#TEMP
lunes. 27.06.2022

"Debemos estar como siempre, unidos en torno a nuestro Gobierno y nuestro partido"

Gregorio Peces-Barba fue uno de los protagonistas de la jornada del PSOE para celebrar los '100 años de los socialistas en el Parlamento'. El acto, en el que se reivindicó el legado de Pablo Iglesias, sirvió para el reencuentro de viejas glorias y para reivindicar la "lealtad" a Zapatero.
NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO 10.06.2010

Cerca de 800 invitados acudieron este jueves al Congreso de los Diputados al acto de homenaje a los ‘100 años de los socialistas en el Parlamento’ en torno a la figura de Pablo Iglesias, fundador del PSOE y primer diputado de este partido cuya acta de entrada en el edificio de la Carrera de San Jerónimo se firmó el 10 de junio de 1910.

La jornada, a la que darán cierre por la tarde José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González, se abrió con las intervenciones del que fuera primer portavoz del Grupo en la etapa democrática Alfonso Guerra; de Gregorio Peces-Barba, primer portavoz parlamentario; José Bono, actual presidente de la Cámara baja; y el actual portavoz, José Antonio Alonso.

Fue una mañana de reencuentros entre viejas glorias del socialismo español. Quince ex ministros, entre los que se pudo ver a José Luis Corcuera, Carlos Solchaga, José Barrinuevo, Narcís Serra, Virgilio Zapatero o Javier Moscoso, acudieron al evento celebrado en la conocida como ‘sala de columnas’, la actual Ernest Lluch. El secretario del Grupo, Eduardo Madina actuó de maestro de ceremonias ante diputados, senadores y europarlamentarios, y otros actuales ministros como José Blanco o Alfredo Pérez Rubalcaba. También acudieron el ex presidente del Congreso, Manuel Marín, y ex ministros de la etapa Zapatero como Javier Caldera o Juan Fernando López Aguilar. La ex diputada Cristina Almeida tampoco se quiso perder el sarao invitada por la dirección del Grupo.

De todos, el discurso que más aplausos arrancó fue el de Alfonso Guerra. El actual presidente de la Comisión Constitucional del Congreso no aludió en ningún momento al Gobierno o a Zapatero y centró su discurso en la figura de Pablo Iglesias al que calificó como un líder “rebelde”, “radical”, “revolucionario”, “enérgico” y “tenaz”, además de destacar su perfil “laico, europeísta e internacionalista”. El ex vicepresidente del Gobierno también destacó los dos conceptos identitarios más importantes del socialismo: la igualdad y la libertad.

En tono más académico pero no exento de mensajes políticos, Gregorio Peces-Barba –quien también glosó la figura de Pablo Iglesias como “líder obrerista”- quiso echar un capote en el peor momento del Gobierno de Zapatero: “Debemos estar como siempre, unidos en torno a nuestro Gobierno y nuestro partido”, dijo después de afirmar su “orgullo” por ser socialista “en horas complicadas y de crisis económica”.

El acto rendía homenaje a cien años de parlamentarismo socialista por el que han pasado 1.551 “voces”, las “voces de Pablo Iglesias” lema que se ilustró con un gran retrato del padre del PSOE conformado con pequeñas fotografías en blanco y negro de parlamentarios socialistas de todas las épocas. El PSOE ha dado cuatro presidentes del Gobierno (los dos primeros Francisco Largo Caballero y Juan Negrín), cinco presidentes del Congreso y tres presidentes del Senado. Así se ocupó de recordar Madina que habló de un “día para el reencuentro y la puesta en valor de lo que somos: la primera fuerza política del país”.

Bono también quiso reivindicar ese legado histórico de Pablo Iglesias al que calificó de “gigante” y del PSOE, cuya historia –dijo- “es indisociable de la historia de España”. Pero quien más aludió a la necesidad de cerrar filas en torno al actual Gobierno fue el portavoz parlamentario José Antonio Alonso que recordó que el Grupo Socialista “está para apoyar al Gobierno al que le debe una lealtad indiscutible” y criticó la posición del PP y de sus líderes (Aznar y Rajoy) antes de lanzar un mensaje de optimismo: “Hay futuro” afirmó, optimismo que cundió en muchos de los asistentes, como un diputado que alabó la concurrencia al acto: “Somos un ejército”, dijo con entusiasmo.

La celebración prosiguió con una comida en las mismas dependencias del Congreso a la que asistió Felipe González y buena parte de los actuales cargos del Gobierno y del PSOE, entre ellos la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega y la secretaria de Organización, Leire Pajín.

"Debemos estar como siempre, unidos en torno a nuestro Gobierno y nuestro partido"
Comentarios