lunes 18/1/21

Cómo sacarle partido a una cuenta nómina

No todas las cuentas corrientes en que domicilias tu nómina son iguales.

No todas las cuentas corrientes en que domicilias tu nómina son iguales. De hecho, pocas cuentas merecerían el apelativo de cuentas nómina per sé, teniendo en cuenta las diferencias entre lo que ofrecen algunas entidades u otras.

Si quieres saber cómo sacarle partido a una cuenta nómina, te sugerimos que prestes atención a este artículo. Dependiendo de la opción que elijas puedes obtener ventajas que se reflejarán directamente en tu bolsillo.

Ausencia de comisiones en las operaciones más habituales

Lo primero que debes esperar de una buena cuenta nómina es que se retiren todas las comisiones habituales, ya sea por el mantenimiento de la cuenta, la emisión y renovación de las tarjetas, la realización de transferencias a nivel nacional y europeo, el cobro de cheques e incluso la banca a distancia.

Aunque cueste creerlo, actualmente, todavía hay cuentas nómina que, de una u otra forma, cobran algún tipo de comisión que, hoy por hoy, se consideraría básica.

Por ejemplo, La Caixa establece la gratuidad de 3 transferencias mensuales. A partir de la cuarta es necesario pagar una comisión.

Algunas entidades cobran comisiones por transferencias de determinado importe en el espacio de la Unión Europea.

Otras, cobran por el mantenimiento de una de las tarjetas. Abanca por ejemplo, exige el cumplimiento de varias condiciones –además de domiciliar la nómina- para que las tarjetas resulten gratuitas a partir del segundo año.

El Banco Santander cobra una pequeña comisión de mantenimiento de la cuenta 1/2/3. No obstante, para ser justos, también remunera el saldo de dicha cuenta a partir de 1.000 euros

Pueden parecer detalles sin importancia pero ¿por qué pagar esas comisiones cuando otras entidades que ofrecen el mismo servicio de forma gratuita?

Remuneración del saldo depositado

Esta es una de las mayores ventajas que sólo unas pocas cuentas ofrecen y que, sin duda, supone una gran diferencia a la hora sacarle partido a tu cuenta nómina.

Ten en cuenta que existen cuentas remuneradas que no exigen la domiciliación de nómina alguna. Sin embargo, tampoco suelen permitir la operativa habitual de una cuenta corriente.

La gran ventaja de las cuentas nómina con remuneración del saldo radica en que el hecho de poder sacar más partido a unos fondos que necesitas tener en la cuenta para los gastos habituales, tales como las compras con la tarjeta o el pago de los recibos habituales.

Actualmente, las cuentas más interesantes en este ámbito con la cuenta 1/2/3 del Santander, la cuenta Sabadell Expansión Plus, la cuenta nómina de OpenBank y la cuenta nómina de Bankinter. Ésta última es la que más remuneración ofrece pero sólo durante los 2 primeros años: 5% el primero y 2% el segundo.

En el caso del Santander y el Banco Sabadell es saldo a remunerar está limitado. El primero es a partir de 1.000 euros y hasta 15.000 en una horquilla de intereses de entre el 1% y el 3%; el segundo es desde el primer euro y hasta 10.000 con un interés del 3%.

La fundamental diferencia entre ambos radica en que el Sabadell tiene unos requisitos previos más exigentes, tales como unos ingresos de 3.000 euros mensuales y 30.000 euros en productos bancarios; mientras que el segundo se limita a exigir una nómina de 600 euros. En ambos casos, se solicita la domiciliación de recibos.

Open Bank no establece límite y basta con domiciliar una nómina a partir de 600 euros, pero también es el que menos interés ofrece como remuneración del saldo: un 0,50% TAE.

Dependiendo de cuáles sean tus ingresos, ahorros y número de recibos que puedas domiciliar, una u otra opción te resultará más interesante.

También existen otras cuentas en el mercado que ofrecen una remuneración a partir de cierto excedente de saldo como, por ejemplo EVO Bank y Abanca.

Descuentos y bonificaciones de recibos

Los descuentos y bonificaciones sobre los recibos y compras realizadas son otro excelente incentivo que debería permitirte sacar el máximo partido a tu cuenta nómina si sabes elegir bien.

Santander, Sabadell y OpenBank, por ejemplo, aplican una bonificación sobre los recibos domiciliados en la cuenta. El Sabadell también realizar un descuento sobre las compras realizadas en grandes superficies con su tarjeta de crédito.

Dependiendo de cuál sea el importe de tus recibos, así como el volumen de tus compras habituales, estos descuentos pueden suponer un gran ahorro mes a mes.

Depósitos de bienvenida

Los depósitos de bienvenida tienen la ventaja de que suponen obtener una remuneración muy elevada sobre tus ahorros, tan sólo por el hecho de decidir domiciliar tu nómina en un nuevo banco.

La contrapartida es que su plazo suele ser bastante limitado y el importe máximo a depositar también. Si no tienes la opción de abrir una cuenta nómina con el saldo remunerado, presta atención a aquellos bancos que, al menos, cuenta con un depósito de bienvenida.

El Banco Popular actualmente ofrece un atractivo depósito al 5% TAE. No obstante, es necesario cumplir con una buena cantidad de condiciones, entre otras, contratar seguros con la propia entidad.

Tarjetas con descuento de combustible

Estas tarjetas son algo más frecuentes que los casos anteriores y suelen estar reservadas a los clientes que domicilian su nómina. Dependiendo de la entidad en cuestión, es posible conseguir tarjetas de crédito que ofrecen descuentos en estaciones de servicio tales como:

  • El grupo Repsol, Campsa y Petronor.
  • Galp.
  • Shell.

No es la única manera de hacerse con una tarjeta de descuento en gasolineras, pero sí resulta muy sencilla y conveniente.

Programa de ofertas especiales

Si te gusta el ocio y las compras, entonces una buena forma de sacar partido a tu cuenta nómina es hacer uso de las ofertas y promociones incluidas en las secciones especiales para clientes con nómina.

Cada banco lo denomina de una manera distinta. Algunos lo llaman “programa”, otros “galería”. Lo importante es conseguir el descuento en un buen hotel, el cine, un spa, un restaurante o el recambio de los neumáticos, por poner algunos ejemplos típicos.

Remuneración en especie

En lugar de depósitos de bienvenida, algunos bancos optan por ofrecer un regalo. Abanca o Imaginbank son dos buenos ejemplos actuales.

La ventaja de estos regalos es que puedes disponer de ellos desde el primer momento en que abres la cuenta y cumples con las condiciones.

Un ejemplo parecido pero incluso más interesante es le cuenta de OpenBank, para la cual periódicamente se lanzan promociones para nuevos clientes en las que ofrecen 100 euros de regalo, a cambio de cumplir con una condiciones complementarias. En este caso, se solicita domiciliar una nómina de 1.000 euros.

Préstamos pre-concedidos y adelanto de nómina

Finalmente, en caso de que estés falto de liquidez, no debes olvidar que hay algunas cuentas nómina cuyos titulares pueden conseguir un préstamo fácilmente o incluso un adelanto de la nómina.

Es más, determinadas entidades no cobran intereses sobre el adelanto de la nómina cuando el dinero es devuelto durante el mismo mes.

En definitiva, existen muchas maneras de sacarle partido a tu cuenta nómina. La clave consiste en saber las ventajas que incluye y utilizarlas al máximo.

Cómo sacarle partido a una cuenta nómina
Comentarios