jueves 28.05.2020
CONTESTA CARLOS CRUZADO | GESTHA

¿Por qué las empresas pagan ahora menos impuestos que antes de la crisis?

El tipo efectivo del Impuesto de Sociedades para las que no forman parte de un grupo empresarial era en 2007 del 22,6%, porcentaje que ha disminuido hasta el 16,7%, casi seis puntos menos.

Las empresas pagan menos impuestos ahora que antes de la crisis

En los primeros compases de la crisis (2007-2010), el Impuesto de Sociedades se desplomó un 70%; lo que para muchos fue debido, en buena medida, a los grandes apuros que sufrieron la mayoría de las empresas españolas, reduciéndose de forma alarmante la recaudación de Hacienda.

Sin embargo, esa caída fue muy superior al desplome del PIB, que en su peor año se dejó un 3,7%. Esto quiere decir que hubo otras causas que explican el menor pago de impuestos por parte de las empresas, causas que no tienen que ver con la caída de la actividad económica, sino con la evasión y elusión fiscal, canalizada esta última a través de las múltiples deducciones y exenciones fiscales a las que podían acogerse las empresas, sobre todo las multinacionales.

De hecho, si repasamos los datos oficiales, descubrimos que las empresas hoy en día no solo pagan menos impuestos por la caída de sus ganancias, sino que pagan menos en comparación con lo que realmente ganan. Y, para muestra, un botón: el tipo efectivo del Impuesto de Sociedades para las que no forman parte de un grupo empresarial era en 2007 del 22,6%, porcentaje que ha disminuido hasta el 16,7%, casi seis puntos menos.

Pero si estos datos nos parecen alarmantes, mayor fue el descenso de la carga tributaria para las grandes compañías, que apenas tributaban un 9,9% antes de la crisis y que se ha reducido hasta el 3,5%. Así, de unas ganancias de 86.000 millones de euros únicamente pagaron 3.000 millones en impuestos. O dicho de otra forma, si tuvieran que pagar lo que les correspondía (un 30%) Hacienda debería haber ingresado 26.000 millones de euros. Sin duda, esos 23.000 millones adicionales habrían evitado muchos de los ajustes traumáticos adoptados por el Gobierno.

Para más INRI, esta realidad se produce a pesar de que España es el quinto país de la Unión Europea con el gravamen de Sociedades más alto (30%). El Ejecutivo intenta paralizar esta fuga de recursos eliminando las deducciones fiscales a la internacionalización para empresas con más de 20 millones de euros de facturación, pero esto no es suficiente para evitar que los paraísos fiscales sean el destino preferente de nuestro dinero.

Es necesario que se dediquen más recursos y más personal de la Agencia Estatal Tributaria (AEAT) en la investigación del fraude en las grandes corporaciones y patrimonios, que concentran el 72% del fraude fiscal total y que anualmente supone una pérdida para las arcas públicas superior a los 42.000 millones de euros.

Contesta Carlos Cruzado

Presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA)

¿Por qué las empresas pagan ahora menos impuestos que antes de la crisis?