lunes 25/10/21

Méndez critica la reunión entre Zapatero y los 'tiburones' financieros de Wall Street

El líder de UGT afirma que el encuentro no conseguirá consolidar la confianza de los mercados financieros, sino que al contrario "debilitará la solvencia de la economía española".
NUEVATRIBUNA.ES - 22.09.2010

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado este miércoles en Valencia que la reunión que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero mantuvo el miércoles en Nueva York con ejecutivos de Wall Street no conseguirá consolidar la confianza de los mercados financieros en España, sino que al contrario "debilitará la solvencia de la economía española" ante las inversiones internacionales.

Méndez ha efectuado estas declaraciones minutos antes de celebrar junto al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, un mitin con más de 2.000 delegadas sindicales en un pabellón municipal de Valencia dentro de su campaña para explicar las razones de la huelga general prevista el día 29 de septiembre.

En la reunión, Zapatero defendió ante los primeros espadas de los principales bancos de inversión de Estados Unidos el plan de consolidación fiscal aplicado por el Gobierno para reducir el déficit público, así como la aprobación de la reforma laboral para flexibilizar el mercado de trabajo y la propuesta de reforma de las pensiones, informaron en fuentes gubernamentales.

El Presidente esgrimió en el encuentro, que se prolongó durante dos horas, que estas tres son las cuestiones "esenciales" sobre las que hay que actuar en la economía española, y no tanto el nivel de deuda que tiene España, situado en algo más 60 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), muy inferior al de otros países desarrollados.

El formato de la reunión, organizada por el Tesoro estadounidense a propuesta de los bancos de inversión y fondos de EEUU, ha consistido en una intervención inicial de Zapatero, que ha durado unos veinte minutos, seguido de un turno de preguntas, que ha acaparado la mayor parte del tiempo.

Al encuentro asistieron el consejero delegado de Citigroup, John Havens; el presidente y consejero delegado de Prudential, Charles Lowrey; el consejero delegado de Blackrock, Laurent Fink; el presidente y consejero delegado de Paulson and Co., John Paulson; el director de mercados de renta libre de Morgan Stanley, Edward Pick; así como el financiero George Soros, que también preside un fondo de gestión.

También estuvieron presentes el consejero delegado de Bridgewater Associates, Ray Dalio; el vicepresidente de Metlife, Mike Zarcone; el vicepresidente de Travelers, Alan Schnitzer; el director de banca de inversión de Goldman Sachs, David Solomon; el vicepresidente de Wellington Management Co, James W. Valone; el socio miembro del comité ejecutivo de KKR, Alex Navab, y el director de mercados global de deuda pública de TIAA Cref, Sanjeev Handa. La mayoría de estas entidades poseen deuda española, tanto a corto como a largo plazo.

El presidente del Gobierno ha sido tajante en asegurar que España está firmemente comprometida con el objetivo de reducir el déficit público al 6 por ciento en 2011, al 4,4 por ciento en 2012 y al 3 por ciento en 2013, y ha defendido la necesaria reforma laboral para flexibilizar y eliminar las rigideces del mercado de trabajo español.

También les ha avanzado que a esta reforma, aprobada ya por el Parlamento, le seguirá la reforma de las pensiones, pendiente de la propuesta de la Comisión del Pacto de Toledo, que presentará a primeros de octubre.

A la salida del encuentro, Soros y Laurence Fink (Blackrock) afirmaron que había sido "una buena reunión". Según fuentes gubernamentales, los inversores han reconocido los esfuerzos que ha hecho España en el ajuste presupuestario.

Méndez critica la reunión entre Zapatero y los 'tiburones' financieros de...
Comentarios