#TEMP
sábado 28/5/22

La "semana horrible" de Zapatero podría derivar en una huelga general

L.M.
El Ejecutivo se encuentra entre la espada y la pared, obligado a aprobar en Consejo de Ministros medidas que podrían fulminar el proceso de Diálogo Social.
NUEVATRIBUNA.ES- 04.02.2010

Después de seis meses paralizado, el Diálogo Social amenaza con romperse aun antes de empezar. Los sindicatos pidieron hoy al Ejecutivo que rectifique por partida doble. Por un lado, la anunciada reforma de las pensiones. Por otro, respecto a las medidas de índole laboral cuya aprobación se prevé para mañana viernes. “Esto no puede seguir así”, avisó Méndez, líder de UGT. “Parecen una cuadrilla de aficionados”, apoyó su homólogo en CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que amenazó además con llegar “donde haga falta” para frenar la reforma de las pensiones, una advertencia que se interpreta como una apelación a la huelga general, y que cosechó una fuerte ovación entre los delegados convocados en Madrid.

Comisiones Obreras anunció que convocará manifestaciones en todas las ciudades españolas a finales de mes, en su intento por frenar la reforma de las pensiones. El intento del Gobierno de retomar la iniciativa política se ha saldado con un alud de críticas. En primer lugar, contra la anunciada reforma de las pensiones, que hoy el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, volvió a tildar de “pantalla” tras la cual el Ejecutivo intenta ocultar la precaria situación económica del país, que se concreta en un déficit del 11,4 por ciento del PIB en 2009, y 4,3 millones de parados, según la encuesta de población activa (EPA).

El sindicato UGT estudia sumarse a las movilizaciones anunciadas por CCOO, mientras redobla sus críticas al Ejecutivo de Zapatero y su intención de alargar la vida laboral. Por otro lado, los sindicatos también criticaron hoy la rectificación ayer por parte del Gobierno de una propuesta enviada a Bruselas. En este documento, el Ejecutivo proponía alargar el período de cómputo de las pensiones hasta los 25 años, a partir de los actuales 15 años. Según UGT, con esta rectificación, el Gobierno ha proyectado una imagen de “desconcierto y de descoordinación”. “Esto no puede seguir así”, zanjó el secretario general del sindicato, Cándido Méndez.

Por otro lado, CCOO y UGT exigieron hoy al Gobierno que no apruebe las medidas laborales previstas para mañana viernes. "Espero que el Gobierno no pretenda compensar los errores que ha protagonizado en estos últimos días cometiendo mañana otro error”, explicó Méndez. En caso de aprobarse, en opinión de Toxo, estas medidas podrían interferir con el acuerdo sobre la negociación colectiva que se encuentra a punto de rubricarse por empresarios y sindicatos.

Hace días, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, rechazó retrasar la aprobación de medidas laborales prevista el viernes. En caso de aprobarse, el Consejo de Ministros daría el visto bueno a un documento de bases, sobre el cual trabajarían después los agentes sociales –empresarios y sindicatos-. Sin embargo, este sistema ha recibido un alud de críticas por parte de todos los grupos políticos y agentes sociales, cuando se ha utilizado para reformar las pensiones. Es más, el documento que apruebe el viernes el Consejo de Ministros irá más allá de las simples recomendaciones con que el Gobierno ha levantado la polvareda en el caso de las pensiones.

La patronal CEOE ha apoyado los recortes de las pensiones impulsados por el Gobierno Zapatero. A su vez, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también ha dado su respaldo al Gobierno español, con el argumento de que España sufre una dura crisis que debe solucionar.

En cuanto a los sindicatos, CCOO recomendó hoy al Gobierno que actúe por el lado de los ingresos, y no por el de los gastos; al tiempo que instó al Ejecutivo a que redoble su lucha contra el fraude fiscal, entre otras medidas para mejorar las fuentes de financiación de la Seguridad Social, encargada del pago de las pensiones.

Ya en clave política, la polémica sobre las pensiones ha generado un debate sobre un posible adelanto de las elecciones; además, en medios socialistas se ha especulado con la posibilidad de impulsar un gobierno de concentración con el Partido Popular, después de que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, pidiera un cambio de Gobierno, con el objetivo de prestar mayor atención a la resolución de la crisis económica.

La "semana horrible" de Zapatero podría derivar en una huelga general
Comentarios