<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 03.10.2022
JESÚS CALDERA

"El discurso del candidato Rubalcaba tiene esencias socialdemócratas puras"

El coordinador del programa electoral del PSOE reprocha al PP su "irresponsabilidad" ante la crisis y advierte de que "para gobernar hace falta merecerlo". En alusión al editorial publicado la semana pasada en el diario El País, considera que a Zapatero se le está juzgando "muy injustamente".

Nuevatribuna.es | Isabel G. Caballero | Como coordinador del programa electoral del PSOE, imagino que el principal objetivo que se plantea su partido es recuperar a ese electorado descontento con la gestión de Zapatero por la crisis económica. Casi un millón de ciudadanos de izquierdas que bien decidieron quedarse en casa y no votar, o bien optaron por otras opciones minoritarias.

Jesús Caldera | Sabemos que la situación es difícil para todos. Hay una tendencia inexorable, que todos los partidos que están en el gobierno en Europa en situación de crisis tienen malos resultados electorales. ¿Eso es inmutable? Por supuesto que no. Entonces, ¿cuál es el objetivo del PSOE?, ganar, porque somos un partido competitivo. Es muy difícil, sí, lo sabemos. Somos un partido que hemos sabido adaptarnos a las circunstancias, un partido reformista, que no se deja llevar por lo fácil, sino que en cada momento propone proyectos de fondo que es lo que estamos haciendo. Eso no se verá en el campo de la derecha. La situación es difícil y viene por una grave crisis que estrecha nuestro campo de acción, una crisis que se produce por la exaltación de unos valores que son conservadores, ese es el origen de la crisis y no vamos a renunciar a la defensa de esos principios porque estamos protegiendo a la ciudadanía de esa situación. La salida de la crisis tiene que basarse en valores de corte progresista porque si no, no habrá futuro. La primera emergencia es el empleo, pero para que haya empleo tiene que haber un cambio de modelo productivo que ya está en marcha, y hay que romper muchos privilegios y muchos oligopolios y tomar medidas arriesgadas y difíciles respetando el principio de igualdad -las sociedades que mejor funcionan son las que han repartido mejor sus recursos-. Este es un discurso muy de fondo, un proyecto que no se escucha en la otra parte que, parece pensar que la corriente le arrastra o le lleva hacia el poder, que caerá en sus manos como fruta madura. Pero para gobernar hay que merecerlo por eso no está todo perdido. En esa línea, aspiramos a recuperar todo el voto que se ha perdido. Aquí no hay ningún giro, hay un giro hacia la ciudadanía, una aproximación de pegar más el oído y escuchar mejor, con mayor nitidez lo que piensan los ciudadanos.

Se refiere a ese ‘giro a la izquierda’ que fue la lectura generalizada que se dio al discurso de Rubalcaba tras ser proclamado candidato.

"El PSOE aspira a recuperar todo el voto perdido"Es un discurso socialdemócrata. A mi me gustó mucho porque tiene esencias socialdemócratas puras. Hay es un esfuerzo por definir un proyecto mucho más coherente con las necesidades de futuro porque si no, no habrá futuro. O se produce el cambio en estas pautas que estamos indicando o difícilmente la actividad económica puede generar el empleo suficiente en el futuro y el bienestar que necesitamos. Nosotros entendemos que haya desorientación, preocupación, cómo no lo va a haber. Cuando en un país, en muy poco tiempo se incrementa el desempleo en la manera en que lo ha hecho, cuando se ven los abusos que han cometido los mercados, la especulación que han desatado, el aprovechamiento de la misma y cómo quien paga esas consecuencias son quienes no han participado de esas acciones, es lógico que haya dudas y temores y que se dude de que la política sirva para corregir y poner coto a esos desmanes, es lógico, pero sí sirve. Se va a ver con decisiones muy difíciles -ya las hemos tomado en esta legislatura-, muy difíciles, pero indispensables, no por la crisis sino por el cambio de modelo y ahora se verá que la política puede, poniendo una tasa o impuesto a los bancos, volviendo a recuperar el impuesto de patrimonio para las grandes fortunas, repartiendo mejor los costes de la crisis, buscando una salida social de la misma, haciendo unas instituciones mucho más transparentes y directas, ese es el meollo de lo que ha planteado Rubalcaba y creo que es todo un proyecto de futuro y por lo tanto merece la pena combatir por él. Los resultados, ya veremos, vamos a dar la batalla hasta el ultimo segundo porque si a la crisis nos ha llevado la aplicación de una regla que es la del individualismo agresivo, la del self-interest (busca tu interés) y vamos a un mundo en que habrá mas riesgos y menos recursos, es evidente que, o reaccionas con solidaridad y ponemos encima de la mesa otros valores para gestionar la salida de esta crisis, o el futuro será mucho peor.

