#TEMP
martes 17/5/22

¿Cómo pagamos las pensiones?

Por Edmundo Fayanás Escuer | Este es el título de un artículo de Daniel Lacalle publicado en varios medios conservadores. Este articulista es gestor de fondos y trabaja para grupos de la derecha conservadora...

pens

El tema demográfico es el mantra de la derecha, cuando su única finalidad es privatizar las pensiones

Este es el título de un artículo de Daniel Lacalle publicado en varios medios conservadores. Este articulista es gestor de fondos y trabaja para grupos de la derecha conservadora.

En un debate en el que participaba junto a Pablo Iglesias, planteó que se debe reformar el sistema de pensiones, es decir, bajarlas más, porque argumenta que tenemos un problema demográfico. A tal argumento, Iglesias, le contestó que, las pensiones son una decisión política y que se podría poner un impuesto a las grandes fortunas y empresas para pagarlas. A esta afirmación Lacalle le llama hacer populismo.

Lacalle dice que las pensiones forman parte del “contrato social”, pero que esto sólo funciona si la población activa crece muy por encima de las personas jubiladas. El tema demográfico es el mantra de la derecha, cuando su única finalidad es privatizar las pensiones.  

Se equivocaron en su predicciones demográficas en 1990, se volvieron a equivocar en el año 2000 cuando predijeron que en España habría en el año 2010, 39 millones de habitantes cuando se alcanzo 47 millones ¿cabe tal error? ¿Han pedido perdón?

Nuevamente nos machacan con predicciones demográficas catastrofistas, cuando ellos saben que el tema demográfico es una variable muy relativa, como verán posteriormente. También argumenta, que el agujero del sistema de pensiones para el año 2014 rondará los 18.000 millones de euros, cifra que certificó como real. Con esto dice que las pensiones son insostenibles. Estos 18.000 millones salen del fondo de pensiones creado cuando la economía iba bien.

Al analizar la viabilidad del sistema de pensiones hay que verlo en la perspectiva de diez o quince años y nunca en los momentos álgidos de crisis económicas, para lograr la privatización de lo público

Lacalle se sorprende cuando Iglesias habla del tema de pensiones como un tema político y es como hay que tratarlo. Nunca estos neoliberales se sorprenden ni critican la decisión política de salvar bancos privados, 22.000 millones de Bankia, 12.000 en Caixa Cataluña o los 9.000 de Caixa Galicia…, es decir, que salvar entidades financieras privadas mal gestionadas y llenas de corrupción con el beneplácito del PP/PSOE no es ningún problema financiero ni político, mientras que salvaguardar las pensiones públicas de nueve millones de pensionistas sí los tiene y es populismo político. ¿Hace falta tener cara?

Lo público es la única garantía de futuro en el tema de las pensiones

Este articulista es el ejemplo clásico del economista neoliberal al servicio del capital, olvidándose completamente que la economía debe servir al hombre. Cuando los neoliberales nos hablan del tema demográfico me planteo dos cosas, una primera que me recuerdan los análisis y doctrinas del siglo XIX en demografía y la segunda es que utilizan la demografía como simple manipulación para intentar beneficiarse a costa de los pobres con la finalidad de conseguir un aumento de las pensiones privadas, gran negocio de los bancos privados, Santander, BBVA, Caixa…

Lo que nunca hacen ni Lacalle ni los demás neoliberales es explicar como ha funcionado por ejemplo los últimos diez años los fondos de pensiones privados en nuestro país. Que nos expliquen sus rentabilidades, las comisiones pagadas a los bancos, las subvenciones a través de desgravaciones fiscales públicas (1.300 millones anuales)  con la finalidad de hacer atractivas dichas pensiones privadas.

Le recomendaría que nos analicen lo que ha pasado en otros países con los fondos de pensiones privados, por ejemplo en Chile con su sistema dual público/privado, pues sería ilustrativo para entender que lo público es la única garantía de futuro en el tema de las pensiones. 

Nos dice como gran dato, que en Suecia se están privatizando las pensiones. Se le olvida decir que ha sido el partido conservador sueco quien lo ha hecho aprovechando nuevamente una crisis económica. Lo que no hace, es analizar sus resultados ¿Por qué?

En lo que llevamos del siglo XXI, el crecimiento del país ha rondado el 2,5% del PIB por eso se pueden pagar

Ese mismo gobierno fue el que inició la privatización de la educación que era totalmente pública. Los resultados de la educación actual sueca esta por detrás según el informe PISA de España, mientras que cuando era totalmente pública estaba a la cabeza de los países de la OCDE. Esto sí que es un éxito educativo de ineficiencia. Lo mismo está pasando con las pensiones privadas suecas, pero nunca analizan los resultados de la privatización no sólo de forma económica sino de calidad del servicio.

Las pensiones del futuro no dependen de forma sustancial del número de trabajadores del sistema, sino que dependen de la capacidad que el país tenga de generar riqueza. Se sabe que si la media del crecimiento anual de España es del 1,5% del PIB, no hay problema de sostenibilidad de las pensiones, por eso ahora tenemos problemas porque nuestro crecimiento es inferior. Pero nunca deben tomarse medidas en momentos de crisis sino ver todo desde una perspectiva de diez o quince años viendo periodos de crisis y de crecimiento.

En lo que llevamos del siglo XXI, el crecimiento del país ha rondado el 2,5% del PIB por eso se pueden pagar. El número de trabajadores es un factor relativo y lo van a entender. Cada vez más en un futuro próximo con el continuo desarrollo de las nuevas tecnologías, robótica, nanotecnologíaharán que el ser humano trabaje menos y sin embargo la creación de riqueza será superior. Mirando en perspectiva,  veamos un ejemplo, los trabajadores del automóvil producían alrededor de diez coches  por persona en el año 1975, hoy producen 110 por persona.

El problema a solucionar en el tema de pensiones son dos: el primero que el Estado español recaude de forma progresiva, es decir, que paguen los ricos, que actualmente no lo hacen, la defraudación anual es de 80.000 millones de euros y se debe de buscar una fiscalidad justa no como la que plantea el PP. En segundo lugar es acabar con la desigualdad social, a través del denominado “salario social” que por medio de la sanidad, educación pensiones, el Estado redistribuye, buscando una sociedad basada en la igualdad y solidaridad, siendo una acción básica del Estado. Estos son los dos grandes problemas, que el Estado debe asegurar, una fiscalidad justas y una política contra la desigualdad.

Ni un paso atrás en el tema de las pensiones públicas ni en la defensa de lo público. El sistema de pensiones es totalmente viable y estamos cargados de razón frente a los que únicamente defiende  a las elites, olvidándose del ser humano.

¿Cómo pagamos las pensiones?