<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 02.02.2023
RUTH PORTA

"Gallardón no es un buen gestor, gasta a manos llenas"

La número dos en la candidatura de Jaime Lissavetzky asegura que Gallardón "es la antítesis de un alcalde". También ironizá con la nueva sede del Ayuntamiento: "Como no alcanzó el Palacio de La Moncloa, pues se ha ido al Palacio de Cibeles".

Rut Porta regresa al Ayuntamiento de Madrid de la mano de Jaime Lissavetzky después de haber estado ocho años fuera. Deja de ser senadora y diputada autonómica para volver a la Plaza de la Villa. Lo hace -dice- "con muchas ganas y mucha pasión", aunque también resalta lo vivido en la Asamblea de Madrid y el Senado: "Ha sido una etapa magnífica", afirma.

Nuevatribuna.es | Las encuestas preelectorales reflejan que a lo sumo el PSOE ‘salvará los muebles’ en el Ayuntamiento de Madrid manteniendo el mismo número de ediles que en los anteriores comicios. ¿Qué expectativas electorales manejan?

Ruth Porta | Las encuestas son de hace meses. La última del CIS es de finales de marzo, principios de abril y eso te da ánimos, el pensar que ahora en campaña solo cabe remontar. A mi me gusta mirar las encuestas en la parte cualitativa y creo que Gallardón ha enseñado su auténtica cara a los madrileños y ya le conocen. Cada vez da mayor sensación de que sigue de paso por aquí, que le aburre mucho ser alcalde y que sus actuaciones van más encaminadas a otros fines que en servir a los madrileños, es un alcalde más para la ciudad que para los ciudadanos.

Cree que de ganar de nuevo Gallardón no acabará la legislatura y que nos podemos encontrar con que asumiera su cargo Ana Botella.

Creo que es una probabilidad enorme. Gallardón no ha sido precisamente un buen gestor porque gasta a manos llenas y ha gastado mucho más de lo que podía, también lo hizo en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento se ha agrandado el problema. Pero Ana Botella es una persona que no sé ni si sabe gastar y además no decir claramente en la campaña que existe esta posibilidad es un engaño para los ciudadanos.

Pero esto es algo de lo que no se habla…

Lo que hemos visto es que Ana Botella está muy oculta, tremendamente oculta… Es uno de los planes ocultos... (se ríe).

El debate electoral celebrado el lunes por la noche en Telemadrid entre Gallardón, Lissavetzky y Ángel Pérez fue de ‘guante blanco’. ¿No le parece que el PSOE debería ser más agresivo frente al PP en su estrategia electoral?

Creo que fue el debate de Jaime. Jaime es una persona serena que tiene las ideas muy claras, que no le gusta la agresividad y que a lo largo de toda su historia política y personal es un hombre con un talante tremendamente abierto. Y en el debate, Jaime, fue lo que es, un hombre honesto con sus amigos y con los demás, respetuoso, que tiene las ideas claras y que quiere ser alcalde pero quiere serlo gestionando con la gente.

¿Y cuál cree que fue el mensaje que le llegó a la ciudadanía de forma más clara?

Que él quiere una ciudad para los ciudadanos y no una ciudad muestrario. Que la ciudad no puede ser solo fotogénica, que no hay fotografía de una ciudad que sea bonita si no tiene ciudadanos. Y eso es lo que se ha olvidado en Madrid en los últimos años.

¿Esperaba usted que Gallardón asumiera como suyo el machacón discurso de Aguirre contra Zapatero? Lo digo porque en el debate introdujo el paro y la crisis económica en un intento por hacer de estas elecciones un plebiscito a Zapatero.

Está queriendo echar la culpa de sus problemas de deuda a otros. La única manera es esa y llega al absurdo de comparar la deuda de Madrid con la del Estado.

De hecho culpabilizó de parte de la deuda madrileña al Gobierno central.

