sábado 4/12/21

Los controladores dan un "último aviso" al ministro Blanco

El sindicato de profesionales del control aéreo sigue sin aclarar las fechas exactas de los paros convocados. El portavoz del colectivo ha vuelto a responsabilizar al titular de Fomento y le ha pedido que "desatasque" la situación. "Si la huelga se entiende como un chantaje, esto es un chantaje", ha advertido. Por su parte, Blanco también se mantiene firme y avisa que no está dispuesto a mantener sus "privilegios".
> Habrá huelga en días con denso tráfico aéreo
NUEVATRIBUNA.ES - 04.08.2010

Los controladores aéreos han asegurado que está "en manos del ministro de Fomento, José Blanco", la decisión de que la junta convoque o no la huelga, tal y como respaldó el martes el 98 por ciento del colectivo con un "mandato claro", e insistieron en que los paros se convocarán cuando la junta ejecutiva del sindicato USCA lo considere "necesario y oportuno".

"Es responsabilidad del ministro Blanco que se convoque o no", afirmó el portavoz de USCA, Daniel Zamit, quién hizo un llamamiento al titular de Fomento para que los reciba en las próximas 48 horas y "desatasque" la situación. "Es el último aviso", advirtió.

El portavoz sindical recalcó que esta es la "única opción" que les queda tras seis meses sufriendo "condiciones abusivas", en los que finalmente Blanco "les ha empujado" a convocar paros mediante "decisiones autoritarias".

Tras reconocer que son conscientes de las "muchas consecuencias" de convocar una huelga en pleno agosto, los controladores señalaron que los pasajeros y las compañías aéreas tendrán que "pedir cuentas a Blanco", quien "está empleando al colectivo como pantalla para recibir todos los puñetazos del sector".

No obstante, el secretario de Comunicación de USCA, César A. Cabo, ha afirmado que "en todo caso" la huelga se producirá "siempre después del próximo 16 de agosto", y aseguró que pese a la coincidencia con el cambio de quincena los controladores "no quieren fastidiar a los pasajeros".

El portavoz del sindicato instó a AENA a negociar la supresión de los 'servicios express', la elaboración de estudios de seguridad respecto a los cambios introducidos en su jornada laboral y la aplicación inmediata del decreto que regula las jornadas y los descansos.

Respecto a este último punto, Cabo negó que se estén produciendo "contactos bajo mano" que sitúen su aplicación como un elemento más de la negociación actual.

BLANCO QUIERE ACABAR CON LOS PRIVILEGIOS

Por su parte, el ministro de Fomento, José Blanco, ha insistido en que la convocatoria de la huelga de controladores está "injustificada" y "pretende sólo mantener unos privilegios que el ministerio no está dispuesto a mantener".

En declaraciones a los medios antes de firmar un convenio en el Ayuntamiento de Lugo para impulsar la nueva estación intermodal, Blanco resaltó que "todo se puede negociar". "En el marco de la ley todo es negociable", ha manifestado.

Además, ha advertido de que el paro de controladores se sumaría "a las dificultades que ya tiene el sector aéreo". "Con las repercusiones que ya tiene, además, sobre uno de nuestros motores económicos que es el turismo", ha apostillado. "Diálogo sí, dentro de la nueva ley”, insistió.

LOS CONSUMIDORES DENUNCIAN EL “CHANTAJE”

La indecisión e indeterminación sobre la fecha y duración de la huelga es algo que están utilizando los controladores aéreos como medio de "chantaje" hacia el Gobierno y los consumidores, afirmó en declaraciones el portavoz de la Organización de Consumidores (OCU), Antonino Joya.

"Lo hacen desde hace ya tiempo, y con este gesto lo que pretenden es oficializar la huelga", aseguró el portavoz de OCU.

Desde la organización "exigen" que se regule la situación de este sector, clave para la industria turística , y recordó que "desde hace varias legislaturas se lleva pidiendo un cambio en la Ley de huelga que determina los servicios mínimos y los derechos de los consumidores".

En estos momentos, la OCU tiene abierta una línea especial de atención a sus usuarios para informarles de los pasos a seguir cuando se vean perjudicados por los parones y huelgas que se vayan a producir.

Por su parte, la Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) explicó hoy que está en contacto con AENA y las autoridades del resto de países europeos para mitigar en la medida de lo posible el impacto de la huelga que los controladores aéreos españoles han convocado para este mes de agosto.

"Hemos sido informados de que habrá huelga, estamos hablando con AENA y juntos haremos todo lo posible para mitigar su impacto", declaró el subdirector de la Red de Operaciones de Eurocontrol, Joe Sultana.

Los controladores dan un "último aviso" al ministro Blanco
Comentarios