#TEMP
miércoles. 10.08.2022

La subida de impuestos: "chocolate para el loro"

La frase es del portavoz en el Congreso de ERC, Joan Ridao, y resume las críticas que han hecho la mayoría de los grupos parlamentarios, con sus respectivos matices, a la subida de la presión fiscal equivalente a un 1,5% del PIB. Tampoco los técnicos del ministerio de Hacienda la creen suficiente para cumplir su principal objetivo: aliviar el déficit. El PP comparte esa estimación pero se opone de plano a cualquier subida.
> La subida será inferior al 1,5% del PIB
> Rajoy considera la subida un "gravísimo error"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 9.9.2009

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han cifrado en 16.427 millones de euros la recaudación adicional que aportará a las arcas del Estado la subida de la presión fiscal hasta un 1,5% del PIB, que ha anunciado el presidente del Gobierno durante su comparecencia ante el pleno del Congreso.

En su primera intervención, Zapatero ha presentado la medida como una contribución a la reducción del déficit que garantizará una capacidad recaudatoria suficiente para atender las necesidades de protección social y de la inversión en infraestructuras, así como para situar a la economía en el horizonte de la estabilidad presupuestaria.

El presidente no ha dado cifras y tampoco ha concretado qué impuestos quiere subir, remitiéndose a la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2010. Simplemente, ha indicado que los ajustes tendrán en cuenta el fomento de la recuperación económica, por lo que contemplarán incentivos fiscales a las nuevas actividades de la economía sostenible y la bajada temporal del Impuesto de Sociedades para las pequeñas y medianas empresas que creen o mantengan empleo. Ha reiterado, eso sí, que no habrá modificación de las rentas del trabajo y ha asegurado que las subidas se guiarán, "como no puede ser de otro modo", por los criterios de eficiencia y equidad fiscal.

La primera cuantificación de lo que supondrá la subida ha llegado de las filas de la oposición. El líder del PP, Mariano Rajoy, que la rechaza de plano, ha empezado diciendo que su importe estimado del 1,5% del PIB equivale, según sus cálculos, a "15.000 millones de euros, dos billones de las antiguas pesetas", después de que las medidas adoptadas "ineficaces e incoherentes" contra la crisis hayan agravado el "empobrecimiento" de España y sus ciudadanos.

"Esto -ha continuado diciendo- generará más crisis, más desempleo y no solucionará el déficit (de 50.000 millones) porque no hay subida de impuestos capaz de tapar el agujero que ha creado". "Ha gastado usted 100.000 millones y sólo ha ingresado la mitad", ha insistido Rajoy, lamentando que las ayudas públicas para que fluya el crédito "han repartido 60.000 millones para empresas, cero para las familias y 64.000 millones para las Administraciones Públicas".

SIN UN PLAN ALTERNATIVO

Tampoco él ha concretado una alternativa a la política económica del Gobierno, limitándose a descalificar todo lo que se ha hecho hasta ahora para combatir la crisis, lo que ha llamado "palos de ciego" y "contradicciones" del Ejecutivo en materia de ayudas a los parados, fiscalidad, diálogo social e incluso financiación autonómica. Y ha echado mano de una cita del economista Schumpeter para advertir al Gobierno que "el falso optimismo es una forma de deserción".

La subida de los impuestos se ha llevado también las críticas de los grupos minoritarios de la Cámara, unos, como CiU y PNV, por considerar que agravará la crisis, y otros, como ERC, ICV y BNG, por estimar que los planes del Ejecutivo no tendrán apenas impacto para sanear las cuentas públicas, quedándose en meros "puñetazos al aire".

Especialmente duro ha sido el portavoz parlamentario de CiU, Josep Antonio Duran i Lleida: "Estamos y vamos mal, señor presidente: usted no domina la situación y no merece otra calificación que suspenso en materia económica". Además de este diagnóstico, ha reclamado al jefe Ejecutivo que "no suba los impuestos" porque hará "imposible" la competencia de las empresas españolas y elevará, en consecuencia, el paro, agravando una crisis "que ya se le ha ido de las manos". En su opinión, sería "mucho más productiva la autoridad del gasto y bajar impuestos para estimular la actividad y mejorar la situación.

PNV, UN ALIADO PARA LOS PRESUPUESTOS

Mucho menos agresivo, el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, ha trasladado a Zapatero su oferta de "estabilidad institucional y presupuestaria". Pero, respecto a los impuestos, le ha instado a "no jugar con el sistema tributario" utilizando las reformas fiscales como un "pretexto para la demagogia".

El portavoz de ERC, Joan Ridao, ha censurado que Zapatero haya convertido la reforma fiscal en un "laberinto inextricable" que no irá en la dirección adecuada para resolver el déficit descomunal del Estado. "Lo han hecho mal, van dando puñetazos al aire", ha resumido y ha advertido de que una subida fiscal a las rentas del capital no servirá para contrarrestar el déficit: "Chocolate para el loro, no habrá ni para enjuagarse las lágrimas".

Su compañero de grupo parlamentario y diputado de ICV, Joan Herrera, ha insistido en la necesidad de reformar una fiscalidad "injusta" que grave a las rentas altas, eliminando polémicos instrumentos como la "ley Beckham" para deportistas extranjeros y la fiscalidad el 1% para las sicav: "Sinceramente, con una presión fiscal del 32,8%, tenemos margen".

Desde el BNG, Francisco Jorquera ha reclamado una estrategia "clara" frente a la crisis y una reforma fiscal "valiente" que se guíe "bajo los principios de equidad, justicia y progresiva".

La portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha reprochado a Zapatero que "no haya pasado de palabras a hechos" en sus compromisos con Canarias, "ni siquiera en inversión directa o turística", una cuestión a la que condiciona cualquier pacto con el Gobierno.

La líder de UPyD, Rosa Díez, ha criticado que Zapatero haya convertido el "lo peor ha pasado" en su "latiguillo" desde que decidiera reconocer la crisis económica y ha cuestionado la validez de su oferta para un pacto: "Convóquenos a un pacto de verdad o convoque elecciones". Además, le ha pedido que rectifique suprimiendo la deducción de 400 euros en el IRPF, recuperando el Impuesto de Patrimonio y revisando el modelo de financiación autonómica.

Por su parte, el diputado de UPN Carlos Salvador ha insistido en la necesidad de alcanzar un pacto en la lucha contra la crisis: "Lo urgente y prioritario pasa por establecer una alianza estratégica, limitada y temporal, en materia económica".

Y la diputada de NaBai, Uxue Barcos, ha resaltado la importancia de plantear propuestas concretas para superar la crisis y ha apuntado al empleo como el reto más urgente que tiene que afrontar el Gobierno en el momento actual, sobre todo teniendo en cuenta que el propio ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha reconocido la ineficacia de algunas medidas económicas.

> PDF: Intervención íntegra de Zapatero
> PDF: Intervención íntegra de Rajoy


La subida de impuestos: "chocolate para el loro"
Comentarios