sábado 4/12/21
MÁS DE 10.000 PERSONAS EN EL MITIN DE VALENCIA

"En ocho años el PP no ha apoyado ni una sola ley que ampliara derechos sociales"

“Hay una forma de salir de la crisis, que es salir con todos, sin dejar a nadie atrás. Y hay otra que consiste en que a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga”, reiteró el candidato socialista para explicitar las diferencias entre el PSOE y el PP.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha manifestado en el mitin central de Valencia que hay varias fórmulas para afrontar la crisis global que golpea España, y que no todas son iguales por sus consecuencias sociales. Ante la actual coyuntura, Pérez Rubalcaba ha afirmado que “se nos abren distintos caminos, no tres ni cuatro, dos, solo dos. Hay una forma de salir de la crisis, que es salir con todos, sin dejar a nadie atrás. Y hay otra que consiste en que a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga. Nosotros pedimos el voto para salir todos juntos”.

“Un gran país que está pasando dificultades, pero que es un gran país, un país que ha hecho muchas cosas y que por eso merece la confianza del mundo”

Ante las más de diez mil personas que han asistido esta mañana al mitin central de Valencia, el cabeza de cartel socialista tuvo palabras de aliento y compromiso hacia quienes peor lo están pasando como consecuencia de la crisis, pero también reiteró la confianza del PSOE en España. “España ha hecho muchas cosas. Es verdad que vivimos un momento difícil, complicado. La gente lo está pasando muy mal. Hay gente que lo está pasando peor que mal. Pero tenemos que mirar en perspectiva, mirar hacia atrás y hacia delante. Y si miramos hacia atrás vemos que hemos hecho muchas cosas en treinta años. Que España es un gran país, que está pasando dificultades, pero es un gran país. Que es un país que ha hecho muchas cosas y que por eso merece la confianza del mundo. La merece por lo que hemos hecho”, aseveró.

“Y además me permite compararme con Rajoy, para decir que tampoco en eso somos iguales: a mí me nombró Felipe; y a él, Aznar”

El candidato animó a los militantes a “dar la cara” y explicar “lo que hemos hecho bien y menos bien”, a comprometerse en suma para dar cuenta del programa socialista, “y veréis cómo cambian las encuestas”. Y para esa labor explicativa de lo que se ha hecho y de las propuestas del PSOE, Rubalcaba volvió a estar acompañado en Valencia por el expresidente Felipe González, para quien el candidato tuvo palabras de elogio. Ante los ataques que recibe por la presencia de González en la campaña, Rubalcaba indicó que el exjefe del Ejecutivo “es un lujo”. “Y además me permite compararme con Rajoy, para decir que tampoco en eso somos iguales: a mí me nombró Felipe; y a él, Aznar”, añadió.

Pérez Rubalcaba salió de nuevo al paso de quienes dicen que entre la derecha y la izquierda no hay diferencia. Como botón de muestra, trajo a colación la ejecutoria de los gobiernos socialistas de González y Zapatero para construir un estado social y ampliar los derechos sociales, pues “el Estado social tiene un nombre, Partido Socialista, y dos apellidos, Obrero Español”. Todas las leyes que han ampliado derechos sociales, ahondó, llevan la marca del PSOE y el PP nunca votó “ni una”.

La labor de la oposición socialista ante un PP “que de tanto buscar las facturas de los trajes se olvidó de Valencia”

El líder socialista subrayó que tampoco los ocho años de Aznar han sido iguales que los de Zapatero en cuanto a avances sociales, porque “ni nos inspiran los mismos valores ni hemos hecho lo mismo” y el PP no hizo “ni una ley social”. Y tampoco son las mismas las políticas que se aplican en las comunidades conservadoras y socialistas. Confrontó los recortes del Ejecutivo popular valenciano con la defensa de la sanidad pública de la administración socialista en Andalucía. Y sin olvidar que estaba en una comunidad afectada por la corrupción del caso Gürtel, Rubalcaba defendió la labor de la oposición socialista ante un PP “que de tanto buscar las facturas de los trajes se olvidó de Valencia”.

El aspirante a la Presidencia señaló que el mundo afronta una nueva era basada en el conocimiento, y este nuevo tiempo representa una gran oportunidad para la izquierda y los valores que la alientan. Rubalcaba cree que el cambio que significan los nuevos tiempos “lo tiene que pilotar la izquierda” y no una derecha “que siempre ha mirado hacia atrás”. Rubalcaba concluyó su intervención animando a los militantes valencianos a defender durante estos quince días los valores del PSOE, para poner de manifiesto una vez más que de esta crisis se puede salir “con todos o con solo unos pocos, con más solidaridad o con egoísmo social”.

“El modelo que quiero, y por eso apoyo a Rubalcaba, es el de una economía altamente competitiva que genere empleo creciendo, y que redistribuya el excedente para mantener nuestra inversión en capital humano, salud y educación”

GONZÁLEZ

Por su parte, el expresidente del Gobierno Felipe González ha afirmado que está “a disposición” de Rubalcaba, porque es el único político de nuestro país que comprende la crisis, que ha entendido que ésta tiene una dimensión española y otra europea y global, y por ello, el único capaz de afrontarla con garantías, y de ir a Bruselas a “plantear la necesidad de recuperar el crecimiento y el empleo”, y defender sus propuestas. Y ha pedido a los asistentes que miren al Atlántico, a lo que está pasando con Portugal, un país con un jefe de gobierno que es incapaz de defender los intereses de su país y se limita a decir “sí, señora Merkel”, tal y como haría Rajoy si fuera presidente.

“El modelo que quiero, y por eso apoyo a Rubalcaba, es el de una economía altamente competitiva que genere empleo creciendo, y que redistribuya el excedente para mantener nuestra inversión en capital humano, salud y educación”, ha afirmado González, que ha explicado que él habla de inversión en esos ámbitos, y no de gasto, como hace la derecha, porque “nuestra riqueza es la gente, la capacidad creativa. Nuestro único recurso es el recurso humano, y no lo podemos despilfarrar”, y “esta derecha nos propone darle fuego a la educación pública y la sanidad pública”, que para el expresidente es como si un país con recursos petrolíferos prendiera fuego a sus pozos de petróleo, a su principal fuente de riqueza.

Para González la derecha no se ha enterado “de los desafíos que tiene España, que tiene Europa y que tiene el mundo”, y ha afirmado que si él es el pasado, “Rajoy es futuro pluscuamperfecto”. El expresidente ha asegurado no saber a qué se refiere el PP cuando hablan de futuro, porque cuando ve la campaña que están haciendo “hay algo que se parece a por el cambio del 82”, pero “no es lo mismo”, porque “el cambio que proponen es una utopía regresiva, no del siglo XXI, del siglo XIX”.

"En ocho años el PP no ha apoyado ni una sola ley que ampliara derechos sociales"
Comentarios