martes 26.05.2020
REACCIONES ANTE LOS PLANES DEL EJECUTIVO

Sindicatos acusan al Gobierno de apostar por la temporalidad en el empleo

UGT y CCOO rechazan el borrador del decreto ley que el Consejo de Ministros prevé aprobar el viernes, y que elimina las trabas al encadenamiento de contratos temporales y eleva hasta los 30 la edad límite en contratos de formación.

UGT y Comisiones Obreras han rechazado de forma contundente las medidas laborales que el Gobierno prevé aprobar el próximo viernes. En concreto, las centrales han arremetido este miércoles contra la intención del Ejecutivo de permitir ligar contratos temporales por más de dos años, sin que recaiga sobre el empresario la obligación de convertir al trabajador en fijo. Una medida que, junto a la elevación hasta los 30 de la edad permitida en contratos de formación, espera ser aprobada en forma de decreto ley en la próxima reunión del Consejo de Ministros.

CCOO se opone a una posible fusión entre el Servicio Público de Empleo Estatal y el FogasaEl sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha rechazado los cambios en la contratación que ha planteado el Gobierno en el borrador del Real Decreto-Ley que pretende aprobar el viernes, puesto que solo estimulan la temporalidad y la precariedad, las "grandes lacras" del mercado laboral español.

En la misma línea, el secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, ha advertido de que esta medida supone "apostar directamente por la temporalidad, el empleo de mala calidad y con menos derechos".

CCOO considera "absolutamente rechazables" algunas de las medidas que contempla el texto, como la suspensión temporal de la aplicación del encadenamiento de contratos y la ampliación de la edad a 30 años con carácter temporal en los nuevos contratos de formación.

Por su parte, el secretario de acción sindical de UGT ha recordado que el límite al encadenamiento de contratos temporales es fruto de un acuerdo alcanzado por sindicatos, empresarios y Gobierno en el año 2006, en el marco del Acuerdo para la Mejora del Crecimiento y el Empleo, un acuerdo "que pretendía potenciar la contratación estable, la contratación indefinida y limitar y reducir la contratación temporal, sobre todo la contratación temporal abusiva".

"Estamos ante una medida aparentemente contradictoria e incoherente", asegura Ferrer, que no entiende por qué por un lado el Gobierno quiere suspender transitoriamente este límite al encadenamiento y, por otro, seguir concediendo bonificaciones a la conversión de contratos temporales en indefinidos.

En cuanto al contrato de formación, UGT se opone a que se eleve a 30 años la edad para acceder a esta modalidad, pues "la edad de 25 años, que tiene un carácter transitorio, pues termina este año, ya es elevada".

CCOO cree que el nuevo contrato para la formación y el aprendizaje no da respuesta a las demandas sindicales de articular un modelo formativo y de empleo para los jóvenes sin cualificación.

Los empresarios critican el paso atrás del Gobierno

Tampoco los empresarios han recibido con agrado el borrador del decreto ley. En concreto, las patronales CEOE y Cepyme critican que, en su propuesta normativa, el Gobierno haya suprimido el contrato a tiempo parcial, que había sido efectuada en la mesa tripartita sobre empleo y concretada en la segunda quincena del pasado mes de julio.

En cuanto al contrato para la formación y el aprendizaje incluido en la propuesta gubernamental, los empresarios consideran que se queda "a años luz" de la formación dual y además no afronta las necesidades de contratación de los jóvenes españoles, que superan más del 40% de desempleo.

En cambio, los sindicatos han celebrado el paso atrás del Gobierno en cuanto al contrato a tiempo parcial. UGT ha celebrado que el Gobierno haya renunciado por ahora a flexibilizar el contrato a tiempo parcial, aunque ha asegurado que las últimas medidas del Gobierno son "parciales" y no atienden al objetivo de priorizar el empleo en la política económica.

Rechazo sindical a una posible fusión del SPEE y el Fogasa

CCOO se opone también a la posible la fusión del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) y el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), puesto que se trata de una "vía de escape completamente irresponsable" para obviar la saturación del Fogasa.

A su parecer, pretender fusionar estos organismos sin corregir las deficiencias que padecen es un "despropósito" que solo puede colapsarlos y provocar retrasos en los pagos de prestaciones, salarios e indemnizaciones. "Sería de una irresponsabilidad absoluta iniciar este camino sin contar con los medios y las soluciones que los eviten", señala.

En cambio, el sindicato liderado por Ignacio Fernández Toxo valora "positivamente" la prorroga del 'Programa Prepara' (los ‘400 euros’), una antigua reivindicación sindical, así como la no inclusión de la desregulación del contrato a tiempo parcial.

Por otro lado, CCOO critica la propuesta de reforma constitucional para controlar el gasto porque pone en riesgo la calidad y supervivencia de los servicios públicos, ya que incide directamente en el mantenimiento y calidad de los servicios y prestaciones públicas, en las políticas de impulso económico durante la crisis y en la viabilidad de administraciones pequeñas.

Sindicatos acusan al Gobierno de apostar por la temporalidad en el empleo
Comentarios