Sí, lo cual es absolutamente ridículo. Porque él pretendía lanzar que es un problema de financiación de los entes locales. Todos los ayuntamientos tienen ese problema y el de Madrid es el más endeudado de España pero además con muchísima diferencia. Los madrileños debemos por razón del Ayuntamiento tres veces más de lo que deben los barceloneses, por comparar cosas comparables. Además, el ayuntamiento de Madrid se dota de los ingresos del Estado, casi el 28% de sus ingresos vienen de los Presupuestos Generales del Estado. Es muy absurdo y una excusa ridícula en la medida en que del endeudamiento solo tiene la culpa él. Está gastando seis euros e ingresa solo cinco y eso lo sabe desde hace muchos años. Ha hecho una huída hacia delante y luego ha querido que los demás le solucionemos los problemas. Cualquier familia en su economía cotidiana sabe que eso acaba en la ruina, y la verdad es que tenemos una situación tremendamente crítica como consecuencia de esta gestión.

Precisamente una de las promesas que ha hecho Lissavetzky es reducir la deuda a la mitad.

No cabe otro remedio. En estos momentos se habla del problema de paro y Gallardón, su propio concejal de Hacienda, ha reconocido que les debe a sus proveedores 900 millones de euros. Si las empresas no cobran (y no son solo las grandes empresas sino también los pequeños proveedores que llevan más de 9 meses o 10 meses sin cobrar) pues no pueden pagar a sus empleados, los despiden y esto es un desastre. Lo más urgente ahora mismo es sanear las cuentas públicas y para eso se pueden quitar muchos gastos suntuarios porque Gallardón no solo ha gastado en inversión, sino también en comprar en los sitios más caros.

Además, es un pozo sin fondo, porque los intereses que genera a diario la deuda son desorbitados.

La deuda nos cuesta 879 millones al año de amortización y de intereses mientras todos los servicios sociales cuestan 378 millones.

En el debate en telemadrid, Gallardón reprochó a Lissavetzky su intención de volver a trasladar la sede del ayuntamiento a la Plaza de la Villa mientras que Trinidad Jiménez respaldó este proyecto. ¿A qué se debe ese cambio de opinión en su partido?

Primero, los tiempos son distintos. Segundo nadie dijo que se iba a gastar 510 millones de euros en esa obra y con los tiempos que corren. La obra se hizo en un momento donde el endeudamiento del Ayuntamiento ya estaba por las nubes. Eso es falaz. En tiempos de crisis es fundamental que los políticos den ejemplo y no es normal que estos momentos, cuando se están reduciendo las políticas de empleo y todo el gasto social, que el alcalde viva en un palacio y en un despacho palaciego, no solo él sino muchísimos concejales.

Entonces, ¿si gana Lissavetzky regresará el ayuntamiento a la Plaza de la Villa?

Sí. Además, Madrid es Villa y Corte. (ironiza)

Hablando de Trinidad Jiménez, usted se posicionó a su favor en las primarias socialistas. ¿Cuál es el estado de sus relaciones con el secretario general de su partido?

Apoyándole para que sea presidente de la Comunidad de Madrid.

Han recuperado un poco la sintonía perdida, por el tema de las Primarias básicamente.

Los socialistas cuando nos ponemos en campaña nos ponemos en campaña. Él ganó y es nuestro candidato.

Gallardón presume de Madrid Río, de los kilómetros de metro, de haber conseguido atraer a un gran número de turistas... Pero, ¿cuáles han sido a su juicio sus principales incumplimientos? En suma, ¿cómo describiría el Madrid de Gallardón?

El Madrid de Gallardón es un Madrid de muchas obras, muchos túneles, donde se entierra todo, se entierra el alma de Madrid. Gallardón ha concentrado todo en la zona sobre la que tiene vista su despacho y que es la única en al que se mueve. Pero Madrid tiene muchos barrios y queremos que todos los barrios de Madrid tengan su calle mayor, tengan su zona comercial y tengan su vida. Porque si hay algo que caracteriza a Madrid es la vida de barrio y ahora hay muchísimos madrileños que para hacer la mínima compra tienen que desplazarse porque todo se ha concentrado en torno a lo que Gallardón entiende por Madrid, simplemente la almendra central, ni siquiera la almendra central, las cuatro calles –insisto- que se ven desde su despacho.

