#TEMP
jueves. 30.06.2022
PIDEN QUE SE FORTALEZCA EL MODELO SOCIAL

Manifestación contra el Pacto del Euro este jueves en Madrid

CCOO y UGT han convocado el próximo jueves 24 de marzo una concentración ante la sede de la Comisión Europea en la capital, y concentraciones y otros actos en diversas ciudades españolas.

Los sindicatos españoles se sumarán este jueves a la protesta convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) contra el modelo de gobernanza económica que previsiblemente resultará aprobado esta semana en la cumbre europea en Bruselas. CCOO y UGT han convocado una concentración ante la sede de la Comisión Europea, en el Paseo de la Castellana, 46, en Madrid, así como concentraciones y otros actos en diversas ciudades españolas. La protesta también tendrá lugar en Bruselas, coincidiendo con el inicio de la cumbre.

UGT y CCOO se suman a la convocatoria de movilizaciones de la CES bajo el lema No a las políticas de ajuste antisociales para exigir a las instituciones europeas que cambien las prioridades y los instrumentos del Plan de gobernanza económica que será tratado y, en su caso, adoptado en la reunión del Consejo que comienza el 24 de marzo.

Las movilizaciones convocadas por la CES consistirán en manifestaciones y concentraciones en diversas capitales europeas (Bruselas, París, Berlín, Londres…) a lo largo de la semana -especialmente el día 24-, así como una euromanifestación en Budapest, que será la sede de la presidencia semestral de la UE, el próximo 9 de abril.

UGT y CCOO han manifestado su “profunda preocupación” por las decisiones y orientaciones que están adoptando las instituciones de la Unión Europea en materia de política económica y social. En particular, las organizaciones sindicales cargan contra el llamado Pacto por el Euro, que fue aprobado por el Consejo Europeo el pasado 11 de marzo, y por el Plan de gobernanza económica, propuesto por la Comisión Europea (CE) y que también será tratado en la cumbre que se celebrará los días 24 y 25 de marzo.

“Compartimos el rechazo que la totalidad del sindicalismo democrático y confederal europeo expresa por ambos instrumentos de gobierno económico de Europa”, afirman.

Los sindicatos europeos lamentan también “las grandes omisiones” que detectan en la nueva guía para el gobierno económico de la UE. Así echan en falta “medidas que puedan ayudar efectivamente al crecimiento económico y a la creación de empleo”.

CRISIS DE DEMANDA

En su opinión, las propuestas requerirán “nuevos ajustes presupuestarios”  y presionarán a la baja los salarios, lo que incidirá “negativamente” en la demanda interna europea.

Los sindicatos lamentan además el “injustificable olvido” de los más de 23 millones de parados que hay en la UE, entre ellos, 4,7 millones en España.

Asimismo, UGT y CCOO critican que la mejora de la productividad y la competitividad pretendida por el Pacto por el Euro se centra en la reducción de los costes salariales y laborales, especialmente en los países periféricos, con problemas de competitividad y necesidad de financiación, como es el caso de España.

Esto es, en su opinión, un “profundo error”, que provocará “la caída de la demanda interna y fomentará la divergencia económica y social entre los países de la UE”, además de ser “socialmente injusto”.

INJERENCIA EN LAS POLÍTICAS NACIONALES

Los sindicatos rechazan además lo que denominan “injerencias” en las políticas nacionales por parte de la UE. “Las orientaciones del Plan de gobernanza para los países de la zona euro pretende que la reducción de los costes laborales unitarios se haga interviniendo, desde los gobiernos nacionales, en materias como la revisión de los acuerdos salariales, los procedimientos de fijación de los salarios, los mecanismos de indexación y los niveles de centralización de la negociación colectiva”, detallan.

En su opinión, esto “choca con la autonomía de los interlocutores sociales en la negociación colectiva” y generará “serios problemas políticos y jurídicos”.

Además, critican que sólo se dedique una “breve y genérica alusión” a la mejora de los sistemas educativos, al fomento de la investigación y desarrollo -I+D+i- y las infraestructuras. Y recuerdan que las “duras” políticas de ajuste fiscal de los Gobiernos europeos están reduciendo en la mayoría de los países las inversiones en estos campos.

RECLAMAN ORDENAR EL CAOS FINANCIERO

“Las medidas adoptadas por el Consejo en materias como fiscalidad, estabilidad financiera y gestión de la crisis de las deudas soberanas nos parecen insuficientes”, continúan.

Además, lamentan la falta de medidas  para la regulación del sistema financiero y la coordinación de las políticas fiscales, así como el gobierno de los mercados de la deuda. 

CCOO y UGT creen que hay que avanzar hacia un gobierno económico de la UE que se base en los valores y principios del Modelo Social Europeo que están inscritos en el Tratado de Lisboa.

“Los responsables políticos europeos llevan bastante tiempo caminando en sentido contrario”, lamentan.  

Nunca en la historia del proceso de construcción política europeo se habían producido una combinación de decisiones políticas que atacan  a los salarios, las prestaciones sociales y los servicios públicos,

Por último, los sindicatos advierten del riesgo de incremento de los nacionalismos, incluidas sus versiones de extrema derecha derivados de la pérdida de confianza de los ciudadanos en las instituciones de la UE. Estos peligros “son ya una realidad en numerosos países de la UE”, recuerdan.

“UGT y CCOO pensamos que la UE debe cambiar profundamente la orientación de sus políticas”, concluyen, tras demandar un gran acuerdo político y social europeo que promueva políticas dirigidas a basar la competitividad y los “necesarios incrementos de la productividad” en la educación, la investigación y la innovación, y fortalezcan el llamado Modelo Social Europeo.

Manifestación contra el Pacto del Euro este jueves en Madrid
Comentarios