jueves 29/10/20
BAJA LA RECAUDACIÓN TRIBUTARIA

La amnistía fiscal ha tenido un "efecto pernicioso" en los ingresos de Hacienda

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) creen que el llamamiento hecho por el presidente del Gobierno apelando al esfuerzo de todos en la lucha contra el fraude no es más que una ‘contraofensiva’ ante el fracaso de sus medidas, en particular de la amnistía fiscal.

Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA) valoran las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apelando al esfuerzo de todos en la lucha contra el fraude fiscal, como una ‘contraofensiva' ante la falta de efectividad de la amnistía fiscal y al último estudio sobre opinión pública y política fiscal del CIS, que evidencian un aumento de la percepción del fraude entre los ciudadanos. Según estos datos, el 92,2% de los españoles cree que existe bastante o mucho fraude y un 88% que los impuestos no se pagan con justicia.

De las medidas antifraude anunciadas por el Gobierno a principios de año, la única que se ha puesto en marcha es la amnistía fiscal, que ha tenido un efecto pernicioso en los ingresos de Hacienda

En opinión de Gestha, el aumento de la evasión fiscal y la amnistía fiscal suponen un agravio comparativo para los ciudadanos que cumplen con sus obligaciones, y son un ‘grave obstáculo' a la hora de concienciar a la ciudadanía de la importancia de la lucha contra el fraude, lo que repercute directamente en una merma de la recaudación.

De hecho, de las medidas antifraude anunciadas por el Gobierno a principios de año, la única que se ha puesto en marcha es la amnistía fiscal, que ha tenido un efecto pernicioso en los ingresos de Hacienda, provocando una disminución hasta julio del 19,3% de la recaudación inducida, que engloba aquellas declaraciones presentadas fuera de plazo para evitar sanciones.

Reorganizar el Ministerio de Hacienda y la AEAT

Gestha también considera que la Ley de Lucha contra el Fraude recién aprobada en el Parlamento "se queda corta" porque no recoge medidas más contundentes para combatir el elevado nivel de economía sumergida que existe en nuestros país, equivalente al 23,3% del PIB, más del doble de la tasa sumergida de la zona euro.

Según el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, "esta ley no acabará con la escasa ambición y conformismo de la Agencia Tributaria Estatal en la lucha contra la evasión fiscal que seguirá centrando sus investigaciones en los pequeños fraudes de autónomos, pymes y trabajadores, en lugar de dedicar mayores esfuerzos al control de los grupos empresariales, empresas transnacionales y grandes fortunas, responsables del 71,7% de la evasión fiscal total".

Además, el colectivo recordó que esta nueva ley no hace referencia alguna a la escasez de efectivos de la Agencia Tributaria, que cuenta con un empleado por cada 1.928 contribuyentes, la mitad que la media de los países de la OCDE, que se sitúa en uno por cada 903 contribuyentes. Esta realidad choca frontalmente con las expectativas de los ciudadanos reflejadas en el estudio del CIS, ya que el 75,6% respalda dedicar más recursos para combatir el fraude fiscal.

A la vista de estos datos, Gestha considera necesario reorganizar el Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria estatal, otorgando mayores responsabilidades y competencias a los 8.000 técnicos de Hacienda, y posteriormente dotándoles de más efectivos en la lucha contra el fraude.

Estas nuevas competencias contribuirían además a reducir la creciente deuda tributaria pendiente de cobro que ha ido aumentando de manera ininterrumpida en los últimos años, hasta rozar actualmente los 50.000 millones de euros, generando una elevada litigiosidad y acumulación de recursos en los tribunales, muchos de los cuales acaban siendo anulados o dados de baja por insolvencias.

La amnistía fiscal ha tenido un "efecto pernicioso" en los ingresos de Hacienda
Comentarios