domingo 25/10/20
"NO HABÍA MÁS REMEDIO", AFIRMA

Rajoy justifica la dureza de los Presupuestos para 2012 en la herencia del PSOE

Asume que son "duros" pero "imprescindibles" para "corregir los errores del pasado". En esos términos se pronunció el presidente del Gobierno ante la plana mayor del PP que aprobó por unanimidad las medidas adoptadas hasta ahora. Cospedal reconoció que la estrategia de defensa más conflictiva para el partido ha sido la reforma laboral.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido hoy que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012 son "duros" y "dolorosos", y contienen algunas decisiones que no le gustan, pero ha asegurado que son los "imprescindibles" para "corregir los errores del pasado".

Rajoy se ha referido al proyecto de ley de presupuestos en su intervención en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que se ha celebrado este lunes en Madrid y en la que ha expresado su sorpresa por las críticas que ahora hacen a las cuentas del Estado "algunos que antes estaban en el Gobierno".

El jefe del Ejecutivo ha señalado que el proyecto presentado "es el que se tenía que presentar" después de que el Ejecutivo socialista no cumpliera con el objetivo de déficit. "Hay cosas que no nos gustan ni a los propios miembros del Gobierno, pero es imprescindible y absolutamente necesario para poner las bases de la recuperación", ha insistido.

Rajoy ha hecho hincapié en que las reformas y los ajustes responden a un plan "preconcebido y estudiado" con la meta de poner las bases de la recuperación económica. "No hay ninguna improvisación", ha añadido Rajoy, al contrario de cómo, a su entender, actuó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. A su juicio, "la alternativa es infinitamente peor". "Por eso lo hacemos, no por prejuicios de ningún tipo, ni por ganas de fastidiar. No tenemos más remedio que tomar las decisiones que hemos tomado", ha remarcado.

Con las medidas aplicadas, Rajoy ha afirmado que lo que se persigue es "preparar el futuro y salvar el medio y largo plazo". "Lo peor que se puede hacer es no hacer nada y esperar a que escampe. Porque si no hacemos nada, no va a escampar nunca", ha avisado. Ha asegurado que el Gobierno ha pretendido ser "justo y equitativo" a la hora de reducir los gastos, manteniendo las partidas de pensiones y ayudas al desempleo, congelando el sueldo a los funcionarios y evitando subir el IVA.

El presidente del Gobierno también ha recordado que en el incremento de la tarifa eléctrica, dirigida a reducir la deuda de 24.000 millones de euros en este sector, dos tercios del costo lo han asumido las propias compañías. "Ya me gustaría, ahora que van a protestar, ver si ellos serían capaces de hacerlo", ha criticado al PSOE.

Rajoy ha considerado prioritario reducir el déficit, reactivar el crédito y recuperar competitividad con el fin de volver a generar crecimiento y empleo. Para lograr este objetivo, ha pedido un esfuerzo de contención del gasto a las comunidades autónomas y ayuntamientos. "No es el momento de pabellones, autopistas, aeropuertos y otras cosas", les ha advertido.

El líder del PP ha considerado "irrenunciable" cumplir el objetivo del 5,3 por ciento de déficit comprometido con la UE para este año, después de que en el pasado año las administraciones públicas gastasen 90.000 millones más de lo que ingresaron. Ha recordado que si Zapatero hubiera cumplido la meta del 6 por ciento fijada para 2011, el ajuste habría sido de 18.000 millones de euros menos en 2012, y de 10.000 menos el próximo ejercicio. "Por eso, no deja de resultar sorprendente, que alguno que hasta hace poco estaba en el Gobierno, ahora critique los presupuestos, que son los que teníamos que presentar", ha reprochado en alusión al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Como balance de sus primeros cien días de gestión, Rajoy se ha felicitado de haber hecho más reformas en este tiempo que las que Zapatero hizo en siete años. "Han sido cien días intensos, difíciles, pero estamos poniendo las bases para el futuro", ha recalcado. Rajoy ha insistido en que la tarea que hay por delante es "gigantesca", pero ha garantizado que el Gobierno "sabe lo que hace" para enderezar la situación del país. "No nos mueve otro objetivo que hacer las cosas bien. No tenemos prejuicios de ningún tipo, pero tampoco hipotecas de ningún tipo y con nadie", ha aclarado.

COSPEDAL DICE QUE HAY QUE EXPLICAR LOS PGE

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha puesto en valor la tarea de coordinación que ha realizado el partido con el Gobierno estas semanas y ha admitido que la estrategia de defensa más conflictiva ha sido la reforma laboral, han señalado fuentes del Partido Popular.

A renglón seguido, ha señalado que ahora la tarea que tiene por delante el partido es explicar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y, en este sentido, ha adelantado que se están planificando actos de defensa de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros.

Rajoy justifica la dureza de los Presupuestos para 2012 en la herencia del PSOE
Comentarios