martes 30/11/21
MADRID SE SUME EN EL CAOS

Toxo y Méndez animan a "extraer una lección" del parón del metro para el 29-S

Los sindicatos acusan al Gobierno de Esperanza Aguirre de colapsar Madrid por su negativa a negociar y tratar de imponer unos servicios mínimos “abusivos”. Los secretarios generales de CCOO y UGT han respaldado la decisión de los trabajadores de no respetarlos.
NUEVATRIBUNA.ES/ L.M. - 29.06.2010

El caos se adueñó hoy de Madrid. Los trabajadores del Metro secundaron masivamente la segunda jornada de huelga en el suburbano. Ningún tren salió de los depósitos, a diferencia del lunes, cuando circularon la mitad de los convoyes habituales. Los piquetes informativos impidieron la prestación de servicios mínimos al considerarlos “abusivos” y reaccionaron contra la actitud del Gobierno regional, que se negó a negociar estos servicios mínimos, algo que los sindicatos consideran un ataque frontal contra el derecho a la huelga.

La parálisis del Metro dibujó un paisaje insólito en la capital de España. Miles de personas transitaron a pie desde primera hora de la mañana en dirección a sus puestos de trabajo. El tren, el autobús y el taxi fueron incapaces de albergar a los dos millones de personas que habitualmente se desplazan en el suburbano. En consecuencia, estos medios de transporte circularon atestados, sin recoger más viajeros, y fue casi imposible encontrar un taxi libre.

La situación no fue mejor para el tráfico privado. Los ciudadanos colapsaron, primero las carreteras de entrada, y, luego la ciudad entera. El aluvión de coches cegó las principales arterias y, a las ocho de la tarde, aún trataban de abrirse paso a bocinazos, media hora antes de iniciarse el España-Portugal, un partido de fútbol del Mundial de Sudáfrica, decisivo para los intereses de la selección española.

A las 9 de la mañana, frente a El Corte Inglés de la Castellena, una fila interminable de ciudadanos aguardaba con paciencia la llegada del autobús. No menos de 300 personas esperaban su turno, mientras ejecutivos en bicicleta trataban de abrirse paso entre la riada humana que hoy ocupaba las aceras de una ciudad trastocada por la huelga en el Metro. El paro continuará mañana miércoles, con idéntica previsión de ausencia de servicios mínimos.

A los dos de la tarde, los líderes de UGT, Cándido Méndez, y Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, que presentaban la concentraciones previstas este miércoles en toda España en preparación de la huelga general programada para el 29 de septiembre, lamentaron las molestias ocasionadas por la huelga a los ciudadanos, si bien culparon a las autoridades de la ausencia de servicios mínimos.

Toxo y Méndez respaldaron a los trabajadores del Metro en su decisión de no prestar servicios mínimos ante la negativa de los directivos de la compañía a negociar su cuantía. Méndez dijo que las autoridades deben “extraer una lección” tras esta huelga del Metro que amenaza con convertirse indefinida a partir del jueves. Según los sindicalistas, la Comunidad de Madrid es responsable del colapso en el Metro al intentar fijar unos servicios mínimos “abusivos”, en un intento por “vulnerar el derecho a la huelga”.

Los líderes sindicales se mostraron convencidos de que los tribunales les darán la razón si deciden finalmente recurrir los servicios mínimos, como ha sucedido en otras ocasiones, explicaron. Toxo, por ejemplo, detalló que los tribunales acaban de darles la razón en un caso que data de la huelga general de 2002, que se resolvió judicialmente el año pasado, siete años más tarde, explicó.

Por su parte, el gobierno regional de Madrid se cerró hoy en banda y se negó a negociar con los huelguistas, mientras éstos no presten servicios mínimos en la red de Metro. En cambio, los huelguistas han anunciado que la situación se repetirá mañana. La huelga continuará hasta el miércoles y, entonces, los trabajadores estudiarán si convierten la huelga en indefinida.

La protesta se inició el lunes en respuesta al recorte salarial que el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aplicado en el salario de los trabajadores del Metro. En este sentido, el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, acusó hoy al Ejecutivo autonómico de tratar de “engañar” a los trabajadores al retrasar la decisión de recortarles el salario. Según el líder sindical, el Gobierno Aguirre trató con ello de desactivar la pasada huelga de funcionarios, que tuvo lugar el 8 de junio, y que, aventuró, hubiera tenido un impacto mucho mayor si hubieran participado los trabajadores del Metro, por la importancia del sector de transportes.

Por su parte, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría, insistió hoy en que, mientras se siga cometiendo la "ilegalidad" de no cumplir los servicios mínimos, la empresa del suburbano no se puede sentar a negociar nada. "Estamos esperando a que esta gente recapacite porque mientras estén cometiendo una ilegalidad, porque lo que están haciendo es una ilegalidad, Metro no se puede sentar a negociar nada", indicó.

Toxo y Méndez animan a "extraer una lección" del parón del metro para el...
Comentarios