Subir o bajar impuestos, ¿es esa la cuestión?

¿Está bien planteado el debate fiscal en España? ¿Debemos pagar todavía más impuestos?

El gran mantra de las elecciones siempre ha sido la bajada de impuestos, figura clásica de los partidos de la derecha y muchas veces también del PSOE, recuerden a Zapatero “Bajar impuestos es de izquierdas”.

La estúpida bajada de impuestos planteada tanto por el PP como el PSOE, ha significado que actualmente tengamos unos deficientes servicios públicos y gran deuda pública. Al final, la irresponsabilidad política la sufrimos la mayoría de las personas.

impuestos-1

Si se bajan los impuestos se recauda menos, pero nunca hablan los políticos que la proponen, lo que van a recortar por falta de dinero y siempre es sanidad, educación , dependencia, servicios sociales…

¿Está bien planteado el debate fiscal en España?

Evidentemente NO. Nuestro sistema fiscal es totalmente ineficiente e injusto y lo es porque tanto PP/PSOE quieren que lo sea, porque así se benefician los de siempre.

El último informe d Oxfam Intermón dice “España padece un sistema fiscal insostenible que profundiza la inequidad”. Jesús Ruiz Huerta, exdirector del Instituto de Estudios Fiscales dice “luchar contra la desigualdad trae de sí asegurar impuestos directos potentes, incluyendo los gravámenes sobre la riqueza y fortalecer la administración tributaria para acabar con el fraude fiscal”.

No se puede hablar de justicia, si no existe un sistema fiscal justo, donde cada uno pague en función de su riqueza. Hay que pagar impuestos porque los ciudadanos somos seres humanos sociales inmersos en una sociedad en la que todos nos necesitamos y unos dependemos de los otros.

¿Es justo el sistema fiscal español? No, es tremendamente injusto e ineficiente. Veamos algunos datos que son esclarecedores:

- Los españoles ricos ocultan unos 250.000 millones de euros en paraísos fiscales.

- Existe en España el 24,6% del PIB en economía sumergida, mientras que en la UE es del 12%.

impuestos-2

- El fraude fiscal en España en el año 2017 era de unos 90.000 millones, de los cuales el 65% corresponden a las treinta y cinco empresas del IBEX, que tienen unas novecientas filiales en paraísos fiscales.

Según los datos aportados por Eurostat. La presión fiscal en España es del 34,6% mientras que en los países del euro es del 41,4%. Si en nuestro país se pagará al nivel de los países del euro, el Estado dispondría de unos 70.000 millones de euros anuales más. Ante esto alguno comentara:

¿Debemos pagar todavía más impuestos?

La respuesta es muy sencilla, NO. Los que deben de pagar son los ricos españoles, que en nuestro país pagan muy poco. Esa es la diferencia de nuestro país con respecto a los países de la zona euro. Cuanto más se paga, el país es más moderno, cuanto menos se paga nos iremos pareciendo a los países latinoamericanos.

Mientras las rentas del trabajo pagan el 35,6%, siendo uno de los más altos de la zona euro, las rentas del capital apenas tributan el 10% y con la amnistía fiscal de Montoro (PP) apenas el 3%.

¿Por qué se paga tanto en renta del trabajo y tan poco en rentas del capital?

impuestos-3

Porque tenemos un sistema fiscal ineficiente e injusto. Así podemos entender mejor la palabras del que fue ministro de economía socialista Carlos Solchaga “España es el país donde uno se hace rico más rápidamente” y el porqué la Agencia Tributaria tenga tan pocos trabajadores en comparación con otros países de la zona euro.

Estas políticas tributarias desarrolladas tanto por el PP/PSOE hace que en el año 2017 hubiera en nuestro país 7.000 ricos más, a costa de que el 30% de nuestros ciudadanos estén en la pobreza y que haya un 13% de los trabajadores que no ganen lo suficiente para vivir.

Los datos son muy contundentes:

Recaudación 2007

Recaudación 2017

IVA 55. 851 millones IVA 67. 883 millones
IRPF 72. 614 millones IRPF 76. 932 millones
I Especiales 19. 786 millones I Especiales 20. 325 millones
I Sociedades 45. 000 I Sociedades 24. 000 millones

El impuesto de Sociedades se bajó en el año 2007 con Zapatero del 35% al 25% y se le añadieron unas exenciones fiscales, que han hecho de ste impuesto un coladero que ha permitido esta situación. Por ejemplo, el Corte Inglés no solamente no pagó Impuesto de Sociedades, sino que se le devolvió más de 300 millones o que el Banco Santander pague solamente de media un 6%.

impuestos-4

Como vemos, el esfuerzo fiscal en España es totalmente injusto. En el año 2016, el 84% de la recaudación proviene de las familias, mientras que el 13% proviene del mundo empresarial, teniendo en cuenta que el 47,3% del dinero de España proviene del mundo del trabajo y un 49% del mundo empresarial. Como se puede comprobar no hay proporción en el pago de unos y otros.

Los tres mayores ricos de España poseen tanto dinero como los 14.200.000 españoles más pobres. Como dice Macías Maguer “España es un país que promueve la desigualdad. Mima las rentas del capital y desahucia a las rentas del trabajo”. Entenderán perfectamente las palabras recientes de Rajoy cuando dice “que defiende siempre a los banqueros”, es claro y esto está plasmado en la política desarrollada por el PP de Rajoy.

Hoy más que nunca es necesaria una reforma fiscal, basada en dar una mayor progresividad, dando mayor peso a los impuestos directos frente a los indirectos, justo todo lo contrario de lo que sucede actualmente. El capital debe de pagar los impuestos por su rentabilidad real, como sí hacen las rentas del trabajo por sus ingresos.

La nueva reforma fiscal debe incluir la supresión de incentivos y exenciones del impuesto de Sociedades, para acercarse a la que se da en otros países del área euro.

Al mismo tiempo, la lucha contra el fraude fiscal debe ser una constante. Para ello, se debe de dotar a la Agencia Tributaria del personal que actualmente no tiene para acercarnos a los estándares europeos. Es preciso duplicar el número de trabajadores de la Agencia Tributaria.

impuestos-5

Hay otro aspecto a trabajar en nuestro país, “la conciencia fiscal” y eso pasa porque la administración pública de servicios de calidad y acabar de una vez con la lacra de la corrupción política y económica en que vivimos actualmente, con casos auténticamente sangrantes. Hay que ser implacables con los corruptos y con los partidos que han mirado hacia otro lado.

Si queremos pensiones, educación, sanidad, dependencia…. Impulsemos y demandemos un sistema tributario justo pues nos lo merecemos y nunca más nos dejemos engañar con el canto de sirena de “bajar los impuestos”.