catalanes alertan sobre la eventualidad de un fallo adverso al Estatut. Así lo hace, por ejemplo, el conseller de Educación de la Generalitat, Ernest Maragall, que advierte de que la resolución del Tribunal será "probablemente, la expresión última de un reflejo de resistencia española". Se trata, dice, de un texto cerrado entre Catalunya y España que Catalunya no está interesada en revisar. Considera que el TC es el auténtico "rey desnudo" del sistema democrático español y subraya que su aplicación deberán hacerla sus futuros miembros.

En un artículo de opinión publicado hoy por el diario El País, Maragall duda que una manifestación preventiva a la sentencia --que ha defendido su hermano, el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall, y que planteó el vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira (ERC)-- sirva para modificar la resolución "favorablemente", aunque matiza que debe contemplarse la posibilidad de una gran manifestación como se ha hecho en otras ocasiones.

El conseller apuesta, por otra parte, por articular "un Gobierno de coalición PSOE-PSC", la plasmación gráfica de una alianza que incluya un mínimo pero sólido acuerdo "sobre qué quiere decir España y qué quiere decir Cataluña". Maragall considera que es necesario un mapa político catalán que incluya al PSC "como el gran partido del catalanismo progresista, capaz de articular alianzas estables y federales con el PSOE", y ve a los dos partidos capaces de articular mayorías suficientes y de alcanzar acuerdos de país. Esta perspectiva, en su opinión, interesa al PSC, ya que "permite plantearse las próximas elecciones catalanas con las máximas ambiciones: la que otorgará al presidente Montilla la posibilidad de representar una amplia mayoría social".

El portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso le ha replicado que las relaciones entre los dos partidos y entre los dos gobiernos "son buenas y están bien definidas y bien establecidas". "Es bueno para todo el mundo que continúen siendo como son, buenas relaciones", ha recomendado, por encima de "las opiniones personales de unos y de otros".

“La manifestación a favor del Estatut pretende concienciar y no presionar al...
Comentarios