#TEMP
domingo. 03.07.2022

Patronal y sindicatos piden prudencia

Partidos políticos y organizaciones empresariales y sindicales exigen al Gobierno que no caiga en la "autocomplacencia".
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 02.07.2009

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró este miércoles que el descenso del número de parados registrado en junio supone "un indicio" de que la situación económica del segundo trimestre de este año es mejor que la del primero. No obstante, pese a reiterar que "el dato es muy bueno" apeló a la prudencia" y se mostró "muy contento" por las personas que han encontrado empleo".

Zapatero responsabilizó del descenso del paro a las diversas medidas adoptadas por el Gobierno entre las que citó la "fuerte" inversión pública y el apoyo a determinados sectores como el del automóvil, "que ha permitido recuperar las ventas".

Recordó que se han destinado 10.000 millones de euros a financiar a las pymes "que ha permitido mantener empresas y empleo" así como 11.000 millones a inversión publica entre los que destacó los 8.000 para obra pública en ayuntamientos.

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, admitió que el dato del paro registrado en junio conocido hoy "no es malo" --el número de parados descendió en 55.250 personas respecto a mayo--, pero expresó su "preocupación" por el hecho de que la Seguridad Social haya perdido cotizantes. Por eso, pidió "mucha cautela" y hacer reformas estructurales.

En primer lugar, admitió que "no es malo" el dato del paro registrado correspondiente al mes de junio. Pero recalcó que sí que es una "noticia muy mala" los datos de Eurostat que, según dijo, cifran el paro en España en 4,3 millones de personas, el 18,7% de tasa de desempleo y que "supone el doble de la UE".

Mientras tanto, el portavoz de Trabajo del Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en el Congreso de los Diputados, Carles Campuzano, afirmó que el descenso del paro en junio era "previsible" y pidió al Gobierno que "no esconda" la gravedad de la situación y evite efectuar lecturas "autocomplacientes" de los datos de desempleo.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado que los datos de paro del mes de junio avalan la necesidad de intensificar las políticas públicas para luchar contra el desempleo y ratifican que no se puede combatir con "fórmulas periclitadas" como el abaratamiento del despido.

Además, ha apuntado que el comportamiento del paro el mes pasado tiene un componente estacional y está relacionado con el impulso de las políticas públicas para la reactivación económica, por lo que, probablemente, a partir de septiembre los datos empeoren.

Por su parte, Comisiones Obreras valoró el descenso del paro por segundo mes consecutivo, pero lo atribuye al inicio de la temporada estival y a las obras del Plan de inversión local.

Este sindicato demandó una mayor inversión en Investigación, desarrollo y tecnología, una mejora en la formación y cualificación de los trabajadores y una consolidación de la protección social.

De otro lado, el presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, manifestó la "alegría" de la patronal por el descenso del paro y su compromiso a "poner todo de su parte" para que así sea, si bien insistió en la necesidad de acometer reformas.

"Nos parece una buena noticia y nos gustaría que siguiera así en los próximos meses. Nosotros estamos poniendo todo de nuestra parte para que siga siendo así", garantizó.

Por su parte, Izquierda Unida urgió al Ejecutivo a elaborar unos Presupuestos Generales para 2010 "dirigidos a la creación de empleo".

Asimismo, las principales asociaciones de autónomos (ATA, UPTA, CONAE y ASNEPA) advirtieron de que el número de afiliaciones al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) bajó también en junio, tras catorce meses consecutivos de caídas, a pesar del descenso del paro el mes pasado.

Las cuatro asociaciones criticaron la falta de medidas de apoyo del Gobierno al sector de los autónomos y señalaron que pese al incremento del empleo en 55.250 personas en junio respecto al mayo, las afiliaciones de autónomos descendieron en 5.814 trabajadores, lo que supone 87.039 autónomos menos desde enero de 2009.

Patronal y sindicatos piden prudencia
Comentarios