<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
miércoles. 10.08.2022

A menos que se cambie la ley actual esta posibilidad es imposible. De hecho, aunque el Govern de la Generalitat creara una estructura administrativa para recaudar los tributos de titularidad estatal mientras la gestión tributaria no esté cedida a las comunidades autónomas–, siempre le faltará cobertura legal para exigir el tributo.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda consideramos que no se están dando los pasos necesarios entre la Administración central y catalana para buscar un solución equilibrada a las demandas de una mejor financiación autonómica

Por tanto, para solucionarlo, habría que cambiar la normativa de cada tributo de competencia estatal, pero no bastaría con que el Parlamento catalán aprobara una ley en la que se arrogue la capacidad recaudatoria sobre todos los impuestos, ya que la norma sería recurrida por el Estado ante el Tribunal Constitucional al invadir una competencia que el Gobierno central ostenta en “exclusiva” al no haberse cedido a las autonomías por la constitución vigente.

Sin embargo, carece de viabilidad la otra alternativa al cambio normativo, que consistiría en una desobediencia civil que supondría no pagar al Estado por la parte de los impuestos que le corresponde, pues al no haber modificado la ley de financiación autonómica, la llave de la recaudación de cada impuesto se somete al sistema vigente.

Además la AEAT daría por incumplidas las obligaciones tributarias de los desobedientes exigiéndolas en vía de apremio, y sancionando, entre otras consecuencias legales, por lo que lo más probable es que la desobediencia no tuviera un eco masivo entre los ciudadanos catalanes por el riesgo adverso del proceso.

En cualquier caso, los Técnicos del Ministerio de Hacienda consideramos que no se están dando los pasos necesarios entre la Administración central y catalana para buscar un solución equilibrada a las demandas de una mejor financiación autonómica y de una mayor corresponsabilidad fiscal y coparticipación en las decisiones de la AEAT en Cataluña.

Desde Gestha somos partidarios de hacer realidad una figura prevista en el actual Estatut: se trataría de acordar la creación de un consorcio tributario entre el Estado y la administración catalana que supondría la fusión de las funciones tributarias de ambas partes, una fórmula que ayudaría, sin duda, a mejorar la eficacia de las funciones de gestión, inspección y recaudación de los tributos en Cataluña, sin que ello afecte a los vigentes porcentajes de la cesión de la recaudación de cada impuesto.

Contesta Carlos Cruzado
Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿Podría Catalunya, con la ley actual, recaudar impuestos estatales?
Comentarios