martes 25/1/22

Merkel pide subidas salariales

La canciller alemana renuncia definitivamente a bajar impuestos y afirma que una subida de los sueldos de los trabajadores “es buena para la economía doméstica”.
NUEVATRIBUNA.ES / 03.11.2010

Pocos se atreven a hablar todavía de bajadas de impuestos. La canciller alemana, Angela Merkel, que ganó las elecciones con la promesa de reducir los tributos, ni se lo plantea. Por el contrario, empeñada en sacar adelante una dura reforma del sistema de sanciones económicas para los países miembros de la UE, la canciller planteó hoy subir los salarios como remedio para fortalecer la salida de la crisis en su país.

La petición de Merkel de subir salarios en las empresas “que cuenten con margen para ello” habrá contentado sin duda a los sindicatos españoles, que llevan años apostando por un modelo económico con mejores retribuciones. Para Merkel, estos incrementos “son también buenos para la economía doméstica”, según subrayó la canciller en una entrevista publicada en Ruhr Nachrichten, un medio alemán.

Merkel no afloja en su empeño por castigar a los infractores de las directrices macro de la UE y sobre todo de la Unión Monetaria. Los países en dificultades no pueden esperar que la ayuda llegue sin condiciones, dijo hoy el ministró alemán de economía, Wolfgang Schaeuble, que defiende que los países puedan quebrar y, además, que los bancos -los tenedores de bonos- paguen su parte en caso de quiebra. “Perciben una prima de riesgo así que en caso de crisis deben soportar efectivamente esos riesgos”, dijo.

Uno de los mayores tenedores de bonos del mundo -China- se mostró hoy dispuesta a aumentar la flexibilidad del yuan, la moneda nacional cuyo valor las potencias occidentales consideran muy por debajo del valor real. China, que dispone de un tipo de cambio flotante y regulado para su moneda, afirmó este miércoles que seguirá “perfeccionando” este sistema para adaptar el precio de su divisa a lo que dicte la ley de la oferta y la demanda, según anunció el presidente chino Hu Jintao en una entrevista con el diario francés Le Figaro.

Hu Jintao replicó a las críticas occidentales recordando que desde jlio de 2005 hasta octubre de 2010 la divisa china se ha apreciado un 23,7 por ciento. El líder chino constató que la recuperación económica es “lenta, frágil y desigual”. Alabó el papel del G-20 y pidió reforzar las políticas macro de las naciones ante la próxima cumbre del Grupo en Corea. Además, Hu Jintao insistió en la necesidad de promover la reforma del sistema financiero internacional y reforzar la regulación del mercado, así como de luchar para evitar caer en la tentación del proteccionismo.

Merkel pide subidas salariales
Comentarios