viernes 22.11.2019
ABOGA POR AVANZAR EN LA UNIDAD DE ACCIÓN

Toxo ve en la congelación de pensiones un anticipo de una nueva reforma

El secretario general de CCOO ha incidido en que "España necesita una profunda reforma fiscal acompañada de una lucha decidida contra el fraude que no va de amnistía, ni de declaraciones para la galería".
Congelar las pensiones anticipa una nueva reforma, según Toxo

Las "organizaciones sindicales, con la mayoría de la izquierda ausente, se configuran como la última frontera"

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha insistido hoy en Pamplona en que la congelación de las pensiones es "un anticipo de una nueva reforma que se prepara en el sistema público de pensiones".

Toxo se ha pronunciado en este sentido en la apertura del X Congreso de CCOO de Navarra, en el que se elegirá al nuevo secretario general en la Comunidad, que deberá sustituir a José María Molinero, quien ha liderado la organización durante doce años.

En su intervención, en la que ha aludido a las "dramáticas" situaciones generadas por el desempleo, Toxo ha sostenido que el gran reto que tienen por delante es el de "conseguir mejorar sustancialmente las redes de protección social", a lo que ha añadido que "se dirá que no hay recursos, pero no es cierto, los hay".

Asimismo ha incidido en que "España necesita una profunda reforma fiscal acompañada de una lucha decidida contra el fraude que no va de amnistía, ni de declaraciones para la galería", tras lo que ha instado a perseguir el fraude fiscal y analizar lo que pasa con el impuesto de sociedades.

"Es necesario dar una batalla educativa, también política, para conseguir aflorar los recursos que existen en la sociedad española y no escudarnos solo en que la UE no nos da márgenes", ha dicho el sindicalista quien ha apuntado que "Europa tiene que cambiar de política porque la austeridad no sirve".

Fernández Toxo, quien ha remarcado que "de este desastre no se sale sin solidaridad", ha denunciado la paralización de la Ley de Dependencia, el retroceso o la desaparición de los servicios sociales y el copago sanitario.

"Todo esto está en retroceso, en cuestión, porque las elites económico financieras que gobiernan a través de gobiernos elegidos con el voto democrático de los ciudadanos están en plena rebelión, quieren aprovechar la crisis para cambiar el orden social construido en Europa a partir de la segunda guerra mundial", ha subrayado. Ante eso ha remarcado que las "organizaciones sindicales, con la mayoría de la izquierda ausente, se configuran como la última frontera".

Tras señalar que la "crisis se puede gestionar de muchas formas, no es cierto que la que se aplica sea la única forma de enfrentar la crisis y sus consecuencias", ha precisado que no se trata de contraponer las calles a las urnas, pero ha apuntado que "la única legitimidad no es la que deriva del gobierno actual, de la gestión del voto emitido por la ciudadanía en las urnas".

En el caso de España "mucho menos", ha añadido, ya que, en su opinión, "aquí se gobierna en fraude democrático", puesto que se concurrió a las urnas con un programa y luego se está gobernando con otro. Como ejemplo ha citado que se dijo que no se iban a subir los impuestos y "se han subido todos menos los que había que subir".

El dirigente de CCOO, quien ha reconocido que "hay que evitar que los bancos caigan", ha hecho hincapié en que "lo que no se puede hacer es dejar inermes a las personas" y en este momento en España hay casi seis millones de parados, de los que más de dos no tienen ningún tipo de compensación.

En este contexto ha defendido la necesidad de "un sindicato fortalecido y cada vez más conectado con la empresa y los diferentes sectores de la sociedad" y ha abogado por "avanzar en la unidad de acción con UGT, con otras organizaciones y sectores".

Toxo ve en la congelación de pensiones un anticipo de una nueva reforma
Comentarios