<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 07.12.2022
TREGUA EN EL METRO

Los sindicatos quieren negociar, pero Aguirre se cierra en banda

Negociación y diálogo son las dos premisas que se han marcado los trabajadores de Metro de Madrid tras decidir en asamblea la desconvocatoria de la huelga hasta el día 12. Al tiempo, la presidenta regional se crece ante la dirección del PP y advierte de que no cederá a las exigencias de los sindicatos porque, a su juicio, han perdido la batalla de la opinión pública.
> Los sindicatos no tienen intención de ceder
> La "agresión constante" de Esperanza Aguirre
NUEVATRIBUNA.ES / I. G. C. 05.07.2010

Lo dijo a puerta cerrada, ante la Junta Directiva Nacional del PP. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reiteró que no cederá ante los sindicatos porque han perdido –a su juicio- la batalla de la opinión pública. Así se pronunció después de que Mariano Rajoy mostrara “todo su apoyo y respaldo” ante el conflicto que vive el Ejecutivo regional con los trabajadores de Metro.

“Quiero que sepas Esperanza, que en el tema de esa huelga injusta, que yo espero que acabe, y se lo hemos pedido a las organizaciones sindicales, está molestando a los ciudadanos, que no tienen la culpa de las decisiones que toman algunos. Tienes todo nuestro respaldo y nuestro apoyo para lo que quieras”, manifestó el líder del PP.

La presidenta de Madrid explicó que durante esta semana de tregua que han dado los convocantes de los paros, estos siguen manteniendo las exigencias y por ello, se teme que el próximo lunes vuelvan a convocar de nuevo la huelga, ya que, según expuso, la Comunidad de Madrid no puede ceder en este asunto. Aguirre se refería a la decisión adoptada este mismo lunes por la mayoría de los trabajadores de Metro de Madrid para la desconvocatoria de huelga hasta el día 12, con tiempo para sentarse a negociar con la dirección de la empresa.

LOS TRABAJADORES APUESTAN POR SOLUCIONAR EL CONFLICTO

“Negociación” fue lo que más se escuchó en la rueda de prensa posterior a la celebración de la Asamblea de los trabajadores de tarde. En declaraciones a nuevatribuna.es, el portavoz del comité de huelga, Antonio Asensio, evitó responder a la última amenaza de Aguirre –“no queremos ningún tipo de enfrentamiento sino defender nuestros derechos, afirmó- y aseguró que la “única planificación” que tienen los trabajadores hasta el próximo lunes “es el diálogo para intentar solucionar el conflicto”.

Las dos asambleas de trabajadores de Metro de Madrid aprobaron por amplia mayoría desconvocar la huelga indefinida. Las reuniones se celebraron a puerta cerrada debido al “malestar” generado entre los empleados con los medios de comunicación por lo publicado la semana pasada que “ha puesto a toda la ciudadanía en su contra. Sólo hay manipulación, no nos masacréis”, denunciaron algunos de ellos en la reunión de la mañana.

La última asamblea tuvo lugar el pasado miércoles, cuando los trabajadores decidieron continuar con la huelga indefinida, pero cumpliendo los servicios mínimos. En esta reunión, el entonces portavoz del Comité de huelga, Vicente Rodríguez, proclamó consignas tales como "vamos a reventar Madrid" o "vamos a muerte", siempre en el contexto de una asamblea de trabajadores, que posteriormente se utilizaron para los titulares de prensa.

Esta situación ha generado el enfado de la mayoría de los empleados que hoy se negaban a que hubiese presencia mediática en la votación en la que se decidirá si continúan con huelga indefinida, si se desconvoca o si en el caso de seguir, se cumplen los servicios mínimos.

”QUE NO NOS TOQUEN NI UN SOLO EURO

En cualquier caso, el enfrentamiento sigue enconado. También en declaraciones a este periódico, el portavoz de UGT Teo Piñuelas ha puesto como líneas rojas de la negociación los salarios y los expedientes sancionadores. “Vamos a negociar, pero que no nos toquen ni un solo euro de los salarios”, ha advertido. También ha avisado que no pasarán que por los más de dos mil expedientes sancionadores.

Las condiciones que ponen los trabajadores son las mismas que la semana pasada, que no se toque el convenio colectivo y que desaparezcan esos expedientes abiertos a los empleados que se saltaron los servicios mínimos durante las jornadas del martes y el miércoles. Para reducir gastos, los empleados proponen acabar con los generados en publicidad y patrocinio, con las horas extras y reducir solo los salarios más altos.

Los sindicatos quieren negociar, pero Aguirre se cierra en banda
Comentarios