#TEMP
domingo. 26.06.2022

Una marea roja dá el aldabonazo acerca de las políticas anti crisis

Una marea de banderas de CCOO y UGT, que quieren marcar un punto de inflexión en las políticas para luchar contra la crisis, ondea en el centro la capital. Decenas de miles de trabajadores llegados de todo el país han recorrido el centro de Madrid clamando por la recuperación del diálogo social y "para que no se aprovechen de la crisis".
> Toxo y Méndez prevén una movilización multitudinaria
NUEVATRIBUNA.ES - 12.12.2009

A las doce del mediodía ha arrancado de Atocha la manifestación bajo el lema "Que no se aprovechen de la crisis. El trabajo lo primero. Por el diálogo social", con los representantes de CC.OO. y UGT a la cabeza, junto a personalidades del mundo de la cultura y la enseñanza, así como de los representantes de aquellos colectivos que más han padecido la crisis: los inmigrantes, los jóvenes y las mujeres.

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han asegurado que la manifestación de los sindicatos será una "de las más grandes del pasado reciente de España" y servirá para recuperar el diálogo social con la patronal y el Gobierno. Antes de que arrancara la marcha, han dicho que no creen que "Zapatero esté ahora más próximo a la CEOE". De esta manera, han quitado importancia a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dedicara un saludo al de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, en la presentación del Informe Económico de 2009 de la oficina económica de La Moncloa, el pasado miércoles.

Sí ha criticado la política económica de Zapatero el coordinador general de IU, Cayo Lara, para quien el Gobierno está haciendo "seguidismo del neoliberalismo de la derecha". Lara ha opinado que la manifestación convocada por los sindicatos en Madrid "será un fuerte toque de atención a la banca y el Gobierno": "Será un toque de atención para reclamar la falta de liquidez de las pymes y de las familias para pagar la hipoteca, así como dar un giro a la política del Gobierno. No sólo deben pagar la crisis los trabajadores y trabajadoras".

Asimismo, el líder de IU cree que la movilización servirá para que cambie la política de Zapatero, que según ha señalado, no está en el "país de las maravillas y sí en uno con problemas", por lo que le insta a ser "valiente y despegarse de la atadura de la derecha". Por último, ha avanzado que si el Gobierno no rectifica la política económica que ha llevado hasta el momento, serán los propios trabajadores los que reclamen una huelga general a los sindicatos.

Cándido Méndez ha calificado la manifestación, que transcurre en un tono festivo, de "éxito contundente". Ignacio Fernández Toxo ha hablado de "afluencia masiva" y ha señalado que confía en poder "sentarse a hablar seriamente" con la CEOE antes de que acabe el año para desbloquear los convenios de 2009 y firmar un acuerdo sobre la negociación colectiva de cara a los próximos tres años. Su objetivo es retomar las negociaciones para los que "algún paso ya se ha conseguido sólo con la convocatoria".

Toxo ha hecho balance de la declaración suscrita hace un mes sobre la negociación colectiva para concluir que está dando resultados y que un acuerdo en este sentido sería un mensaje "muy positivo" para la sociedad española, al generar un marco de estabilidad en las empresas. Además, ha considerado que podría servir para abrir un proceso de negociación "mucho más amplio" en el que también estaría el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para abordar las reformas que necesita el país.

La reforma de la negociación colectiva, ha añadido, tiene "más potencial" para mejorar la competitividad que cualquier "pretendida" reforma del Estatuto de los Trabajadores.

Cándido Méndez ha culpado de la crisis "a las políticas gubernamentales del presente y pasado" y ha arremetido contra las entidades financieras por "privilegiar" créditos a la construcción de viviendas y por ser "poco proclives" a financiar el cambio tecnológico y desarrollo industrial de este país. A su juicio, "la manifestación puede marcar un antes y un después porque nuestras propuestas cogerán más fuerza".

Sobre los rasgos que debiera tener el nuevo modelo económico de España, el líder de UGT ha abogado por promover una sociedad "más solidaria y más productiva".

El secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONGs del PSOE, Pedro Zerolo, que también participa en la marcha, ha manifestado que la manifestación exige "responsabilidad" a los empresarios para que modifiquen su actitud respecto a la negociación colectiva, con el fin de retomar "el necesario diálogo social". Para Zerolo, "es un acto de solidaridad y responsabilidad de la crisis. El mejor antídoto para crear empleo y pedir al Gobierno que continúe con su valentía para cambiar el modelo económico".

El dirigente socialista también ha ensalzado la labor del Gobierno, "ya que está haciendo todo lo posible y más" y se ha mostrado convencido de que "saldremos de esta crisis sin que la paguen los de siempre", ya que existen datos "esperanzadores" de que España está en la recta final de la recesión.

La manifestación ha llegado al término de su recorrido en la Puerta de Alcalá, donde han comenzado los discursos. El acto lo presenta el Gran Wyoming y la lectura del comunicado corre a cargo de las actrices Pilar Bardem y Asunción Balaguer. Los secretarios generales de CCOO y UGT pronunciarán también unas palabras.

EVITAR QUE UNA MINORÍA SE APROVECHE

Cándido Méndez, secretario general de UGT, ha sido el primero en tomar la palabra para agradecer la "gran demostración de fuerza democrática" que ha tenido lugar hoy en Madrid y que, según sus palabras, es clave para que la economía cambie. "Vamos a evitar que una minoría se aproveche de la crisis", ha proclamado y ha indicado que "el núcleo fundamental de nuestras discrepancias (con la CEOE) es el recorte en los sueldos". Los empresarios plantean, según Méndez, una "reforma laboral de recortes de derechos como la madre de todas las soluciones". "Eliminar el despido exprés y limitar el uso y abuso de la contratación temporal", son algunas de las exigencias expresadas por el líder de UGT.

Además, ha dicho que "la prioridad es luchar contra el paro, cambiar el modelo productivo. Lo primero son las personas, lo primero es el empleo. El Gobierno tiene que anteponer las inversiones de carácter público y las garantías de protección social a la contención del déficit".

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha empezado señalando que la crisis en España tiene características propias y que se habría producido aunque no hubiera existido una crisis internacional.

Al igual que Méndez, Toxo ha criticado las exigencias de los empresarios al asegurar que "nos negamos a que la reforma laboral se traduzca en una precarización de las condiciones del trabajo y a que la recuperación económica venga de la reducción del gasto social". Ha exigido moderación del beneficio empresarial y una reforma de los contratos temporales de trabajo y ha recordado a Zapatero el compromiso que adquirió en el Congreso de los Diputados: "Dignificar el salario mínimo profesional, para que alcance 800 euros en esta legislatura".

Toxo ha defendido los impuestos como arma para movilizar el capital privado que, en su opinión, se ha refugiado porque "es cobarde".

Una marea roja dá el aldabonazo acerca de las políticas anti crisis
Comentarios