jueves 21/10/21
Se cumplen las previsiones y cinco son españolas

Cinco bancos españoles, dos griegos y un austríaco suspenden test solvencia

Ocho de los 90 bancos europeos sometidos a las pruebas de solvencia han suspendido la prueba, entre ellos cinco españoles, comunicó hoy la Autoridad Bancaria Europea.

Según ese organismo, en el supuesto de un escenario económico adverso, esos bancos no lograrían superar el límite del 5 por ciento de la ratio que mide la proporción de recursos propios de mayor calidad, según los criterios utilizados en las pruebas.

Se trata de entidades, CAM, Banco Pastor, Caja3, Unnim y CatalunyaCaixa, además de dos entidades griegas, EFG Eurobank Engasias y Agricultural Bank of Greece, y una austríaca, Oesterreichische Volksbanken.

Ninguna de estas entidades obtiene ese mínimo del 5 por ciento con el que hacer frente a un hipotético escenario macroeconómico adverso durante 2011 y 2012.

La Autoridad Bancaria Europea no estima como capital de calidad las provisiones anticíclicas que el Banco de España obliga a las entidades españolas a mantener con el fin de constituir reservas en las fases de expansión para hacer frente a potenciales pérdidas futuras.

Según la EBA, otros 16 bancos europeos tienen entre el 5 y el 6 por ciento de ese capital de máxima calidad (core capital CT1), según esta prueba de solvencia, creada con la finalidad de fortalecer el sistema financiero internacional después de la crisis de 2008.

En un comunicado, la EBA explica que, a finales de 2010, veinte bancos suspenderían al caer más de un 5 por ciento de su CT1.

El objetivo de estos llamados "stress test" es evaluar la capacidad que tienen bancos y cajas para afrontar un escenario adverso hipotético, incluida la crisis de la deuda soberana.

Estos escenarios han sido endurecidos por la EBA, que sustituyó este año en esta tarea al Comité Europeo de Supervisores Bancarios . El CEBS fue criticado después de que sus test diesen notas de solvencia a entidades con problemas de financiación.

Es el caso, por ejemplo, de los dos bancos irlandeses evaluados en 2010, que acabaron siendo rescatados a finales de ese año tras el estallido en este país de la burbuja inmobiliaria.

En esta ocasión, las exigencias de capital fueron mayores porque aunque el "core capital" mínimo es del 5 por ciento frente al 6 por ciento del año pasado, no incluyen ni obligaciones necesariamente convertibles ni participaciones preferentes con fecha de vencimiento después de 2012.

A las pruebas de solvencia de este año se sometieron 90 entidades de 21 países europeos, que representan el 65 por ciento de los activos financieros de la región.

Al igual que el año pasado, España volvió a ser el país europeo que más instituciones aportó al examen hasta un total de 25: siete bancos tradicionales, diez fusiones o alianzas de cajas y ocho cajas independientes.

Cinco bancos españoles, dos griegos y un austríaco suspenden test solvencia
Comentarios