sábado. 13.07.2024
NO CEDERÁ EN ESE PUNTO

Merkel reitera que el BCE no puede solucionar la crisis de la deuda

La canciller reconoció que en Europa hay diversidad de opiniones al respecto pero agregó que aquellos que son partidarios de una "ilimitada acción de bomberos" del BCE y no ven la importancia de cambios en los tratados se equivocan.

La canciller alemana, Angela Merkel, reiteró hoy su convicción de que el Banco Central Europeo (BCE) no puede solucionar la crisis de la deuda y subrayó que su gobierno no cederá en ese punto.

"Los que creen que el BCE puede resolver como un prestamista de última instancia las debilidades de la eurozona plantean algo que no puede funcionar", dijo Merkel en un congreso organizado por el diario "Süddeutsche Zeitung".

Merkel añadió que la crisis de la eurozona sólo puedes resolverse a través de un sólido liderazgo político y que se necesitan además cambios puntuales en los tratados europeos para lograr mayor estabilidad.

La canciller reconoció que en Europa hay diversidad de opiniones al respecto pero agregó que aquellos que son partidarios de una "ilimitada acción de bomberos" del BCE y no ven la importancia de cambios en los tratados se equivocan. "Mi posición en este punto es sólida", dijo Merkel.

Prima de riesgo, en máximos

El diferencial respecto a la deuda alemana, considerada la más segura, llegó a rozar este jueves los 500 puntos, con un rendimiento del 6,76%. La noticia ha sembrado el nerviosismo en la Unión Europea y, especialmente, en el Gobierno español. Con esa prima de riesgo, otros países se vieron obligados a solicitar el rescate financiero. No ha sido así en Italia. El país transalpino ya superó esa barrera el pasado martes y su diferencial se ha mantenido este jueves en los 530 puntos.

El acoso está siendo, principalmente, a España, pero la del jueves ha sido una jornada negra para muchos países europeos. La prima de riesgo francesa, muy alejada de los 500 puntos básicos de la española, también era motivo de preocupación al superar por primera vez en su historia los 200 puntos, con un rendimiento del 3,79%.

Tan sólo el Banco Central Europeo (BCE) ha sido capaz de contener el nerviosismo de los inversores con la compra masiva de deuda en el mercado secundario. Su intervención ha servido para que las primas de riesgo se relajasen notablemente: la española cerraba con 463 puntos, la italiana bajaba hasta los 482 y la francesa lograba alejarse del máximo de los 200 puntos.

La actuación del BCE también ha sido decisiva para contener las caídas en las principales Bolsas europeas.

Merkel reitera que el BCE no puede solucionar la crisis de la deuda