#TEMP
domingo 22/5/22

La reforma de Zapatero abre "profundos interrogantes", según el sindicato CCOO

El presidente ha anunciado que el 22 de enero el Gobierno aprobará medidas laborales que "posteriormente someterá a los agentes sociales". CCOO ve lógicos los cambios anunciados, pero insta a Zapatero a concretar las reformas en la ley de pensiones y Seguridad Social.
NUEVATRIBUNA.ES / L.M. - 30.12.2009

Comisiones Obreras se mostró hoy conforme con las líneas generales de la reforma laboral anunciada por la mañana por Zapatero, si bien destacó el “profundo interrogante” que se abre con el anuncio de una reforma de la ley de pensiones públicas y de Seguridad Social, un asunto muy sensible para el sindicato al tratarse de las rentas futuras de los trabajadores.

Para el secretario de Comunicación del sindicato, Fernando Lezcano, la reforma laboral anunciada hoy por Zapatero se enmarca dentro de la “lógica” de las negociaciones que han llevado a cabo los agentes sociales en los últimos meses.

El presidente del Gobierno anunció hoy que el Ejecutivo aprobará el próximo 22 de enero medidas laborales, entre las cuales destacan los cambios en la negociación colectiva, un plan de empleo juvenil e iniciativas para atajar la dualidad del mercado laboral y la precariedad.

Además, el jefe del Ejecutivo anunció que, una semana después, el 29 de enero, dará luz verde a una reforma de la ley de pensiones públicas y de la Seguridad Social.

Según el sindicalista, y desde la perspectiva del Diálogo Social, las propuestas de Zapatero tienen una “lógica correspondencia” con los planteamientos formulados antes de Navidad en las conversaciones entre los agentes sociales.

Respecto al mercado de trabajo, Comisiones Obreras prefiere esperar a ver “qué tipo de propuestas hace el Gobierno y qué grado de consenso con capaces de lograr”. En este punto, el sindicato reitera que mantiene la mejor disposición para colaborar con el Ejecutivo ante la gravedad de la situación y sus efectos en la destrucción de empleo.

Sin embargo, en lo relativo a la Seguridad Social, las medidas aprobadas por Zapatero abren “un profundo interrogante” debido a que, aunque el presidente reiteró que no pretende rebajar las cotizaciones empresariales, “tampoco se ha precisado más”, dijo Lezcano.

El Ejecutivo anunció su intención de aprobar estas medidas y someter después su contenido a la aprobación de los agentes sociales a fin de lograr un acuerdo en el primer trimestre del año. Según fuentes cercanas a la negociación, el Gobierno aprobará un documento de bases, que permita posteriormente incluir las modificaciones que introduzcan los empresarios y los sindicatos.

Según Zapatero, el coste del despido no puede ser “una cuestión central” en la futura negociación, tal y como reclamaron los empresarios en la pasada ronda negociadora, que fracasó en julio.

Además el jefe del Ejecutivo anunció que tampoco se plantearán nuevas modalidades de contratación.

"Estamos esperanzados de que el proceso de diálogo recuperado entre empresarios y sindicatos, también con la participación del Gobierno, facilite en el primer trimestre un acuerdo social en el ámbito del mercado de trabajo", añadió.

La reforma de Zapatero abre "profundos interrogantes", según el sindicato CCOO
Comentarios