#TEMP
domingo 29/5/22

Zapatero cree que la intervención de CCM tiene una "importancia relativa"

El presidente del Gobierno, por otra parte, ha dedicado el lunes a preparar la reunión del G-20 de Londres para lo que se ha reunido, entre otros, con el presidente del FMI, Dominique Strauss Kahn.
NUEVATRIBUNA.ES - 30.3.2009

José Luis Rodríguez Zapatero ha considerado que la intervención del Banco de España en la Caja Castilla-La Mancha (CCM) tiene una "importancia relativa" porque la entidad sólo representa el 0,8% de los activos de los bancos y cajas de ahorro españoles.

El presidente del Gobierno ha hecho esta declaración en una entrevista con la cadena CNN Internacional, en la que también ha señalado que la CCM no presentaba un problema de solvencia, aunque ha reconocido que "tenía riesgo" de "tener un problema" en "un plazo determinado".

DUPLICAR LOS FONDOS DEL FMI

Respecto a la crisis internacional que esta semana será tratada en la reunión del G-20 en Londres, Zapatero es partidario de que los recursos del FMI "al menos" se dupliquen. El asunto ha sido tratado en la reunión que este lunes han mantenido en La Moncloa el presidente del Gobierno y el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn. Se trata de uno de los temas centrales de la cita de Londres. Así figura en el borrador del comunicado que se emitirá al término de la cumbre y que está sujeto a cambios y modificaciones, un texto al que ha tenido acceso el diario Financial Times.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que para que el FMI pueda ayudar en un futuro a países con serias dificultades económicas, debe “al menos” duplicar sus recursos. El Fondo ha solicitado financiación adicional por importe de 250.000 millones de dólares y la Unión Europea ha anunciado recientemente una contribución de 75.000 millones de euros (unos 100.000 millones de dólares).

Zapatero y Strauss-Kahn han analizado los últimos datos y las previsiones sobre la evolución de la economía mundial, así como las propuestas que se llevarán a la reunión del G-20 el próximo 2 de abril para hacer frente a la crisis económica internacional y, en concreto, las reformas en la estructura institucional y de financiación del Fondo.

En este sentido, ambos coincidieron en que el FMI es un organismo esencial en la articulación de los instrumentos necesarios para superar la crisis financiera, por lo que el presidente español explicó a Strauss-Kahn las propuestas de España para reformar la estructura y el funcionamiento del FMI, y para dotarle de mayor legitimidad y efectividad, mediante una reforma de las cuotas, los votos y los procesos de selección de sus dirigentes, así como mediante una mayor implicación de los países emergentes y en desarrollo.

Por otro lado, el responsable del FMI explicó al presidente del Gobierno la reciente revisión a la baja de las previsiones de crecimiento de la economía mundial y pronosticó "con prudencia" que la recuperación económica podría asomar en los primeros meses del año 2010.

Asimismo, Strauss-Kahn reiteró su elogio a la política del Banco de España en materia de supervisión y regulación financiera, mientras que el presidente del Gobierno se felicitó por el reciente nombramiento de José Viñals, hasta ahora subgobernador del Banco de España, como director de Asuntos de Mercados Monetarios y de Capitales del Fondo Monetario Internacional.

”INSTITUCIONES GLOBALES FUERTES”

El último borrador del comunicado del G20 reitera el compromiso de los participantes de evitar el proteccionismo y completar las negociaciones multilaterales de comercio sin incluir planes concretos de estímulo fiscal al entender que los planes puestos en marcha por los distintos países aumentarán el PIB mundial en un 2% y crearán más de 20 millones de puestos de trabajo.

Esas medidas, sumadas al rescate bancario y al proyectado incremento de los recursos del FMI, posibilitarán una expansión económica para finales del próximo año que el borrador no cuantifica.

Tras afirmar que "una crisis global necesita una solución global", los líderes del G20 afirman su determinación "de restablecer desde ahora mismo el crecimiento, resistir el proteccionismo y reformar nuestros mercados e instituciones para el futuro".

"Estamos decididos a asegurar que no vuelve a repetirse esta crisis", afirman los dirigentes de los países ricos y emergentes en el comunicado final.

Los dirigentes del G20 evitan mencionar directamente el sistema capitalista y se limitan a afirmar su fe en "una economía mundial abierta y basada en los principios del mercado", así como en "una regulación eficaz". Además, señalan la necesidad de "instituciones globales fuertes", capaces de garantizar "una globalización sostenible que permita prosperidad creciente para todos".

Los líderes del G20 acuerdan también un fuerte incremento de los créditos a cargo de los bancos multilaterales de desarrollo, incluidas las agencias de inversiones y crédito a las exportaciones. Los países participantes en la cumbre se comprometen, por otro lado, a abstenerse de "devaluaciones competitivas".

Los fondos de alto riesgo (hedge funds) serán supervisados por un foro de estabilidad financiera, dotado de más amplios poderes, ampliado a todos los países miembros del G20 y rebautizado en inglés "Financial Stability Board" (Consejo de Estabilidad Financiera).

Los paraísos fiscales que se niegan a cooperar serán sometidos a sanciones que no se especifican en el borrador y se nombrarán además en un documento que se publicará en la cumbre.

El borrador del comunicado final dice también que los ejecutivos de la banca deben ser remunerados según "sus prestaciones reales, su apoyo al crecimiento sostenible y su capacidad para evitar riesgos excesivos", de acuerdo con los principios ya fijados por el Foro de Estabilidad Financiera.

Finalmente, los líderes del G20 reafirman su compromiso de no levantar nuevas barreras a las inversiones o al comercio, no crear subsidios a las exportaciones y "no refugiarse en el proteccionismo financiero".

Zapatero cree que la intervención de CCM tiene una "importancia relativa"
Comentarios