viernes 13.12.2019
acabó con cincuenta años de keynesianismo

¿Se está muriendo el neoliberalismo?

Hace ya más de treinta y cinco años, Margaret Thatcher y Ronald Reagan fueron los instrumentos que pusieron politicamente en marcha el neoliberalismo basado en las tesis económicas de la Escuela de Chicago.

El neoliberalismo acabó con cincuenta años de keynesianismo, que fue la época de mayor desarrollo global en el mundo, implantándose conceptos de justicia social con la aparición del estado del bienestar y la generación de los derechos laborales y sociales.

unnamedLa llegada del neoliberalismo ha significado un fracaso total, teniendo en cuenta que la creación de la riqueza ha sido prácticamente nula y además ha generado continuas crisis y con más intensidad. Ha traído la globalización y con ella un mundo dirigido por las multinacionales que son las que mandan y donde la democracia se ha deteriorado.

Hoy hay ya muchos sectores sociales que somos conscientes que el neoliberalismo no es capaz de solucionar los graves problemas que sus principios generan en el mundo. Es preciso un cabio profundo, no sólo en el aspecto económico, sino que deberemos crear una nueva sociedad, que sea mucho más inclusiva e intentando salvar la profunda desigualdad que ha generado y que se amplíen los espacios humanos y naturales, así como una mayor calidad democrática de nuestras sociedades.

El neoliberalismo nos lleva a la destrucción total de la raza humana

Como dice Jorge Riechman “Estamos en tiempo de descuento, en una situación de emergencia. Asistimos al choque de sociedades industriales contra los límites biofísicos del planeta. Tenemos ya una crisis climática, una crisis energética, de recursos, y otra de destrucción de la biosfera. Ya estamos pagando la factura de la orgía consumista de los últimos años”.

La humanidad actual está consumiendo los recueros de planeta y medio, lo cual es una hipoteca para nuestro futuro. Se calcula que si seguimos con el mismo modelo actual, para el año 2030 estaremos consumiendo los recursos de dos planetas, con lo que la situación será ya totalmente dramática. Si llegáramos con el mismo modelo a 2050, el consumo sería ya de 2,8 planetas.

unnamed (1)

El hombre debe de ser consciente de que tiene que volver a reapropiarse de la actividad que genera

El neoliberalismo nos lleva a la destrucción total de la raza humana. No tengo como objetivo asustar, sino que es la realidad de lo que sucederá, por eso es imprescindible darle una vuelta total y buscar modelos sociales y económicos mucho más respetuosos con el planeta.

Cada vez tenemos menos tiempo de cambiar esta situación. Debemos tener claro que para el año 2050, hay que bajar en un 80% nuestras emisiones de gases efecto invernadero. Si no hay un cambio drástico en las políticas económicas y medioambientales el desastre será irreversible.

Actualmente sólo hacemos cuentas sobre nuestras finanzas, pero ya debemos empezar a hacerlas sobre términos como la huella ecológica. Nuestra atmósfera ya no tiene más capacidad de absorber más dióxido de carbono.

Oscar Carpintero señala: “Hemos alimentado el mito de que bastaba el crecimiento económico para resolver todos los problemas tecnológicos, sociales y ambientales. No es así. Deberíamos avanzar en un objetivo claro en lugar de que crezca el PIB, deberíamos apostar por reducir la huella ecológica del hombre y para ello deberíamos superar el modelo neoliberal”.

Hoy la izquierda en general y la española en particular, no tiene un programa económico, social, ecológico y político futuro que nos sirva de guía y de referente. Solamente están en principios tan absurdos, como calle/instituciones, radical / templado, es decir, están en la miseria intelectual y fuera de la realidad social.

unnamed (2)

El proyecto de la derecha de Trump, May, Rajoy, Merkel es más neoliberalismo y más individualismo. El economista Daw Rodrick afirma que el capitalismo puede ser el mejor sistema para generar crecimiento e innovación, pero es incapaz de lograr legitimidad política si el Estado no protege a los perdedores.

Hoy vemos como se están planteando dos alternativas económicas:

La primera es la de la derecha, donde empiezan a ser conscientes de los daños que está imponiendo la globalización y está iniciando una revolución conservadora muy silenciosa y sutil, que se está alejando de los principios neoliberales y que hace que muchos partidos de la derecha vuelvan al proteccionismo económico y social.

Figuras como Trum, May con el Brexit, las medidas xenófobas que están planeando los partidos de la derecha europea. En consecuencia, la propia Unión Europea, nos está señalando el nuevo camino de la nueva revolución conservadora, cuyo objetivo no es otro que perseverar los intereses de clase de las elites de estos países.

La segunda opción es la que está planeando la nueva izquierda que parte del principio de que nuestro planeta tiene límites físicos y hay que transformar el vigente sistema capitalista neoliberal si queremos mantener un cierto bienestar.

unnamed (3)

La izquierda tiene que elaborar un nuevo discurso con propuestas concretas que den alternativas viables a los desafíos actuales, para así convencer a las personas de la necesidad de esta renovación económica, ecológica, social y cultural.

El hombre debe de ser consciente de que tiene que volver a reapropiarse de la actividad que genera.

La izquierda debe reconvertir el individualismo hedonista y buscar reintroducir los conceptos básicos de la cooperación y el espíritu cooperativista. Debemos buscar elementos que desborden el capitalismo, basados en teorías ya existentes y que buscan un mundo mejor, como son los principios de la economía colaborativa, la teoría del bien común del economista austriaco Christian Felber o la teoría de la economía decreciente.

Con todo ello, tendría que hacerse un nuevo proyecto económico, social y ecológico, donde el hombre y la Tierra sean los ejes vertebradores, todo ello basado en el respeto de nuestro medio natural, con una economía al servicio del hombre. Esto conlleva ineludiblemente un cambio de modelo democrático.

Creo que el futuro de nuestra humanidad pasa ineludiblemente porque la izquierda sea capaz de plantear un programa de futuro, con las características aquí señaladas. En ello nos jugamos nuestro futuro como humanidad. En ello está el futuro de nuestros hijos y nietos, juntos podemos.

unnamed (4)

Comentarios