#TEMP
jueves 26/5/22

Un mes de plazo para desatascar de una vez la negociación de los convenios colectivos

L.M.
Los sindicatos firman un acuerdo que tiene que pasar aún la “prueba del algodón”. No quieren que el acuerdo acabe en papel mojado y dan a los empresarios un plazo de entre 15 días y un mes para que hagan efectivo este compromiso y cumplan con su parte antes de dar cualquier paso.
NUEVATRIBUNA.ES - 18.11.2009

Cuando falta poco más de un mes para finalizar el año, los sindicatos y la patronal firmaron hoy un acuerdo que desbloquea la negociación colectiva de 2009, una negociación que, en virtud del pacto firmado hoy, debería estar resuelta, según los sindicatos, en menos de un mes, y “lo antes posible”, según la patronal.

El pacto firmado hoy por los secretarios de acción sindical de Comisiones Obreras y Ugt, Ramón Górriz y Toni Ferrer, y por los secretarios generales de Ceoe y Cepyme, José María Lacasa y Elías Aparicio –respectivamente- tiene aún que pasar la “prueba del algodón” que supone su aplicación efectiva, según advirtió el secretario de acción sindical de Comisiones Obreras.

Cuando se resuelva el mayor conflicto abierto en los últimos años en torno a las relaciones colectivas, los agentes sociales abordarán “antes de fin de año” los convenios del año próximo, que los sindicatos pretenden zanjar con un acuerdo único para los tres años venideros. Sin embargo, Lacasa aseguró hoy que la patronal negociará los convenios de 2010 y “eventualmente” de los años siguientes.

Sindicatos y empresarios explicaron que la firma de este acuerdo supone un “hito” para desbloquear el diálogo social tripartito, donde también interviene el Gobierno. Sin embargo, Toni Ferrer alertó contra quienes pretenden convertir el diálogo social en la solución de los problemas del sistema productivo español. “Eso es una simplificación”, advirtió.

Para Górriz, la manifestación convocada por los sindicatos el próximo 12 de diciembre no supondrá “un contrasentido” con respecto al acuerdo de hoy. Por su parte, los empresarios afirmaron que no se sienten “destinatarios” de la protesta aunque, continuó, prefieren “otras vías” distintas a la protesta que, según confían los sindicatos, congregará a “cientos de miles de trabajadores” en las calles de Madrid.

Con este pacto, los sindicatos y la patronal se comprometen a resolver los conflictos abiertos en torno a unos 300 convenios que, según la patronal, se han originado al carecer de referencias “claras”, ni de previsión de inflación por parte del Gobierno, ni en la propia negociación colectiva, afirmó Lacasa, quien negó que la huelga del Metal haya influido en la decisión de la patronal para zanjar este conflicto.

Respecto a la negociación colectiva para 2010, Toni Ferrer advirtió que “va a haber dificultades” para llegar a un acuerdo, aunque insistió en su importancia ya que “lo que está en juego es el futuro de las relaciones colectivas de nuestro país”.

Por otro lado, el sindicalista de Ugt advirtió de la “trascendencia” de un proceso en el que “nos estamos jugando más el futuro del diálogo social de lo que alguien puede pensar”.

DIÁLOGO SOCIAL

Empresarios y sindicatos fijaron además otros temas que abordarán “paralelamente” a la resolución de los convenios, como el llamado ‘modelo alemán’ de reducción de jornada, la contratación de los jóvenes y el trabajo a tiempo parcial.

En este sentido, el secretario de acción sindical de Comisiones Obreras, Ramón Górriz, apostó por pactar la reducción de jornada -el llamado ‘modelo alemán’- sólo con los empresarios, y presentar luego el acuerdo al Gobierno, que “santificará o no” luego el acuerdo, dijo.

Por su parte, el secretario general de Ceoe, José María Lacasa, expresó su deseo de impulsar la contratación entre los jóvenes –un segmento de población que sufre una tasa de paro cercana al 40 por ciento, recordó-; dar “recorrido” a la contratación a tiempo parcial; corregir el absentismo y arbitrar, en el ámbito de la negociación colectiva, “fórmulas” que mayores dosis de flexibilidad “interna” a las empresas.

Un mes de plazo para desatascar de una vez la negociación de los convenios colectivos
Comentarios