jueves 29/10/20

Los sindicatos convocarán huelgas en todos los sectores y una manifestación en diciembre

Las centrales ironizan sobre los “guiños” del Gobierno y acusan a la patronal de bloquear la firma de convenios. La ofensiva sindical pretende sobre todo desbloquear la reforma de la negociación colectiva y conseguir que el Gobierno reoriente su política económica.
> La patronal quiere despedir a funcionarios
NUEVATRIBUNA.ES/ L.M.- 27.10.2010

Toxo y Méndez presentaron hoy un duro programa de movilizaciones que incluye huelgas “en todos los sectores” y manifestaciones “en todo el país” el próximo 18 de diciembre. Los líderes sindicales cargaron contra el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusan de aplicar cambios cosméticos con la remodelación del Gobierno. Toxo y Méndez confíaron en forzar al Presidente a dar marcha atrás en la reforma laboral y amenazaron con un “conflicto social” prolongado. La amenaza incluye también a los empresarios a quienes los sindicatos acusan de bloquear la reforma de la negociación colectiva y la firma de convenios.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, íronizó sobre los últimos cambios en el Ejecutivo. “A ver si, con tantos guiños, el Gobierno se va a quedar bizco”, afirmó el líder sindical en referencia a la entrada de Valeriano Gómez -afiliado a UGT- en el Ejecutivo como nuevo ministro de Trabajo. También el secretario general de UGT, Cándido Méndez, se burló de los supuestos guiños a la izquierda del Ejecutivo de Zapatero. “Quien guiña a los dos lados, tiene que cerrar los ojos. Y quien cierra los ojos no ve la realidad”.

La ofensiva sindical pretende desbloquear la reforma de la negociación colectiva, obligar a los empresarios a que agilicen la firma de convenios y conseguir que el Gobierno reoriente su política económica. Además, los sindicatos confían en “revertir” la reforma laboral aprobada en septiembre, conseguir una reforma “adecuada” del sistema de pensiones y que se mantenga la protección social a los parados.

Toxo negó que haya mantenido encuentros con el ministro de Trabajo, salvó ayer martes, dijo, cuando ambos acudieron a visitar al histórico líder de CCOO, Marcelino Camacho, que se encuentra ingresado muy grave en un hospital.

La apuesta del nuevo ministro de Trabajo pasa por que los sindicatos colaboren en la redacción de los reglamentos que desarrollarán la reforma laboral. Sin embargo, esta opción no modificará, por ejemplo, la figura del despido objetivo, según ilustró Toxo. El nuevo ministro de Trabajo ha tendido la mano a los sindicatos para clarificar los supuestos del despido objetivo. Su regulación resulta clave ya que el Gobierno ha abierto con la reforma la puerta a que las empresas puedan despedir a los trabajadores con sólo 20 días de indemnización, frente a los 45 anteriores.

Las huelgas y manifestaciones buscarán favorecer la firma de convenios, que marcha muy retrasada, según denunciaron los sindicatos. Ocho millones de trabajadores se encuentran amparados por algún convenio. Pero además, empresarios y sindicatos se hallan embarcados en los primeros compases de la reforma de la estructura de la negociación colectiva. Lo sindicatos quieren que los empresarios den un empujón a la firma de convenios, como “prueba de confianza” para abordar la reforma de la negociación colectiva.

SUCESIÓN DE DÍAZ FERRÁN

Por el camino se cruza además el proceso de elecciones abierto en la patronal CEOE. Toxo y Méndez instaron a la patronal a resolver cuanto antes el relevo de Gerardo Díaz Ferrán. A su juicio, la amplia agenda pendiente justifica la premura. La patronal votará al sucesor de Ferrán el próximo 20 de diciembre, dos días después de la manifestación convocada por los sindicatos el sábado 18 de diciembre.

Además, Toxo y Méndez rechazaron participar en conversaciones con el Gobierno si esto supone generar “expectativas vacías”. “Ya no es el escenario de fotos el que conviene”, sostuvo Toxo.

En cuanto a la negociación colectiva, Méndez contestó a la propuesta de la patronal que pretende que las empresas puedan beneficiarse de un descuelgue general de los convenios, y no sólo salarial, como hasta ahora. Según Méndez, en la práctica, la propuesta de la patronal supondría “negar la negociación colectiva”.

Por otro lado, Toxo cargó contra el Gobierno y los “constantes recados” lanzados a los agentes sociales para que aborden cuanto antes la negociación colectiva. A juicio del líder sindical estos mensajes desincentivan la negociación. Los sindicatos tratan de evitar que la patronal se inhiba en esta mesa. Si caen en este error, advirtieron, el conflicto social se prolongará durante mucho tiempo.

Los sindicatos convocarán huelgas en todos los sectores y una manifestación...
Comentarios