Estamos de acuerdo. Pero en estos momentos el PSOE está en una posición en la que por un lado se encuentra un PP inactivo, a la espera de ganar las elecciones prácticamente sin ningún esfuerzo y en el otro extremo movimientos de izquierda que van surgiendo y también el movimiento 15-M. ¿Teme el PSOE que un nuevo frente de izquierda que aglutine a varios colectivos muy críticos con las políticas que ha llevado a cabo Zapatero le reste apoyos electorales?

"En España tenemos una derecha muy conservadora pero sobre todo bastante irresponsable"Para nosotros lo importante es mantener el proyecto que estamos definiendo, que los ciudadanos vean coherencia, proximidad, sensibilidad. Cómo no vamos a estar preocupados, si quien está pagando la crisis es la base social que ha votado mayoritariamente a la izquierda. Es verdad que al mismo tiempo, frente a otras salidas en otros países hemos mantenido la protección social, se puede comparar con Inglaterra y con Portugal o Italia, las medidas que han puesto en marcha son bastantes más regresivas desde el punto de vista del reparto de los costes de la crisis. A nosotros lo que nos importa es mantener el rumbo, eso dará resultados. Tenemos una derecha en España muy conservadora pero sobre todo bastante irresponsable que piensa que todo está hecho y que dejándose llevar sin proponer nada, sencillamente apostando al empeoramiento de las condiciones objetivas para que eso perjudique a quien gobierna, piensan que eso les es bastante. Creo que es un error de fondo, les puede resultar a corto plazo pero a medio largo plazo no les dará. Y en el otro lado ¿qué tenemos? En este país la izquierda es más multi, es más plural, pero si miramos detenidamente los resultados de las elecciones del 22M no ha habido un crecimiento de voto a la izquierda del PSOE, ni mucho menos, ha sido muy pequeño, incluso es preocupante porque se sabe que el voto en la izquierda es móvil, comparte unos mismos valores y se mueve. Ha habido poco deslizamiento del voto a la izquierda, hay más abstención y por lo tanto hay que tocar a esas puertas de los que se han quedado en casa ofreciéndoles un proyecto de fondo que establezca comunión con esos principios. Sobre el 15M nosotros hemos intuido desde el principio la profundidad de este movimiento, primero desde el respeto y segundo desde la comprensión, no es un movimiento que vaya contra las instituciones, que sea antipolítico. Al contrario, creo que es un movimiento a favor de unas políticas distintas y ahí nos estamos esforzando. Hay cosas que se plantean, que no estamos de acuerdo pero otras sí y por tanto lo que hay que hacer es intentar canalizar y conseguir que en el plano práctico las demandas de reivindicaciones que formulan se lleven a la práctica.

¿Es decir que el programa del PSOE va a recoger reivindicaciones del 15M?

Ya lo ha dicho el propio Rubalcaba. Hay grandes líneas en las que coinciden y cuyas preocupaciones deben ser asumidas y recogidas, otras, no pero hay muchas que sí. Es un movimiento que quiere transparencia, lucha eficaz contra la corrupción, cambio del modelo electoral, en todo eso estamos de acuerdo. Y con el PSOE lo verán.

Una de sus principales reivindicaciones es la reforma electoral. Sin embargo, PSOE y PP se han pasado toda la legislatura vetando las iniciativas parlamentarias presentadas por IU en esta materia. Si no ha habido voluntad durante todo este tiempo, ¿qué ha cambiado ahora?

"Desde un principio hemos intuido la profundidad del movimiento 15-M"Sabemos que un cambio de fondo de modelo electoral exige consenso entre las grandes fuerzas políticas y no la ha habido. Hace mucho tiempo que nosotros venimos planteando la necesidad de un gran acuerdo sobre una mejor proporcionalidad del sistema y una relación más directa entre el elector y elegido. Hemos hablado del modelo alemán, hemos plateado la necesidad de reformar el Senado y no hemos tenido eco. Tenemos un sistema constitucional de muy difícil modificación. Seguramente si lo hiciéramos hoy no estableceríamos unas condiciones tan rígidas porque no hay que atarse las manos para siempre. Cuando en este caso el sistema electoral necesita un cambio y está constitucionalizado, su modificación es verdaderamente difícil pero todo es posible y si hacemos las cosas razonablemente y convencemos a la mayoría de la opinión pública es posible que podamos caminar por un cambio de fondo. Hay que hacerlo más directo entre el que elige y quien es su representante. Con el modelo actual funciona bastante bien en las pequeñas circunscripciones donde hay un gran conocimiento de quién es el parlamentario pero se puede mejorar. En la propuesta que haremos, que diseñaremos más a fondo para el programa electoral, se abren esas vías.

