Jueves 20.06.2019
LES ENTREGARON UNA ACCIóN POR CADA 100 QUE TENíAN

Más de 360.000 accionistas de Bankia afectados

La Organización de Consumidores y Usuarios anuncia el inmediato inicio de acciones judiciales por la salida a bolsa de Bankia.


Los accionistas que acudieron a la emisión de 2011, cuando la entidad salió a Bolsa con todos los parabienes de los reguladores, han perdido todo su dinero

OCU  iniciará de inmediato acciones judiciales destinadas a recuperar el dinero perdido por los miles de accionistas que acudieron a la Oferta Pública de Venta de acciones (OPV) que culminó con la salida a bolsa de la entidad.

Los accionistas que acudieron a la emisión de 2011, cuando la entidad salió a Bolsa con todos los parabienes de los reguladores, han perdido todo su dinero. Tras inaugurar la sesión Rodrigo Rato con el tradicional toque de campana en el parquet madrileño, la cotización de las acciones fue bajando sin remedio. Además, el “contrasplit”, tan famoso como incomprendido por los ahorradores y el público en general, perjudicó gravemente a los accionistas de Bankia (hasta el 99% de todo su dinero) y supuso entregarles una acción nueva por cada 100 que ya tenían.

La cruda realidad vino cuando el 25 de mayo de 2012 la entidad declaraba su quiebra técnica con un agujero de 23.465 millones de euros, lo que supuso la inyección de dinero público del Estado

La información sobre la salida a Bolsa de Bankia está directamente relacionada con un folleto que no reflejaba la realidad de la entidad; los estados financieros de Bankia tampoco expresaban su estado real. Las acciones de Bankia salieron a Bolsa en julio de 2011 a un precio de 3,75 euros cada una, indicando la entidad que, dado que sus activos totales a cierre del ejercicio 2011 eran de cerca de 300 millones de euros, se estimaba que el valor de mercado del primer día de cotización fuera de 4,00 y 5,05 euros. Pero la cruda realidad vino cuando el 25 de mayo de 2012 la entidad declaraba su quiebra técnica con un agujero de 23.465 millones de euros, lo que supuso la inyección de dinero público del Estado. Apenas 11 meses después de su estreno a bombo y platillo, la entidad dejaba claro que sus cuentas no se correspondían con el verdadero valor de la entidad.

A raíz de la publicación del informe que los peritos judiciales del caso Bankia elaboraron para el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, queda claro que la entidad no ofreció una imagen real de la situación financiera de Bankia, lo que llevó a miles de pequeños accionistas a colocar su dinero en su entidad de confianza, decisión que en su mayoría no hubieran tomado de conocer, como obliga la Ley, la situación real de las cuentas. Los peritos señalan expresamente en su informe y con contundencia que “los estados financieros de BFA incluidos en el folleto de emisión no expresaban la imagen fiel de la entidad”. Otro paso más en el interminable drama de Bankia, sacudida ya el escándalo de las participaciones preferentes, y rescatada por dinero público de los consumidores.

Recuerda la asociación que "esta acción está dirigida a aquellas personas que acudieron a la OPV de verano de 2011 o compraron acciones hasta la nacionalización de la entidad".

Comentarios