domingo 24/10/21

Los sindicatos animan a que se financien "menos rotondas y aceras y más banda ancha"

Comisiones Obreras duda sobre la eficacia de la futura Ley de Economía Sostenible impulsada por Zapatero con la intención de desvincular la economía española del ‘ladrillo’.
NUEVATRIBUNA.ES / L.M. - 15.09.2009

Los planes de Zapatero para cambiar el modelo productivo español irán más lentos de lo deseado. La Ley de Economía Sostenible, que el presidente pretende llevar al Congreso en octubre, ha generado dudas entre los expertos sobre su eficacia, a las que se han sumado las críticas sindicales, que hoy instaron al Gobierno a evitar inversiones improductivas como las contempladas en el anterior fondo local.

Según expertos consultados, la nueva ley de Economía Sostenible contiene un conjunto de propuestas que por su amplitud requieren de una laboriosa tramitación administrativa y parlamentaria que hace "muy difícil que pueda entrar en vigor, en su totalidad, antes del final de esta legislatura".

El proyecto presentado por el Gobierno a los agentes sociales aparece como una ‘ley paraguas’ bajo la que se cobijan actuaciones destinadas a la mejora del entorno económico, con reformas legislativas, revisiones de normativas en vigor, adaptación de otras comunitarias, incentivos fiscales y económicos e instrumentos financieros.

Además, la norma prevé crear un nuevo fondo que estará dirigido a los ayuntamientos, a los que dotará de 5.000 millones de euros para inversiones, después de que los entes locales hayan agotado los recursos previstos en el anterior fondo de 8.000 millones de euros que ha servido para financiar obras realizadas sobre todo por el sector de la construcción.

“El cambio del patrón de crecimiento no se va a hacer a través de reformas legales”, afirma un portavoz de Comisiones Obreras. A juicio del sindicato, el nuevo fondo contemplado en la Ley, que destinará 5.000 millones de euros a los ayuntamientos, debería evitar que se repita lo que ha sucedido con el Plan E, que destinó 8.000 millones de euros a “levantar rotondas y aceras”, en lugar de crear oportunidades de empleo más estables.

A juicio del sindicato, la Ley de Economía Sostenible debe incidir en la creación de “empleos cualificados” en sectores competitivos ligados a la innovación. “Hay que pensar qué resulta más útil, levantar una rotonda o, por ejemplo, extender Internet de banda ancha al conjunto del país”, apuntó.

Por otro lado, el sindicato reprocha la forma escogida por Zapatero para desarrollar la ley, al tiempo que duda sobre la posibilidad de cumplir los plazos indicados por el presidente. “A ver cómo se negocia este tema”, indica el portavoz del sindicato, que abogó por abrir cuanto antes una serie de mesas sectoriales que traten asuntos relacionados con materias como industria, energía o educación.

El Presidente Zapatero anunció que presentará los detalles del nuevo proyecto a lo largo del próximo mes de octubre. Sin embargo, el plazo marcado por Zapatero podría resultar demasiado corto si se cumple su intención de abrir la redacción del contenido de la nueva ley a los agentes sociales. Aún así, Comisiones Obreras insiste en que “debería haber tiempo” para recoger las propuestas sindicales. “Si no, la nueva ley habrá servido de poco”.

CONSENSO EN LA MONCLOA

El pasado 4 de septiembre, Zapatero pidió a los responsables de la patronal empresarial y los sindicatos, durante el encuentro que mantuvieron en La Moncloa, "sugerencias y aportaciones" para la futura Ley de Economía Sostenible, orientada a cambiar el modelo de crecimiento económico del país.

A esa reunión, por parte de la patronal acudieron al Palacio de la Moncloa el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, y el presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Bárcenas, mientras que por los sindicatos asistieron los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

También asistieron por parte del Gobierno, además de Rodríguez Zapatero, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho.

Gobierno y agentes sociales acordaron en ese encuentro fijar nuevas reuniones para las próximas semanas, que serán de carácter más técnico, bilaterales o con participación de las tres partes, con la intención de ir conociendo las aportaciones de los agentes sociales a la Ley de Economía Sostenible y de aprobar, mediante el máximo consenso, acuerdos que formen parte de sus contenidos.

En la reunión, Rodríguez Zapatero explicó a los agentes sociales que la Ley de Economía Sostenible "se tramitará buscando un amplio acuerdo social, institucional y político sobre las prioridades del nuevo modelo productivo".

Además, expuso a los agentes sociales aspectos esenciales de la Ley de Economía Sostenible, que diseña un nuevo modelo de economía productiva para que no esté tan apoyado en el sector de la construcción, sino más bien en sectores ligados a la innovación e investigación, nuevas tecnologías y en las energías renovables.

Esta nueva normativa pretende también reorientar el sector del turismo al impulsar su actividad con un criterio sostenible, de calidad y de respeto al medio ambiente. De hecho, el Gobierno ya está trabajando en esa dirección, dentro del plan de ayudas e impulso que ha desarrollado a favor del turismo.

Los sindicatos animan a que se financien "menos rotondas y aceras y más banda ancha"
Comentarios