#TEMP
viernes 20/5/22

Taguas, ex asesor de Zapatero, tercia en la disputa sobre el contrato único

L.M.
El presidente de la patronal de las grandes constructoras Seopan aboga por reformar el mercado laboral para salir de la crisis.

"El compromiso creíble"
El presidente de los constructores anima a la patronal a ceder en el marco del Diálogo Social. Pero, ¿hasta dónde llegará el compromiso de los empresarios?
L.M / AGENCIAS - 27.04.2009

La reforma laboral continúa enfrentando a empresarios y sindicatos. Después de conocerse los últimos datos del paro, que afecta ya a más de cuatro millones de trabajadores, la patronal y los sindicatos continúan su ‘tira y afloja’ en torno a la oportunidad de reformar las normas de contratación que rigen en el mercado laboral español en el presente momento de crisis. Mientras, el tercer interlocutor, el Gobierno, trata de reconducir hacia el llamado Diálogo Social este debate, aunque advierte de que no aceptará “chantajes” por parte de quienes sólo buscan abaratar el despido.

La reforma del mercado laboral lleva camino de convertirse en la última china en el zapato del Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero. Agobiado por los datos del paro, y obligado a respetar su palabra, por un lado, de pactar cualquier posible cambio, y, por otro, de no dañar los derechos de los trabajadores, el jefe del Ejecutivo confía en que el liderazgo de la nueva vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, sea capaz de reconducir el proceso de negociación entre los agentes sociales, que hoy permanece en vía muerta a causa de la crisis.

Por su parte, Salgado, que llega al Gobierno con la intención de liderar el proceso negociador entre los empresarios y los sindicatos, ha admitido que el marco laboral español necesita reformas. En este sentido, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, consideró este viernes que es necesario disminuir la “elevada” temporalidad del mercado de trabajo y corregir la “dualidad” que se produce entre contratados indefinidos y fijos.

En este sentido, un grupo de economistas, agrupados en la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), planteó hace unos días una ‘Propuesta para la reactivación laboral de España’ en la que se incide en que es necesario reducir la elevada tasa de temporalidad que existe en la contratación en España.

Entre otras cosas, la propuesta de los académicos, presentada por el ex secretario de Estado de Economía Guillermo de la Dehesa, considera que se debe acometer una reforma laboral que disminuya la "brecha" existente entre el coste de los despidos indefinidos y el de los temporales (45 días por año frente a 8 días), ya que, en su opinión, esta diferencia "dificulta" la contratación indefinida y potencia el "abuso" de los empresarios de la temporalidad.

Para lograrlo, el grupo de economistas propone la creación de un contrato único indefinido, que se utilizaría en las nuevas contrataciones, con una indemnización por despido que iría creciendo al aumentar la antigüedad del trabajador.

Este lunes, David Taguas, ex asesor de Zapatero y hoy presidente de la patronal de las grandes constructoras Seopan, se sumó a esta iniciativa al proponer la creación de este “nuevo y único” contrato de trabajo, para el cual recomendó un coste de espido creciente hasta un máximo de 24 días por año trabajado.

Según el que fuera presidente de la Oficina Económica de Presidencia, esta es una de las líneas básicas de un programa por el empleo “que el país necesita”, afirmó, si se pretende evitar que el paro, que hoy afecta al 17 por ciento de la población activa, alcance una tasa del 22 por ciento en el año 2011.

Taguas recomendó además la recapitalización y redimensión del sistema financiero, en un plan anticrisis que pasa por la puesta en marcha de un plan extraordinario de inversión en infraestructuras, además de algunos cambios fiscales, como la disminución del impuesto que grava las rentas del trabajo (IRPF) y la subida del IVA.


LOS SINDICATOS CRITICAN LAS PROPUESTAS DE UN SOLO CONTRATO

Por su parte, UGT afirmó criticó la denominada "Propuesta para la reactivación laboral en España" promovida por un grupo de economistas de FEDEA, ya que, en opinión del sindicato, no hace sino reproducir las "viejas recetas" que, de forma reiterada y recurrente, vienen siendo esgrimidas desde hace tiempo y desde diversas instancias.

Según UGT, el marco laboral no es la causa de las deficiencias del modelo productivo español y, por tanto, criticó las propuestas que se están lanzando desde algunos ámbitos de unificar en un sólo contrato la indemnización por despido, ya que considera que "igualarían a todos los trabajadores en la precariedad".

Comisiones Obreras coincide en este diagnóstico al afirmar que las causas de la crisis “nada tienen que ver” con los costes laborales. En este sentido, el secretario de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, manifestó su rechazo a la propuesta de contrato laboral lanzada por la patronal CEOE, que viene a ser una versión más ‘dura’ de los modelos de contrato propuestos por los economistas de FEDEA y por Taguas, ya que la patronal rebaja la indemnización por despido a ocho días por año trabajado, dentro de un contrato que ligaría al trabajador con la empresa por dos años.

Según Górriz, con esta propuesta, la patronal se dirige “a velocidad de crucero” hacia el “despido libre y gratuito”, como parte de una “iniciativa coral” que pretende reformar el mercado de trabajo partiendo de la “excusa” de la crisis, en la cual Gorriz enmarcó al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al PP y al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Taguas, ex asesor de Zapatero, tercia en la disputa sobre el contrato único
Comentarios