<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 26.09.2022

Ya es definitivo: habrá huelga general contra la reforma laboral

Así lo ha confirmado el responsable de Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano, que ha precisado que la fecha de esta convocatoria y la estrategia de movilización se conocerán mañana. Lezcano ha analizado el documento de 41 páginas de la reforma del mercado de trabajo que aprobará el Ejecutivo tras reunirse con los grupos parlamentarios.
> Los sindicatos rechazan la propuesta del Gobierno
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 14.6.2010

El responsable de Comunicación de CC.OO. ha adelantado que este martes se sabrá la fecha y el "recorrido" que llevarán a cabo de forma unitaria UGT y CC.OO. para preparar el paro, tras la reunión de los órganos de dirección de ambos sindicatos. Está previsto que los secretarios generales de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, comparezcan a las 17.00 horas ante los medios de comunicación para ofrecer detalles de este paro general. Lo más probable es que CCOO y UGT dejen la convocatoria para después del verano, "en los meses de septiembre u octubre", siendo el 29 de septiembre una de las fechas que se barajan al coincidir con las movilizaciones que ese día llevará a cabo en diversos países la Confederación Europa de Sindicatos (CES).

Los sindicatos advierten de que la preparación de la huelga "va a ser dura" puesto que "va a tener contraprogramadores". De hecho, señalan que el Gobierno ha retrasado los plazos de aprobación de la reforma laboral "de forma consciente" para agotar su turno de Presidencia en la UE y evitar que el conflicto social estallase antes de abandonarlo. Además, recuerdan que "preparar una huelga general exige entre 20 días y un mes" y ponen como ejemplo la última vez que se convocó un paro general en España, el 20 de junio de 2002, durante el Gobierno de José María Aznar. Entonces, ya se habló de la huelga casi dos meses antes, en el 1º de mayo de aquel año.

Las movilizaciones de la Confederación Europa de Sindicatos podrían desembocar en un paro general en países como Italia o Francia, con lo que el movimiento sindical podría seguir estos pasos en España. Por contra, los sindicatos creen que el 29 de septiembre tiene el inconveniente de ser un miércoles, que "no es el mejor día" para convocar este tipo de paros, mientras que lo ideal sería un martes o un jueves, días en los que "tienen un poco más de impacto".

De lo dicho esta mañana tanto por Fernando Lezcano como por su homólogo de UGT, Toni Ferrer, se desprende que los sindicatos quieren evitar a toda costa un fracaso que se vuelva en contra de ellos mismos y se utilice para su exclusión de ciertos procesos como el de la reforma del mercado de trabajo. Ferrer ha explicado que su compromiso es que la respuesta sea masiva para lo que se va a seguir un proceso ascendente empleándose a fondo en los centros de trabajo.

Por su parte, Lezcano ha asegurado que los sindicatos tienen el "objetivo preciso" de convocar esta huelga general para "no dar pie a intenciones interesadas", ya que -en su opinión- las dos confederaciones se han dado cuenta de que existen intereses para "cuestionar el papel de los sindicatos". Asimismo, preguntado por las declaraciones del portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Durán i Lleida, quien ha revelado que el Gobierno ha presionado en privado a CiU para que plantee un endurecimiento de la reforma laboral, ha comentado que "es conocido que este partido se caracteriza por representar determinados intereses empresariales".

Ha precisado que la reforma laboral del Gobierno "ya tiene el rechazo sindical, sin necesidad de endurecer más la propuesta" y que lo "sensato" sería "quitar leña al fuego". En declaraciones a Catalunya Radio, Duran ha dicho que "nos llegan mensajes del Gobierno que nos piden apretar porque ellos no lo pueden hacer ante los sindicatos", a lo que ha añadido: "Yo no estoy aquí para hacer de malo ante los sindicatos". El portavoz de CiU ha insistido en que las 48 horas que ha dado el Gobierno para intentar acordar una reforma laboral con los partidos políticos es muy poco tiempo para negociar.

El PP no apoyará la huelga. A pesar de sus críticas contra la propuesta del Gobierno, la 'número dos' de Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, ha dicho que su partido está dispuesto a negociar y ha asegurado que acudirá "con espíritu de diálogo" a la reunión que el portavoz de su partido, Cristóbal Montoro, mantendrá mañana con el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. Cospedal ha aprovechado para arremeter contra las últimas declaraciones del ministro de Fomento: "No se puede salir como hizo el señor Blanco haciendo ese llamamiento imperativo, sin ningún talante y sin ninguna voluntad de diálogo, diciendo que esto son lentejas".

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha rechazado la crítica de los sindicatos, que han acusado al Gobierno de acercarse demasiado a la patronal en su propuesta de reforma. Si eso fuera así, ha replicado la 'número tres' del PSOE, la patronal estaría "dando palmas con las orejas", y no ha sido así. Por otra parte, ha señalado que los socialistas no cierran la puerta a tramitar como proyecto de ley la reforma. Ello dependerá, según ha manifestado, de las negociaciones que el Ejecutivo ha abierto ya con los grupos parlamentarios. También ha recordado que tramitarla como proyecto de ley demoraría la aprobación definitiva de la reforma, aunque no cree que ello restara credibilidad a España ante los mercados.

Ya es definitivo: habrá huelga general contra la reforma laboral
Comentarios