#TEMP
martes 24/5/22
XXII CONGRESO DEL CES EN ATENAS

Los sindicatos europeos piden preservar los derechos laborales

La Confederación Europea de Sindicatos arrancó defiende elaborar una estrategia común para afrontar la crisis económica y financiera en el viejo continente, con el objetivo de conservar los derechos laborales. 

“Los trabajadores de Europa saben que hay una alternativa a la austeridad y al gobierno económico de la Comisión Europea”.La Confederación Europea de Sindicatos (CES) denunció este lunes en Atenas en la inauguración de su XXII Congreso que los trabajadores europeos son quienes están pagando la crisis económica y las decisiones políticas erróneas para afrontarla.

Con el lema ”Movilizarse por una Europa Social”, los sindicalistas tratarán sobre los cambios de las políticas económicas de la Unión Europea (UE). Se discutirá sobre la resolución de la CES sobre “Solidaridad en tiempos de crisis” que incluye un plan europeo de inversiones para reducir la presión sobre las economías en dificultades.

“Los trabajadores de Europa saben que hay una alternativa a la austeridad y al gobierno económica de la Comisión Europea”, declaró el secretario general de la CES, John Monk, en una rueda de prensa.

“Queremos ver a los políticos europeos aumentando los tipos impositivos a los ricos, creando eurobonos para ayudar a los países que afrontan problemas para pagar su deuda soberana y adoptar un plan para el empleo de los jóvenes”, añadió.

Los sindicatos europeos también urgen a la Unión Europea (UE) a “escuchar las voces a favor de la aplicación de un impuesto a las transacciones financieras en Europa” dentro de la zona del euro.

Durante las tres jornadas del congreso que se celebra cada cuatro años, más de 80 sindicatos tratarán sobre soluciones para “hacer frente al ataque brutal que sufren los derechos y la situación de los trabajadores en Europa”.

Monks denunció que los sueldos y la autonomía de la negociación colectiva están “amenazados directamente” por el Pacto por el Euro Plus, adoptado en el último Consejo Europeo de Primavera, que comprende “presiones” para reducir los sueldos como fórmula para mejorar la competitividad.

Los sindicalistas también llaman a la Unión Europea (UE) a “combatir el aumento del euroescepticismo y de la derecha nacionalista, que dañarán a la UE si alcanzan el poder”.

La CES se mostró solidaria con los trabajadores griegos que afrontan las consecuencias de una profunda crisis presupuestaria, y Monks declaró que “la austeridad no está dando frutos (…) y la única forma de que Grecia pueda cumplir con sus obligaciones es por medio del crecimiento”. Monks puntualizó que “toda la UE está en peligro” y que “la gestión económica de los Gobiernos no debe de estar sólo basada en la austeridad”.

Por otro lado, el CES ha aprobado una resolución de urgencia que insta al Consejo de Asuntos Económicos de la UE (Ecofin) a cambiar de rumbo político de inmediato para que Europa logre superar la crisis cuanto antes.

A la reunión de tres días asisten más de 1.000 participantes, entre ellos 500 delegados de 82 sindicatos de 36 países, con la presencia también de ocho miembros del Parlamento Europeo (PE).

VIVIANE REDING LLAMA A LA "UNIDAD"

En la ceremonia de apertura, la vicepresidenta de la Comisión Europea Viviane Reding declaró que el congreso “es una llamada de acción para que trabajemos unidos (…) debido a que nos encontramos en un momento crítico en Europa”.

Reding explicó que los logros sociales conseguidos en los últimos 60 años en Europa fueron “producto del trabajo de generaciones y hoy tenemos la responsabilidad de proteger esos derechos”.

La comisaria reconoció que “tenemos problemas en Europa, pero las cifras muestran que se acerca la recuperación, ya que en la zona del euro habrá un crecimiento del 1,5 % del PIB y del 1,55 % en la Unión Europea (UE)”.

“Si deseamos apoyar las señales de crecimiento, debemos de estar unidos para implementar las reformas estructurales necesarias y el papel de los sindicatos es muy importante”, dijo Reding.

La presidente de la CES, Wanja Lundby-Wedin, manifestó por su parte el apoyo del congreso al “pueblo y los sindicatos griegos” y envió un mensaje de solidaridad a las víctimas del terremoto en Lorca, España.

Durante su intervención aseguró que “los trabajadores en Europa seguirán pagando por años una crisis que no es su responsabilidad” y rechazó la política europea de aumentar la competitividad con salarios más bajos. “No lo aceptamos, pero nuestras protestas no son suficientes. Debemos mejorar la forma de convencer a la patronal”, dijo Lundby.

En la última jornada de este encuentro, el español Ignacio Fernández Toxo, líder de Comisiones Obreras (CCOO), será elegido como nuevo presidente de la Confederación Europea de Sindicatos. Por parte de España también participa Cándido Méndez, secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), entre otros.

durante su intervención en el XII Congreso de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), Méndez ha apostado por "la Europa social, la Europa de los proyectos y la Europa del empleo" frente a la Europa "de las reglas estrictas y las políticas de ajuste".

El líder de UGT ha defendido una Europa de futuro para los jóvenes y que "sea capaz de jugar el papel que se merece en el mundo" frente a la de "la estabilidad monetaria y los pasos en falso".

Los sindicatos europeos piden preservar los derechos laborales
Comentarios