#TEMP
domingo. 03.07.2022
ESPAÑA, A LA COLA EN PROTECCIÓN AL CONSUMO

Nuevo modelo de reclamación contra la "impunidad" de las empresas de telefonía

Consumidores crean nueve modelos de demandas judiciales gratuitas para que los usuarios puedan acudir a los juzgados y reclamar contra las operadores de telefonía.

La asociación de consumidores Ceaccu ha creado nueve modelos de demandas judiciales gratuitas para que los usuarios puedan acudir a los juzgados para reclamar contra las operadores de telefonía, según informa la asociación en un comunicado.

De esta forma, los consumidores podrán reclamar sin coste alguno ante problemas como el cobro indebido de servicios no solicitados, el incumplimiento de una oferta o una reclamación de cantidad después de haber dado de baja un contrato, entre otros.

La presidenta de Ceaccu, Isabel Ávila, explicó que el objetivo de esta iniciativa es "acabar con la impunidad tradicional de las grandes compañías, quienes, mediante tácticas dilatorias o con la desatención más absoluta, buscan esquivar la reclamación del usuario".

Las compañías telefónicas son para los usuarios y acumulan casi 208.000 reclamaciones al año, lo que supone el 15,03% del total de las quejas recibidas, según los datos del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU).

Según explicó Ceaccu, esta situación "raya la alarma social", ya que en los últimos diez años las incidencias motivadas por este sector han crecido un 423,4% y en la sede arbitral de consumo se estima que el 48,9% de las resoluciones de conflictos corresponden a las comunicaciones electrónicas.

ESPAÑA, A LA COLA EN PROTECCIÓN A LOS CONSUMIDORES

España se encuentra entre los países de la UE peor clasificados en el índice sobre protección de los consumidores publicado este viernes por la Comisión Europea, sólo por delante de Bulgaria, Rumanía, Grecia, Lituania, República Checa y Eslovaquia.

Para calcular el índice sobre la situación de los consumidores se tienen en cuenta factores como la eficacia en la resolución de litigios y el tratamiento de las denuncias, la confianza de los consumidores en las autoridades, los minoristas, los publicistas y las organizaciones de consumidores, y la calidad de las normas.

España se sitúa a la cola de la UE, con 53 puntos, pese a que la situación de los consumidores ha mejorado cinco puntos en el último año tras la fuerte caída experimentada en 2009.

Los países con las mejores condiciones son el Reino Unido (74 puntos), Irlanda (72), Luxemburgo (70), Austria (67), Finlandia, Países Bajos e Italia (66), Dinamarca (65), Alemania (63) y Suecia (62), todos los cuales también superan la media de la UE, que está en 61 puntos.

España sigue además por debajo de la media comunitaria tanto en comercio electrónico nacional (20% frente al 36% de promedio en la UE) como en el transfronterizo (7% frente a 9%). En todo caso, el Ejecutivo comunitario considera que el comercio electrónico transfronterizo sigue creciendo lentamente, a pesar de las claras ventajas que aporta en términos de ahorro y variedad de la oferta. Por ello reclama un mayor esfuerzo para cumplir el objetivo de llegar al 20% en 2015.

El 50% de las empresas españolas venden a través de Internet, un porcentaje que está también por debajo de la media comunitaria (53%).

Bruselas destaca que el nivel de renta disponible de los hogares per cápita, que tiene en cuenta los diferentes niveles de precios entre países, oscila enormemente entre el mínimo de Letonia (9.045) y el máximo de Alemania (23.222). En este indicador, España (19.734) se sitúa por encima de la media de la UE (18.967).

Nuevo modelo de reclamación contra la "impunidad" de las empresas de telefonía
Comentarios