Martes 18.06.2019

Los ingresos por cotizaciones sociales aumentan un 2,9 por ciento en 2011

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado estima un superávit de la S.S. para el próximo año del 0,4 por ciento del PIB. También augura que se crearán 43.400 empleos y un retroceso en los costes laborales unitarios.
NUEVATRIBUNA.ES/ AGENCIAS - 30.09.2010

La Seguridad Social ingresará por cotizaciones sociales un total de 110.447,12 millones de euros en 2011, un 2,9 por ciento más que en 2010, según consta en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año. Este crecimiento permitirá a la Seguridad Social financiar el 88,8 por ciento de su presupuesto total.

Los ingresos por cotizaciones de trabajadores ocupados y empresas alcanzarán los 99.977,17 millones de euros, un 4,1 por ciento más que en 2010, en tanto que los procedentes de las cotizaciones de desempleados sumarán 10.383,75 millones de euros, un 8,4 por ciento menos, incluyéndose dentro de esta cantidad el montante para bonificaciones en las cuotas empresariales, que para 2011 alcanza los 2.450 millones de euros.

En total, el presupuesto consolidado de ingresos no financieros de la Seguridad Social ascenderá el próximo año a 123.405,61 millones de euros, un 3,3 por ciento más que lo presupuestado este año.

Tras las cotizaciones, son las aportaciones del Estado las que presentan mayor peso relativo en la financiación del presupuesto de la Seguridad Social. En concreto, las aportaciones corrientes del Estado ascenderán en 2011 a 8.091,9 millones de euros, un 2,4 por ciento menos. Esta caída obedece a la supresión del 'cheque-bebé' de 2.500 euros.

La aportación del Estado para financiar los complementos a mínimos crecerá en 2011 en 100 millones de euros, hasta situarse en 2.806 millones de euros.

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 estima un superávit de la Seguridad Social para el próximo año del 0,4 por ciento del PIB, el doble del presupuestado inicialmente en 2010.

SE CREARÁN 43.400 EMPLEOS

Por otro lado, según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), el Gobierno prevé que el número de parados se reduzca en 2011 en 113.700 personas, un 2,5 por ciento menos que en 2010, hasta alcanzar los 4.448.600 desempleados, para el próximo año.

El Ejecutivo estima que la economía dejará de destruir empleo en la segunda mitad de este año para empezar a crearlo, aunque "de forma modesta", ya en 2011. En concreto, el próximo año se crearán 43.400 empleos en términos equivalentes a tiempo completo, frente a la destrucción de 390.100 puestos de trabajo prevista para este año.

El Gobierno espera que la moderación salarial observada en la primera mitad de este año se mantenga en lo que resta de ejercicio y en 2011, en un contexto en que el desempleo seguirá siendo elevado, como muestran las cifras de su cuadro macroeconómico.

De esta forma, el Ejecutivo prevé que los costes laborales unitarios continúen retrocediendo (la previsión es un -0,3 por ciento en 2011), requisito que el Gobierno considera "ineludible" para seguir ganando competitividad externa e interna.

Comentarios