¿Cómo están los barrios madrileños?, ¿qué necesitan?

Están muy deteriorados. Madrid es una ciudad enorme con distritos de más de 200.000 habitantes. Son ciudades en sí mismas y no tienen vida de ciudad ni tienen la atención como ciudadanos. A nosotros nos interesa muchísimo el diseño de la ciudad y tenemos muchas ofertas al respecto porque creemos que eso es trascendental pero el diseño de una ciudad no es solamente una maqueta donde se perciben los parques y los monumentos y las calles, el diseño de una ciudad es donde también se vea a personas.

Hablemos ahora de la Comunidad. ¿Cree que Tomás Gómez tiene posibilidades de desbancar a Esperanza Aguirre?

Esperanza Aguirre está sufriendo un desgaste impresionante y en el debate (Telemadrid) quedó claro que le dio un buen repaso a sus deficiencias y dejó evidenciada una diferencia de modelo clarísimo. Creo que Aguirre se ha relajado. Tiene la confianza absoluta de que haga lo que haga gana y eso es malo porque cuando un político se relaja suele abusar. Ella está abusando mucho de la destrucción de los servicios públicos y de la entrega de los servicios públicos a intereses privados y ese deterioro ya se está viendo. Estoy convencida que hay muchísima gente que sabe que se es más libre cuanto más igual se es, si no la libertad también va por tramos.

Uno de los ejes centrales de los socialistas en la Comunidad de Madrid están siendo las políticas privatizadoras de Esperanza Aguirre. Este martes se celebró en Madrid una manifestación en protesta por la privatización del Canal de Isabel II. Los nuevos hospitales piden más dinero… De revalidar su mandato, ¿cuál será el panorama de los servicios públicos en la comunidad?

Estamos en una senda que se inició ya hace años de absoluta destrucción de los servicios públicos. Desmantelar es más fácil que construir y poco a poco se va desmantelando. Lo que se está diciendo en la educación es el mayor peligro para que la gente no sea igual a la hora de poder acceder a la educación y si no se es igual a la hora de acceder a la educación se acaban generando enormes desequilibrios sociales y una profunda diferencia entre unas clases y otras y eso es un drama. Aquí el problema no es que haya o no concertadas (de hecho los conciertos los inventamos nosotros), el tema es que todos los colegios tienen que ser de excelencia. Si todos los colegios son excelentes y hablo también de los públicos, nadie tendrá necesidad de ir a buscar otra cosa. El hecho de pensar que se tiene que ir a buscar otra cosa es porque se sabe que se está deteriorando a propósito la educación pública.

Una de las críticas de los socialistas en la legislatura ha sido que Aguirre ha beneficiado mucho a la escuela privada y concertada en detrimento de la pública.

Ha establecido una deducción en el IRPF por el colegio privado con lo cual es espectacular. Mientras nosotros pagamos con los impuestos toda la educación pública, a los que van a la privada les reducen los impuestos, es brutal.

¿Y qué sorpresas nos tiene preparadas para el día después de las elecciones? Ustedes hablan de ‘agenda oculta’.

Entramos en la última fase para el desmantelamiento total de los servicios públicos. Y la siguiente fase es que dejen de ser universales y gratuitos. Pasamos a tener servicios de beneficencia y a servicios de excelencia en el campo privado pagado evidentemente con fondos públicos porque eso tendrá que subvencionarse. Ese es el objetivo, volvemos al sistema de la beneficencia y a la diferencia entre unos ciudadanos y otros.

¿Qué le parece la televisión pública madrileña?

