jueves. 25.07.2024
EL CANDIDATO SOCIALISTA LANZA VARIAS PROPUESTAS

Rajoy se enroca en un discurso ‘enlatado’ frente a un incisivo Rubalcaba que buscó respuestas

El líder del PP incidió en el balance del Gobierno pero su oponente no cejó en su intentó de arrancarle algún compromiso electoral concreto. 

Rajoy le acusó de sembrar insidias y el socialista de sembrar incertidumbres

Si algo diferenció a los candidatos del PSOE y del PP a la Presidencia del Gobierno en el debate electoral protagonizado este lunes por la noche fue el número de propuestas a las que se comprometieron en caso de ganar las elecciones generales del próximo 20 de noviembre.

Alfredo Pérez Rubalcaba planteó varios compromisos electorales en materia de política económica e instó, en reiteradas veces a Mariano Rajoy, a dar respuestas a los principales problemas del país.

Los nervios se dejaron notar al inicio del debate, sobre todo por parte de Rajoy, que abusó de ‘apuntes’ y leyó en exceso frente a un Rubalcaba que fue a por todas. El candidato del PP (quizá mal aconsejado) se empeñó en dirigirse a su oponente como ‘Pérez Rubalcaba’, lo que le llevó en varias ocasiones a equivocarse con ‘Rodríguez Zapatero’.

El candidato socialista enumeró buena parte de los enunciados que engrosan el programa electoral del PP, un programa que calificó de “ambiguo” sobre todo en materia de política económica con especial hincapié en las medidas en materia de empleo ante la alta tasa de paro.

Lejos de intentar escurrir el bulto, Rubalcaba reconoció que España está sufriendo una "crisis profunda", que "se inició en Estados Unidos hace tres años" y que ha hecho que "millones de españoles" hayan perdido su empleo. Y además, asumió que el problema "más grave" es que la "auténtica recaída" que ha sufrido la economía este verano ha afectado a los datos de empleo lo que, a su juicio, "sin duda exige nuevas medidas".

En este sentido, el candidato socialista se comprometió a buscar un gran acuerdo por el empleo, como “gran causa nacional” y a que el Estado sufrague la Seguridad Social de los nuevos empleos de las pequeñas empresas, "100 por cien el primer año, 75 el segundo y 50 y 25", detalló.

En la misma línea, y "para dar una salida a los chavales" que dejaron los estudios para trabajar en el sector inmobiliario, prometió que también se pagará la Seguridad Social a las empresas que formalicen contratos de formación el tiempo que dure dicha relación contractual.

Para sufragar dichas medidas reiteró su voluntad de crear un impuesto a las grandes fortunas.

Asimismo, el candidato socialista defendió la necesidad de que la UE retrase el cumplimiento del déficit, para relajar las medidas de ajuste; y que el banco Central Europeo a que siga bajando los tipos de Interés. Habló de diseñar una especie de "Plan Marshall" para Europa desde el banco Europeo de Inversiones (BEI); y transformar el ICO en un instrumento financiero que permita dar agilizar los créditos para empresas y emprendedores.

Como otras medidas de ahorro, Rubalcaba planteó quitar las Diputaciones y hacer un replanteamiento de las Fuerzas Armadas.

Por su parte, Rajoy se limitó a hacer balance de la gestión del Gobierno socialista y eludió pronunciarse con claridad sobre determinadas cuestiones como las prestaciones por desempleo. El asunto enconó el debate cuando Rubalcaba le pidió que aclarase si piensa reformar el sistema de prestaciones por desempleo y si se plantea sacar a las pymes de la negociación colectiva como plantea la CEOE. Rajoy le acusó de sembrar “insidias” y el socialista de “sembrar incertidumbres”.

Rubalcaba dice que el PP quiere comprar activos tóxicos

El candidato socialista también se mostró especialmente incisivo en remarcar sus diferencias acerca de la reestructuración del sistema financiero acusando al líder 'popular' de querer comprar "activos tóxicos" generados por la 'burbuja inmobiliaria' y basándose en el propio programa del PP que habla de facilitar la "gestión activa del patrimonio dañado en manos de las entidades financieras".

"¿Está pensando que con el dinero de los españoles paguemos los resultados de su gestión de 1998?" ha preguntado el candidato del PSOE, en alusión a la reforma legal iniciada por el Gobierno de José María Aznar y que, a su juicio, inició la 'burbuja inmobiliaria'. "Si es así, no estoy de acuerdo, que cada palo aguante su deuda", ha incidido.

El candidato socialista pide retrasar a 2015 la reducción del déficit

Respecto a las reformas del modelo de Estado, Rajoy ha apostado por desarrollar un plan global que ponga "fin" a las improvisaciones del gobierno socialista y que parta del control del gasto público, por lo que debe contemplar el desarrollo de la ley que limita el gasto en la Constitución para poder fijar un techo de gasto en todas las administraciones.

"Para que se aprieten el cinturón y no gasten lo que no tienen, ha señalado Rajoy. Por su parte,Rubalcaba ha adelantado que si gana las elecciones del 20 de noviembre pedirá a Bruselas que se retrase el ajuste del déficit al año 2015, dejando margen de maniobra para recuperar el crecimiento porque el déficit llevará a una situación "muy difícil".

Rajoy elude pronunciarse sobre el matrimonio homosexual

En el segundo bloque del debate electoral, Rubalcaba volvió a lanzarle a Rajoy una pregunta sobre el programa electoral. En concreto, sobre la página 116, que el líder del PP ha confesado desconocer porque no se sabe "de memoria" el programa del PP. "Me lo he leído por lo visto mejor que usted", le ha espetado el dirigente socialista”.

En esa página, el PP se compromete a llevar cada dos años al Congreso un informe sobre el estado de las pensiones, pero según ha explicado hasta en dos ocasiones Rubalcaba, bajo una redacción "deliberadamente ambigua" se esconde una revisión del sistema, no un mero trabajo de información a las Cortes.

"Interpreto que cada dos años le dirán al Congreso: si esto va mal, cambiamos las condiciones de jubilación y las pensiones", ha dicho. "Y le pido que se lo diga a los pensionistas y a los que están a punto de jubilarse", ha insistido Rubalcaba, acusando a su oponente de procurar mantener una "incertidumbre" y no querer aclarar a los españoles "qué les espera". "Levante el velo de silencio, ha concluido.

Rubalcaba también pidió a Rajoy, que "tranquilice a las parejas homosexuales" y les diga que va a retirar el recurso de su partido contra la ley del matrimonio homosexual.

Sin embargo, Rajoy dejó que no lo hará: "Yo no hablo de este tema en mi programa, en su día se ha presentado un recurso al Tribunal Constitucional, veremos lo que nos dice el Constitucional".

En materia de servicios sociales, Rubalcaba sostuvo que el PP no garantiza el futuro de la educación y la sanidad públicas, una tesis que negó Rajoy, quien esgrimió recortes presupuestarios del Gobierno socialista e insistió en que la reactivación de la economía y la creación de empleo servirán para financiar los servicios públicos.

Rajoy se enroca en un discurso ‘enlatado’ frente a un incisivo Rubalcaba que buscó...