viernes 25/9/20
"VERGüENZA LA REESTRUCTURACIóN DEL SECTOR PúBLICO"

“En Madrid, los hombres de negro de la ‘troika’ son Beteta, Montoro y Rajoy”, señala Lissavetzky

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, considera una “auténtica vergüenza” que el Gobierno municipal haya aprobado hoy la reestructuración del sector público del Ayuntamiento y, en concreto, de las empresas municipales sin haberse sentado con los sindicatos ni haber informado a la oposición.

Jaime Lissavetzky en la Feria del Libro
Jaime Lissavetzky en la Feria del Libro

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, considera una “auténtica vergüenza” que el Gobierno municipal haya aprobado hoy la reestructuración del sector público del Ayuntamiento y, en concreto, de las empresas municipales sin haberse sentado con los sindicatos ni haber informado a la oposición. De hecho, ha recordado, la regidora no respondió sobre los detalles de la reestructuración cuando el portavoz del PSOE la inquirió sobre el asunto en uno de los pleno del Consistorio y tampoco avanzó absolutamente nada durante el Debate sobre el Estado de la Ciudad, celebrado el pasado viernes. “Es vergonzoso desde el punto de vista democrático y una falta de respeto a los madrileños”, apunta Lissavetzky.

Lissavetzky: “El PSOE estará del lado de los sindicatos y la ciudadanía”

El portavoz, que ha visitado esta mañana la Feria del Libro junto a la concejala Ana García  D’Atri, ha subrayado que el PSOE estará en este asunto, “como en todos”, del lado de los sindicatos y de la ciudadanía. En su opinión, abordar un tema tan “trascendental” requiere la convocatoria de un pleno monográfico. “Si Ana Botella no comparece a petición propia, pediremos un pleno extraordinario”, ha anunciado el concejal.

Lissavetzky ha expresado sus dudas sobre la reestructuración aprobada esta mañana, por la que se fusionan tres empresas municipales: Madrid Espacios y Congresos (MADRIDEC); Madrid Arte y Cultura SA (MACSA); y Madrid Visitors Conventions & Bureau. El portavoz ha recordado que la primera, MADRIDEC, es una “invención elaborada por Gallardón y Botella” que ha pasado de tener superávit a “centrifugar la deuda” contraída por el equipo de Gobierno: además de gestionar espacios y congresos, la empresa ha acabado metida en cuestiones inmobiliarias, MercaMadrid o instalaciones deportivas. Todo ello, ha añadido, sin olvidar la responsabilidad de sus gestores en la tragedia del pabellón Madrid Arena.

MADRIDEC, con la nueva estructura, desparece, después de haber despedido ya a 22 de sus trabajadores. “¿Qué pasará con el resto de empleados?”, se pregunta Lissavetzky, quien también ha recordado el intento de ERE, frustrado por los sindicatos, en MACSA o la situación de “sueño de los justos” que atraviesa Madrid Visitors. 

Por otro lado, Botella también ha anunciado cambios en la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo que, según el portavoz socialista, parece estar consagrada a vender suelo para hacer caja en un momento de precios a la baja en lugar de realizar la función social de favorecer el acceso a la vivienda que tiene encomendada.

Deciden los externos

Expone Lissavetzky que estas reestructuraciones son fruto de informes realizados por auditorías externas y, en este sentido, se pregunta por qué ha optado por no contar con el personal del Ayuntamiento para realizar las valoraciones. “¿Cuánto dinero se ha gastado en estos informes?”, pregunta el concejal. Y añade: “¿Por qué dejan en manos privadas decisiones claves para la ciudad?”.

“Botella debe saber que no es un contable con manguitos sino la alcaldesa de todos los madrileños, y que sus políticas de austeridad son ya políticas de austericídio”, ha indicado el concejal socialista, quien considera que el Consistorio está, de facto, intervenido: “En Madrid, los hombres de negro existen. La troika la componen Beteta, Montoro y Rajoy”.

“Le animamos a que organice cosas. La Feria, tan importante para el sector y para los comercios de alrededor, no tiene ningún apoyo desde el Consistorio”, ha concluido

Feria del Libro

Como es tradición, Lissavetzky ha visitado esta mañana la Feria del Libro, donde ha aprovechado para repasar el estado de las bibliotecas en la capital. En su opinión, “en este caso, las cifras tapan a las letras”: faltan bibliotecas, las dos que se han abierto este año lo han hecho con un retraso “que solo puede contarse en años geológicos” y parece no destinarse fondos para dotar a las bibliotecas de libros: “Del exiguo presupuesto dedicado a este asunto en 2012, 250.000 euros para todas las bibliotecas, el equipo de Ana Botella decidió no gastar un 10%. En lo que llevamos de año ha invertido cero euros”, ha resumido.

Considera Lissavetzky que el Consistorio debería apoyar más a un sector, el del libro, que genera puestos de trabajo y que tiene una importante presencia en Madrid. De nuevo, el portavoz del PSOE apela a que Ana Botella ejerza un papel de mediadora para, entre otras cuestiones, lograr que el Gobierno nacional rebaje el impuesto del 21% de IVA que grava a los libros electrónicos. También solicita a la alcaldesa más iniciativas en la Feria del Libro: “Le animamos a que organice cosas. La Feria, tan importante para el sector y para los comercios de alrededor, no tiene ningún apoyo desde el Consistorio”, ha concluido.

“En Madrid, los hombres de negro de la ‘troika’ son Beteta, Montoro y Rajoy”, señala...
Comentarios