Es un auténtico escándalo, una vergüenza nacional, un ejemplo de lo que no se puede hacer. Es clarísimamente una apropiación indebida de un bien público. Porque Telemadrid es de todos y  lo pagamos todos y además mucho porque tiene un déficit espectacular y como consecuencia de esa gestión se ha perdido muchísima audiencia. Porque claro, ¿quién va a querer ver eso? Mejor poner la televisión en Internet del PP, por lo menos no te engañan con el nombre de una televisión pública. Es un escándalo, porque es un bien de todos apropiado por un partido político. En ese medio público no está garantizada la libertad de expresión.

¿Hablaba antes del desgaste de Aguirre ¿Cree que en el caso de Aguirre se notará más el desgaste en los resultados que arrojen las urnas que en el caso de Gallardón?

Creo que Gallardón cada vez es más conocido por la ciudadanía y en esta última etapa la gente ha constatado que gestiona mal, que gasta mucho y que encima les rasca los bolsillos para gastar. Es decir, todos decimos, esto está muy bonito, donde vengo a pasear este domingo pero, ¿a costa de qué? Saben que se les ha subido desmesuradamente e injustamente los impuestos. No estamos en contra de los impuestos, consideramos que lo que es injusto es que los madrileños estén soportando lo que están soportando simplemente por una mala gestión y saben que se inventa infracciones con tal de multarles y recaudar. Eso no hay quien lo soporte y en ese sentido creo que una parte importante de su imagen ha quedado tremendamente deteriorada; aparte de ser un hombre absolutamente distante de la ciudadanía, es la antítesis de un alcalde. Él concibe esto como un tema absolutamente presidencialista. Como alcanza el Palacio de La Moncloa pues se ha ido al Palacio de Cibeles.

¿Y cree que esa idea sigue estando en su cabeza?

Gallardón no sueña otra cosa y además se le nota, aunque ahora menos, porque le salió tan mal la última…

Por último, ¿Pactará el PSOE con IU en caso de que el PP pierda la mayoría absoluta?

Nosotros somos un partido ganador y nos planteamos las campañas para ganar las elecciones y ganarlas hoy. Lo que venga después ya vendrá.

DESTACADOS

"Gallardón es un alcalde más para la ciudad que para los ciudadanos, es la antítesis de un alcalde"

"Como alcanza el Palacio de La Moncloa pues se ha ido al Palacio de Cibeles"

"Lo que hemos visto es que Ana Botella está muy oculta, tremendamente oculta…"

"El Madrid de Gallardón es un Madrid de muchas obras, muchos túneles, donde se entierra todo, se entierra el alma de Madrid"

"Si hay algo que caracteriza a Madrid es la vida de barrio"

"Jaime Lissavetzky es una persona serena que tiene las ideas muy claras"

"Jaime quiere una ciudad para los ciudadanos y no una ciudad muestrario"

"Como consecuencia de la gestión de Gallardón, tenemos una situación tremendamente crítica"

"Lo más urgente ahora mismo es sanear las cuentas públicas"

"La deuda nos cuesta 879 millones al año mientras todos los servicios sociales cuestan 378 millones"

"Siempre he estado muy vinculada a la vida municipal"

"Ahora, en campaña, sólo cabe remontar respecto a los resultados de las encuestas"

"Tomás Gómez ganó y es nuestro candidato"

"Esperanza Aguirre tiene la confianza absoluta de que haga lo que haga gana y eso es malo

"Hay muchísima gente que sabe que se es más libre cuanto más igual se es, si no la libertad también va por tramos"

"Estamos en una senda que se inició ya hace años de absoluta destrucción de los servicios públicos""

"La siguiente fase del desmantelamiento total de los servicios públicos es que dejen de ser universales y gratuitos"

"Con Aguirre volvemos al sistema de la beneficencia"

"Antes que ver Telemadrid, mejor poner la televisión en Internet del PP, por lo menos no te engañan"

"La televisión pública madrileña es un bien de todos apropiado por un partido político"

"En Telemadrid no está garantizada la libertad de expresión"

"Gallardón no es un buen gestor, gasta a manos llenas"
Comentarios