#TEMP
sábado 28/5/22

Tambores de guerra en CCOO

Toxo condiciona una posible “gran movilización” a la actitud de los empresarios en torno a la negociación colectiva, un instrumento que los patronos tildan de “oxidado”.
> Un gran acto unitario en diciembre
NUEVATRIBUNA.ES – 21.09.2009

La escalada de tensiones entre sindicatos y empresarios subió hoy un nuevo peldaño al concretar el secretario de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, el ámbito donde comenzarán las movilizaciones los próximos meses, en respuesta al bloqueo que mantiene la patronal en la negociación colectiva, el principal freno en el proceso de diálogo social. Además, criticó la futura subida del IVA, que podría alcanzar un 3 por ciento, y reprochó al Ejecutivo su intención de reducir la inversión en I+D.

“Desgraciadamente, va a ser necesaria una gran movilización sindical hasta finales de año”, recalcó Toxo, al presentar la estrategia del sindicato para los próximos meses, en la que se incluyen diversas campañas de movilización en las empresas que mantienen sin firmar los convenios colectivos de 2009. Por otro lado, criticó los planes del Gobierno en la elaboración de los Presupuestos de 2010, que tildó de “tremendamente tímidos” y que incluirían un importante recorte en la inversión destinada a innovación (I+D+i).

En función de la “actitud” que muestren los empresarios, el sindicato dará inicio a una campaña de movilizaciones, no sólo en las empresas sin convenio, sino también en todos aquellos centros de trabajo sobre los que pesan “amenazas” para el empleo, incluyendo los expedientes de regulación (ERE).

ATASCO JUDICIAL POR LOS CONVENIOS

Por su parte, la patronal CEOE confió hoy en que la reunión prevista para principios de octubre con los sindicatos sirva para empezar a desbloquear el "pantano de conflictos" derivado de la parálisis en la negociación de algunos convenios colectivos del año 2009.

El director de Relaciones Laborales de la CEOE, José de la Cavada, sostuvo que este será el primer punto que abordarán en el próximo encuentro con los sindicatos para acabar con esta conflictividad, que ha derivado en un "atasco judicial".

De la Cavada aseguró que el conflicto con los convenios colectivos es una muestra más de que la negociación colectiva en España está "oxidada", ya que no da respuesta a las necesidades de las empresas, y apostó por perfeccionarla y eliminar elementos que le dan una rigidez excesiva.

Durante su participación en una jornada sobre Flexibilidad Laboral organizada por Fomento del Trabajo en Barcelona, subrayó que la parálisis en la negociación colectiva pone sobre la mesa la necesidad de acabar con "el monopolio del IPC como referente para incrementar los salarios".

Así, De la Cavada apostó por explorar otras vías, como vincular los sueldos a aspectos de productividad y de marcha de cada negocio, y apuntó a que el referente de la inflación "quizá esté agotado".

Puso como ejemplo el recién acordado convenio de los grandes almacenes en España, que incluye como referente para revisar los salarios las cifras oficiales de ventas en estas superficies que recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE), y no sólo la previsión de inflación como hasta ahora.

Por su parte, Toxo condicionó el pacto con los empresarios a que la patronal desbloquee los convenios colectivos que están "paralizados" ya que acusó a una "buena parte de los empresarios negociadores" de "no ser fiables" e "incumplir" los compromisos plurianuales "ya pactados".

El sindicato defiende que el IPC continúe siendo el criterio a utilizar a la hora de garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores hasta el año 2012, a través de una propuesta de acuerdo plurianual, similar a la que se negocia actualmente con los funcionarios. Así, CCOO pretende limitar el uso del criterio de la productividad tan sólo en lo que se refiere al aumento de los salarios, y no a esa subida mínima que garantizaría el poder adquisitivo de los trabajadores.

PRESUPUESTOS MUY TÍMIDOS

Por otra parte, el secretario general de CCOO aseguró que el Gobierno debe ser "más ambicioso" en su propuesta de reforma fiscal, que consideró "tremendamente tímida", ya que la clave de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2010 estará en la necesidad de aumentar los ingresos.

Por ello, pidió una "reforma de calado" que implique "tocar" el IRPF y recuperar el Impuesto de Patrimonio o el de Sucesiones, pero que no suba el IVA para no penalizar el consumo.

En una rueda de prensa para dar cuenta de sus propuestas de cara a la estrategia sindical de CCOO para el próximo periodo, Toxo dibujó un negro escenario de caída del PIB en 2009 peor de lo que prevé el Gobierno, "más cerca del 4 por ciento que del 3,5 por ciento" y de hasta el 0,6 por ciento en 2010, así como de destrucción de empleo desde octubre y hasta "buena parte de 2010", una vez desaparezcan los efectos del Plan E.

El coste de esta coyuntura será, según dijo, de 16.000 millones de euros adicionales en gasto social y de hasta 20.000 millones de euros para lograr la corrección del déficit del actual 10 por ciento al 8,4 por ciento, como está en los planes del Gobierno. Además, Toxo citó el impacto que tendrá la financiación de la deuda pública y el nuevo modelo de financiación autonómica, que contempla 11.000 millones de euros adicionales.

A su juicio, todo ello requiere una "reforma fiscal de más calado", que, en primer lugar, "no lo fíe todo a la subida del IVA", pues sería "inconveniente" al penalizar el consumo, y que recupere los impuestos sobre el Patrimonio y el de Sucesiones.

Además, Toxo se mostró a favor de "tocar" el IRPF para hacerlo "más progresivo", algo que parece rechazar el Gobierno, si bien argumentó de "de facto" la previsible supresión de la deducción de los 400 euros supondrá en sí una subida del impuesto para sus actuales beneficiarios.

Por el momento, el secretario general de CCOO indicó que, aunque la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, no precisó a los sindicatos cuáles serían los cambios fiscales, durante la reunión mantenida del pasado viernes, sí sugirió una subida del IVA "de entre el 2 por ciento y el 3 por ciento".

CAE LA INVERSIÓN EN I+D+i

Además, confirmó que el Gobierno prevé reducir el gasto en I+D+i en 2010, además de la caída del 8 por ciento del de los Ministerios, reducción que calificó de "mala noticia" dado el déficit que España ya acumula en inversiones en tecnología e innovación.

Asimismo, Toxo indicó que el Gobierno prevé una subida general de las pensiones de un 1 por ciento y de algo más del 2 por ciento en el caso de las mínimas. En este punto, recordó que al Gobierno que las pensiones mínimas "son bajísimas" y que tiene un compromiso de mayores subidas, por lo que pidió que se incrementen en la misma medida que el SMI.

Además, Toxo respondió a las palabras del presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, quien sugirió al Gobierno que convoque elecciones anticipadas, e indicó que "este sería el peor escenario posible en plena crisis".

El líder de CCOO aseguró que no está de acuerdo con Quintás porque convocar elecciones en un momento como el actual "generaría más incertidumbre".

Dicho esto, mandó un mensaje claro al presidente de las cajas: "Se echa en falta en la reflexión del señor Quintás la necesaria aceleración de la reestructuración de la parte del sector financiero donde él tiene competencias. La falta de acceso al crédito debería ser la primera preocupación del señor Quintás, así como cooperar para afinar el funcionamiento del sistema de cajas", subrayó.

Tambores de guerra en CCOO
Comentarios