viernes 22/1/21
LOS LÍDERES SINDICALES PIDEN "TIENTO" AL GOBIERNO

Mutuas y absentismo como pieza de “intercambio"

El lunes fue el día clave. CCOO y UGT aseguran que la última propuesta escrita remitida por la CEOE corría "hacia atrás las agujas del reloj" y las fechas del calendario previsto, con lo que "sepultaron" la negociación colectiva en el punto de partida.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, explicaron este jueves en rueda de prensa las causas de la ruptura del diálogo social para la reforma de los convenios.

Cándido Méndez (UGT) se refirió a la introducción en la negociación sobre las mutuas y el absentismo, que Ignacio Fernández Toxo (CCOO) resumió muy claro: "Preguntamos a Rosell cuál era su 67 en esta negociación, y dijo mutuas", en un intentó por clarificar los puntos "necesarios" para intentar acercar el pacto.

"Se asumió discutir mutuas y absentismo como pieza de intercambio", reconoció el líder de CC.OO, quien afirmó que esta condición supondría el "abandono explícito" en la negociación de la ultraactividad y el decaimiento de convenios, y que la CEOE cediera en su pretensión de no aplicar convenios a directivos y autónomos.

En este punto, advirtió de que el intento patronal de excluir de convenio a empleados con responsabilidades en las empresas dejaba fuera a un tercio de los trabajadores, al tiempo que lamentó el "cambio de postura" de la CEOE en la reunión del pasado 30 de mayo. 

"Se comprometieron sin saber qué estaban comprometiendo", reprochó con referencias explícitas a la patronal madrileña (CEIM), para más tarde avisar de que en los contactos sobre empleo juvenil la patronal debería "corresponder" sus compromisos con lo que "pueden asumir".

"Con mutuas y absentismo estaba prácticamente cerrado un acuerdo útil y eficaz", lamentó Méndez, para después admitir: "Hoy hemos dado por concluida la negociación, pero la ruptura se produce realmente el pasado lunes".

Para el líder de UGT, la propuesta escrita remitida por CEOE el pasado lunes corría "hacia atrás las agujas del reloj" y las fechas del calendario previsto, con lo que "sepultaron" la negociación colectiva en el punto de partida de "meses atrás".

Una vez fracasado el intento de cerrar los cambios de los convenios mediante un acuerdo, la iniciativa pasa ahora al Gobierno, que espera aprobar la reforma el próximo 10 de junio. Los sindicalistas dejaron claro que en este decreto "ni entramos ni salimos", si bien aconsejaron actuar con "tiento y equilibrio".

"El Gobierno debe aprender de errores pasados que son presentes", proclamó Méndez recordando los efectos de la reforma laboral. Eso sí, Toxo recordó que, de legislar, el Gobierno rompería la "tradición europea" de reservar la negociación colectiva a empresarios y sindicatos. "Que no pague los platos rotos si intenta contentar a todos", avisó.

Por último, Toxo descartó "interferencia alguna" sobre el proceso de diálogo por parte del PP. "No creo en la teoría de la conspiración, no creo que la estrategia del PP pase por dinamitar la negociación colectiva", concluyó.

Mutuas y absentismo como pieza de “intercambio"
Comentarios