sábado 20.07.2019

Préstamo personal o línea de crédito, qué te conviene más

Las necesidades actuales de nuestro sistema de vida nos han habituado a usar en nuestro lenguaje coloquial palabras como préstamo, crédito e hipoteca dándoles a menudo el mismo significado.

Préstamo personal o línea de crédito, qué te conviene más

Las necesidades actuales de nuestro sistema de vida nos han habituado a usar en nuestro lenguaje coloquial palabras como préstamo, crédito e hipoteca dándoles a menudo el mismo significado. Pero la realidad es que no son lo mismo y es importante conocer las diferencias entre un préstamo personal y una línea de crédito a la hora elegir el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades y circunstancias.

Características de los préstamos personales

Definición

Un préstamo es una entrega de dinero que se realizada por parte de un particular, banco o entidad financiera a una segunda persona o entidad que lo recibe de una sola vez y bajo unas ciertas garantías y condiciones.

Entrega del dinero

Normalmente, se hace de una sola vez en el momento de la formalización del oportuno contrato, ya sea de forma privada o en escritura pública, dependiendo de las garantías y de las exigencias legales o de gestión de la entidad prestamista.

Plazo de devolución

El plazo de devolución puede variar en duración y se podrían establecer dos grandes grupos:

  • Por un lado están los mal llamados minicréditos o créditos rápidos que, con base en lo dicho anteriormente son, en realidad, préstamos, ya que existe una sola entrega inicial del dinero. En estos casos en concreto, los plazos de devolución son muy cortos y pueden oscilar desde un solo día hasta 60 días, aproximadamente, aunque lo más habitual es que ronden los 30 días.
  • Por otro están los préstamos personales, también con una duración variable, normalmente superior a un año, oscilando entre 13 y 96 meses.

Devolución del dinero en el préstamo personal

La devolución más habitual es los préstamos se realiza de forma periódica, mensualmente, distribuyéndose el importe de la cantidad adeudada en dichas mensualidades más los intereses correspondientes.

En el caso de que se hubiera pactado una carencia, durante ese período solo se devuelven intereses, sin que la cantidad pendiente de amortización varíe. Esto se hace en los casos en los que necesites tener durante un tiempo unas cuotas mensuales de importe reducido. Este hecho conlleva el alargamiento del plazo del préstamo o el incremento de las cuotas posteriores, pero nos permite sobrellevar algún periodo de dificultad económica.

Tipos de interés en los préstamos

De nuevo, aquí tenemos que diferenciar entre los minicréditos y los préstamos personales. En el primer caso el TAE se dispara, pero dado que el importe total del préstamo no es cuantioso, una media de 300 euros, ese sobrecoste se puede sobrellevar.

Los demás préstamos suelen tener un tipo de interés más reducido que las líneas de crédito, en parte por el mayor período de tiempo que dura la operación, y en parte porque la totalidad del dinero ofrecido al cliente ya ha sido prestado y genera intereses desde el primer día.

Cantidad que devenga intereses en los préstamos

Al ser entregada toda la cantidad solicitada en el primer momento, los intereses también comienzan a generarse desde el primer día.

Renovación del préstamo

Los préstamos no se renuevan. Existe la opción de cancelación anticipada o amortización parcial anticipada, pero al llegar el vencimiento no hay opción de seguir con dicho producto, aunque se puede volver a contratar un nuevo.

Características de una línea de crédito

Definición y entrega de dinero

Una línea de crédito consiste en la posibilidad de disponer del dinero, no en el dinero en sí, que habitualmente concede un banco a un particular o empresa. Es decir, el cliente puede obtener diversas sumas hasta el máximo concedido durante la vigencia de la línea de crédito.

Devolución de la línea de crédito

Durante su vigencia, el cliente podrá devolver las cantidades para luego volver a disponer de ellas con lo que su saldo oscila en ambos sentidos.

Plazo de devolución

Normalmente es por un período de un año, pero puede ser cualquier otro.

Renovación al vencimiento

Previa aceptación por la entidad prestamista, la línea de crédito puede ser renovada por un plazo idéntico.

Intereses en las líneas de crédito

En este caso solo se generan intereses por las cantidades realmente dispuestas, aunque en muchos casos existe algún tipo de comisión sobre la parte disponible.

Determinar cuál es el producto adecuado para mí

Los préstamos personales e hipotecarios están diseñados para importantes disposiciones de dinero en una sola vez, es decir, la compra de una vivienda, un coche, la instalación o reforma de un negocio o similar.

Las líneas de crédito son muy útiles para disponer de dinero rápido cuando lo necesitemos. Son muy utilizadas por empresas y autónomos, cuyo flujo de caja oscila durante el año y en los cuales es necesario tener financiación disponible de inmediato, ya sea para comprar mercaderías, pagar impuestos o sobrellevar una bajada estacional de ingresos.

Hay que tener en cuenta que además hay que revisar todos los parámetros de ambos productos: tipo de interés, comisiones, gastos y obligaciones de fidelidad, ya que podría ser posible que lo que parezca más viable por un lado resulte económicamente más caro si se suman todos los gastos.