#TEMP
jueves 26/5/22

Las Cajas prevén 4.500.000 parados y alertan sobre el agotamiento del sistema

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) cree que se producirá una caída del 3% del PIB, y pronostica que la economía española no mostrará signos de recuperación hasta "bien entrado 2010". En paralelo, estima que la tasa de desempleo rozará el 19% al final de año.
AGENCIAS - 9.3.2009

Para hacer frente a esta situación, Funcas propone reducir las cuotas a la Seguridad Social de las empresas y aumentar las de los trabajadores, con el fin de "equilibrar" el sistema de aportaciones como una de las recetas para sanear el sistema fiscal de cara a la salida de la crisis.

Además, en el marco de una "reforma fiscal" basada en un incremento de los ingresos públicos para contrarrestar él déficit, Funcas apostó por incrementar el IVA, reducir el Impuesto sobre Sociedades e incrementar el tipo de medio del IRPF y bajar los marginales.

En rueda de prensa para presentar el último número de "Cuadernos de Información Económica", el director general de Funcas, Victorio Valle, argumentó que el sistema actual "no da" para cubrir el creciente gasto de los servicios públicos, más aún en la actual coyuntura, que disparará el déficit público a casi el 8% en 2009 y alrededor del 10% en 2010.

Por ello, puesto que el Estado se ha quedado prácticamente sin margen de actuación, es necesario acometer este "plan de recuperación del déficit", no sólo para afrontar la crisis, sino también para cuando llegué la época de bonanza.

INTERVENCIÓN PÚBLICA

Por otra parte, las cajas quieren que el Gobierno tenga preparado un "protocolo ordenado" de actuación por si llegado el caso fuera preciso intervenir en el capital de una entidad financiera en apuros. A raíz de ciertas informaciones aparecidas en los medios en las que se apunta que las cajas habrían pedido este protocolo por si la crisis dura dos años más, Valle reconoció que "hay cajas que lo están pasando mal debido al crecimiento de los impagos y la morosidad".

En este sentido, dijo que, si bien es de esperar que esta "compleja situación" mejore en "unos meses", también es cierto que "se puede prolongar". Por ello, el director general de FUNCAS quiso aclarar que lo que las cajas demandan es que "llegado el caso" de que la situación de una caja requiera de la intervención pública, se ponga en marcha un sistema o un protocolo de "intervención ordenada", previamente conocida por las entidades financieras, y no "una improvisación".

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, indicó recientemente que los mecanismos necesarios para una intervención ya están previstos en la Ley, y que el propio Ejecutivo "está preparado" para actuar en esta dirección si fuese necesario.

Las Cajas prevén 4.500.000 parados y alertan sobre el agotamiento del sistema
Comentarios