¿Entonces, el PSOE no descarta una reforma constitucional en este tema y en otros?

Es posible. Si la conferencia política se inclina por una reforma más a fondo exigirá un cambio constitucional: veremos a ver si hay consenso o no. Pero siempre tienes una segunda línea: ¿con el modelo actual se pueden mejorar esas grandes líneas?, sí, sin necesidad de cambio constitucional, la mejora y el avance es menor pero también se puede. Habría que elegir, pero quizá lo ideal sería un cambio de fondo.

Visto lo visto parece difícil que pueda haber consenso con el PP.

Vivimos en una democracia que es el régimen de opinión pública, no lo olvidemos, si hay cierto consenso social para hacer un cambio quien no escuche ese consenso tendrá que explicarlo ante los ciudadanos. Nosotros lo estamos escuchando y estamos prestos a ponerlo en marcha.

¿Cree que podría haber adelanto electoral dependiendo de la coyuntura económica?

"Zapatero hará lo que convenga al país"No lo sé, sinceramente, no me corresponde ni me compete y creo que es un debate que lleva a la melancolía, que se agota en sí mismo. Estamos hablando de 2 o 3 meses de diferencia, no le veo la razón existencial de tan profundo debate. Creo que las elecciones tienen que ser en marzo del año que viene, estamos a nueve meses y tal y como son los calendarios parlamentarios y lo que exige la Constitución como mínimo solo puede ser en noviembre, finales de octubre o marzo, la diferencia es pequeña. Aquí lo que interesa realmente es hacer las reformas que tenemos en marcha y es vital la situación financiera de la UE para los ciudadanos, gobierne quien gobierne. Eso es lo que debe importar ahora y como no me compete, tampoco me angustio en ello, el presidente decidirá en su momento. Lo que sí estoy seguro es que hará -porque le conozco bien- lo que convenga al país no lo que le convenga a él o al PSOE.

¿Cómo valora la gestión hecha por Zapatero en estos ocho años de gobierno? ¿Cree que se le está juzgando injustamente?

"El juicio que ha salido estos días en un diario que se dice de centro izquierda es muy duro y además injusto"Diría que ahora sí porque como todo, una gestión se debe ver en su conjunto y esta, como todas, tiene luces y sombras. Hubo una primera legislatura que fue universalmente reconocida de avance de los derechos sociales y de las libertades en España, lo que se hizo en países más avanzados en más tiempo, aquí se comprimió solo en cuatro años. Desde leyes como la de dependencia, de igualdad, de matrimonios entre homosexuales, decisiones como la retirada de las tropas de Irak, con un ensanchamiento de las fronteras de la democracia social muy amplio que se mantiene a pesar de la crisis. El que no tuviéramos una deuda pública muy elevada nos ha permitido mantener la protección social prácticamente intacta salvo algunas correcciones pero de menor cuantía como congelar una parte de las pensiones, una parte, no las mínimas, un año solo, este, que tampoco ha habido congelación porque como ha habido incremento por desviación de inflación el año anterior ha habido subida. En fin, no se puede considerar como el ‘mayor recorte social de la democracia’. Esa posición del PP es algo verdaderamente extravagante. Esto se hizo en aquella época y esta ha tocado lidiar con una crisis que nadie se esperaba ni por su profundidad ni por su contundencia y lo iremos viendo en el futuro, va incluso más allá de lo que ahora percibimos en su profundidad y gravedad. Esta es una de las crisis existenciales con las que se encuentra la humanidad de vez en cuando, en este caso todo un modelo económico que nos ha servido durante un siglo y que ya veremos si nos sirve para el futuro, creo que no. Por tanto, aquí estamos hablando de temas muy profundos, de mucho calado, y él ha puesto la cara. ¿Que se han cometido errores?, sí claro, ¿quién es capaz de sortear esta situación sin cometer errores?, pero en el fondo, ha mantenido la protección social, ha iniciado procesos de reforma difíciles, complejos, con valor, sabiendo que le iba a afectar a su imagen pública, creo que eso es de agradecer; y creo que el juicio que ha salido estos días en un diario [El País] que se dice de centro izquierda es muy duro y además injusto.

"El discurso del candidato Rubalcaba tiene esencias socialdemócratas puras"
Comentarios