miércoles 16.10.2019
AGUIRRE SIGUE ANIMANDO LA PRECAMPAÑA

“A mí me regalan cerezas, y las monjas, pastas”

La presidenta madrileña asegura que de haber sido Camps ella sí que se hubiera pagado sus trajes y afirma sin reparos que en sus listas hay imputados pero lo están por "tonterías" y no por "enriquecerse".

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha señalado que si a ella le hubiera pasado con las facturas de los trajes lo que le ocurrió al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, las habría pagado "y ya está", dado el "follón" que se ha montado, pero ha precisado que "cada uno es cada uno".

"Si se organiza este follón, yo lo hubiera hecho...""Si se organiza este follón, yo lo hubiera hecho...", ha señalado tras ser preguntada si se hubiese limitado a pagar las facturas si no las hubiera encontrado. Así, ha añadido que si ella no tiene "ni idea" de dónde está esa factura, hubiese preguntado "qué se debe" para pagar "y ya está".

En una entrevista concedida a Antena 3, Aguirre ha considerado que ella hubiera abonado las facturas "pero cada uno aquí es cada uno". En este sentido, ha recordado que cuando ella estudiaba Derecho no existía el delito de cohecho impropio pero sí el de cohecho, y que lo mismo ella, como presidenta, está incurriendo en él.

Así, ha explicado: "El delito de cohecho es cuando aceptas, siendo un cargo público, un regalo o dádiva a cambio de un acto. En tiempos míos ese acto podía ser lícito, no tenía que ser ilícito, pero han inventado este delito que yo desconocía; no sé si incurro en él porque a mí me regalan cerezas, y las monjas, pastas".

La presidenta madrileña ha vuelto a diferenciar entre los tipos de imputaciones, y ha señalado que, a su juicio, Camps no se ha enriquecido con la política. "Nadie le ha acusado sobre eso y hay que distinguir cuando se imputa (a alguien) y no tiene que ver con su enriquecimiento personal", ha añadido.

Preguntada por si ella llevaría a Camps en sus listas para las próximas elecciones, Aguirre ha eludido la respuesta señalando que no está en su Comunidad, y que probablemente si estuviera, entonces "a lo mejor" ella no estaría, por lo que ha afirmado que no puede opinar al respecto.

También ha asegurado que sus declaraciones sobre los imputados en el Gürtel no perseguían la intención que algunos medios de comunicación han reflejado, y ha añadido que ella no ha querido afear nada al presidente del PP, Mariano Rajoy.

Rajoy le dijo: "Esperanza, te quiero un huevo"De hecho, preguntada por si se siente querida y apoyada plenamente por Rajoy, ha afirmado que sí y ha recordado un capítulo de sus vidas, cuando ganó las segundas elecciones en octubre de 2003 y Rajoy, que todavía era secretario general del PP, le dijo: "Esperanza, te quiero un huevo". "Espero que me pueda seguir queriendo porque vuelva a ganar otra vez ahora", ha apostillado.

Aguirre también ha reconocido que en las listas con las que su formación se presenta a las próximas elecciones del 22 de mayo hay imputados pero ha matizado que lo están por "tonterías" y no por "enriquecerse".

"En mis listas hay gente que está imputada pero por tonterías, no por acusaciones", ha señalado la presidenta madrileña tras la polémica surgida a raíz de sus declaraciones acerca de los imputados por la trama Gürtel.

"No presumí de no tener imputados", ha continuado Aguirre, que ha recordado que hace dos semanas, cuando presentó la lista con los candidatos a las alcaldías, lo que hizo "fue pedir disculpas a los ciudadanos pertenecientes a municipios donde ha habido alcaldes que han tenido que dimitir como consecuencia de una imputación en el caso Gürtel".

"En mis listas hay gente que está imputada pero por tonterías, no por acusaciones"En su opinión, eso no quiere decir que no les conceda "la presunción de inocencia en lo penal" y ha insistido en que cuando un juez entiende o hay sospecha de que alguien ha utilizado su cargo para enriquecerse, "hay que exigirle responsabilidad política". "Por esa razón, nada menos que 9 personas en Madrid han dimitido, han sido cesadas", ha apostillado.

Para la presidenta madrileña, esta opinión sobre las sospechas de los jueces y las responsabilidades políticas vale para todas las comunidades autónomas pero ha matizado que no todas las imputaciones son iguales y que hay que diferenciarlas de las que son acusaciones por enriquecimiento.

"La imputación ahora puede ser una garantía procesal para que uno vaya a declarar con abogado y hay alcaldes que les imputan porque rompieron una cerradura para entrar en una obra, cualquier cosa que no tiene que ver con su provecho personal", ha insistido.

“A mí me regalan cerezas, y las monjas, pastas”
Comentarios