#TEMP
lunes 23/5/22

Marsans, próximo cadáver de Díaz Ferrán

Caja Madrid ha exigido avales personales al presidente del grupo. La entidad financiera rechaza las nuevas garantías presentadas por el empresario para respaldar el impago de 26,5 millones. Parece que el cierre de Air Comet ha precipitado la crisis que Viajes Marsans venía arrastrando hace tiempo.
> Las mentiras de Díaz Ferrán
> La continuidad en CEOE, cada vez más en entredicho
> Air Comet y el miedo a perder el trabajo
NUEVATRIBUNA.ES - 29.12.2009

La falta de crédito ahoga a Díaz Ferrán. El jefe de la patronal comprobó este lunes las apreturas de la soga que anuda el cuello del empresariado español. El copropietario de Viajes Marsans vio rechazado su intento de que Caja Madrid aceptara las nuevas garantías presentadas por el empresario para cubrir la deuda de 26,5 millones de euros que mantiene con la entidad financiera.

Caja Madrid rechazó las nuevas garantías presentadas por el empresario y exigió avales personales al empresario y a su socio en Marsans, Gonzalo Pascual. Según informa El País, la Caja rechazó las garantías presentadas por los empresarios, en concreto, un terreno en la Riviera Maya (México) y los ingresos de una concesionaria de transporte interurbano en Alcalá de Henares. La Caja duda de que los terrenos en México valgan 14 millones, tal y como pretenden los empresarios.

Según Díaz Ferrán, sus problemas financieros tienen que ver con la falta de crédito. El co-presidente de Air Comet defendió hace días su gestión al frente de esta aerolínea, que ha dejado en tierra a miles de viajeros esta Navidad. El empresario atribuyó la quiebra a la imposibilidad de encontrar financiación tanto de un comprador privado, que, según reveló, iba a inyectar 90 millones de euros un día antes de la sentencia de un juez británico como de las propias empresas del Grupo Marsans, que ya habían aportado 143 millones de euros.

La apremiante búsqueda de liquidez para salvar a Air Comet, no sólo no ha evitado el cierre de la compañía, sino que ha dejado otro cadáver en el grupo Marsans. Al entrar en concurso Air Comet, los acreedores podrían ir directamente contra Viajes Marsans, que podría optar entre pagar y subrogarse en la posición de acreedor frente a Air Comet o bien declararse a su vez en concurso si no puede hacer frente a esa deuda.

La deuda de Air Comet supera los 100 millones, de los que 17 millones corresponden al banco alemán Nord Bank, que ha embargado los aviones y precipitado el colapso de la compañía; 16 millones a la Seguridad Social y 5 millones a los empleados, que no cobran desde hace meses. El endeudamiento total del grupo Marsans es un misterio ya que no funciona como una sociedad holding. Según publicó recientemente el diario Expansión (23-12-09), el último balance disponible (marzo de 2007 a febrero de 2008), indica que Viajes Marsans adeuda 369 millones, de los que 178 millones están asociados a acreedores comerciales, 92 millones a bancos y 76 millones a deudas con empresas del grupo. La compañía factura 1.450 millones y tuvo un beneficio operativo bruto (ebitda) de 30,1 millones.

OPERACIÓN FRUSTRADA

A ello hay que añadir que, según informa Hosteltur, la anunciada venta de Marsans Internacional Argentina a OTBA, una Empresa de Viajes y Turismo que actúa como Mayorista organizando paquetes turísticos y de ski en Argentina y Chile, se ha visto frustrada finalmente por la quiebra de la agencia. Una situación calcada de la de Air Comet.

A finales de noviembre se anunciaba la compra de la filial argentina de Marsans por parte de la Organización Turística Bariloche (OTBA), dentro de la estrategia del grupo de Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual de salir del país suramericano tras la nacionalización de Aerolíneas Argentinas, a lo que se añadía la necesidad del grupo por lograr liquidez que ayudara a evitar el cierre de Air Comet. Un proceso de desinversión en el que se ha encuadrado la reciente venta de un 24% de la parte de Viajes Marsans en Mundosenior a los otros tres socios (Halcón, Barceló y Viajes Iberia).

Pero la operación de venta de Marsans Argentina se frustró en el último momento, debido a la situación de quiebra de la agencia, tal y como le ha ocurrido a su hermana Air Comet. El caso es que la filial argentina de Marsans, que ya no opera, se encuentra inmersa en varios procesos que han torcido finalmente su venta. Así lo ha manifestado el potencial comprador en un comunicado: “OTBA (Organización Turística Bariloche S.A.) deja saber que al día de la fecha [23 de diciembre] y habiendo vencido los plazos previstos en la negociación del proceso de compra de Miasa (Marsans Internacional Argentina S.A.), tiempo en el cual las partes no han llegado a ningún acuerdo, OTBA. ha decidido retirarse de dicho proceso, desistiendo de la operación”.

Entre los motivos se encuentra el expediente abierto a Marsans Argentina por la Secretaría de Turismo de aquel país por impagos a sus empleados y emisión de cheques sin fondos, en lo que se considera una situación de quiebra real y que ha hecho desistir a OTBA ante el pasivo que le habría tocado asumir.

Marsans, próximo cadáver de Díaz Ferrán
Comentarios