#TEMP
sábado 21/5/22

La Iglesia promueve un 'Tea Party'

El Consejo de Laicos de la Archidiócesis de Madrid anima a las "personas de buena voluntad" a protestar el 29-S de forma "inteligente". Pero eso no es todo. Además, considera que ha llegado "el momento de implicarse en política", algo que recuerda mucho al grupo de presión ultraconservador de EEUU.
NUEVATRIBUNA.ES - 24.09.2010

Todo es bueno para el convento. El Consejo de Laicos, una organización que engloba a 150 asociaciones católicas, ha animado a “las personas de buena voluntad” a secundar una protesta “pacífica” el próximo 29 de septiembre, el día en que está convocado el paro general contra las medidas del Gobierno para salir de la crisis. “Es momento de implicarnos todos en política”, desvelan los firmantes del comunicado.

La organización católica llama “a la acción” a todas las personas “de buena voluntad” -”trabajadores o no”- que quieran movilizarse el próximo 29 de septiembre en lo que califica como una “justa protesta” y pide a sus seguidores que aprovechen la huelga general convocada por los sindicatos Comisiones Obreras y UGT y otras organizaciones para denunciar la carencia de “justicia y humanidad” en el camino escogido para salir de la crisis. “No saldremos de la crisis económica con justicia y humanidad si no rectificamos el rumbo”, advierte.

Por todo ello, la organización sugiere llevar el día de la “protesta pacífica” algún elemento “distintivo” de color blanco, como un pañuelo o una cinta, que, además de hacer “visible” la reivindicación de un mundo más justo, hará sentir a los fieles “la cercanía” del resto de fieles que secunden la particular forma reivindicativa, que ellos mismos califican de “inteligente, participativa e imaginativa”.

Finalmente, la organización declara llegado “el momento de implicarnos todos en política”. Un objetivo general que, además de la salvación -terrenal- de “los empobrecidos”, se articula explícitamente en el comunicado, y al que también servirá el uso de la prenda blanca durante la huelga, que permitirá a sus seguidores unirse a la protesta “sin sentirse manipulados” y “libres de presiones externas”, aclaran.

Ante la huelga general del próximo día 29, “muchos cristianos se preguntan qué hacer”, reza el comunicado. “Les gustaría participar, pero no saben cómo hacerlo para no sentirse manipulados”, continúa. “No debemos amilanarnos. Desde este Consejo de Laicos llamamos a la protesta inteligente, participativa e imaginativa”, afirma para proponer a continuación el uso de la prenda blanca a todos aquéllos “de buena voluntad”, que no se sienten representados “ni por unos ni por otros”, afirma.

“Más allá del día de la huelga”, la organización manifiesta sus ganas de participar “más activamente” en la vertebración de la sociedad, a pesar de que “es tiempo de no quejarnos”, matiza. Luego, el comunicado apremia a los fieles a mostrar su “compromiso asociativo, sindical y político” de manera “más urgente que nunca”.

Algunas voces han mostrado su preocupación ante un comunicado con el que la iglesia Católica parece interesarse en ganar espacio público “tras años de declive”. Además, denuncian el intento de aprovechar la convocatoria de los sindicatos para captar apoyos en una sociedad que “ha dado la espalda” a buena parte de las tesis defendidas por sus órganos rectores. Además, enmarcan esta estrategia dentro de otros movimientos de raíz conservadora entre los cuales citan el Tea Party, que ha logrado conectar, con sus mensajes “simplistas”, con las aspiraciones de una parte de la sociedad de los Estados Unidos.

NO ES LA POSTURA OFICIAL

El comunicado del Consejo de Laicos ve la luz después de algún tibio forcejeo en el seno de la iglesia Católica respecto a la huelga general. Ayer jueves la Archidiócesis de Sevilla tuvo que salir a aclarar que la postura expresada por la Delegación Diocesana de Pastoral Obrera sobre la huelga del próximo 29 de septiembre no es la "postura oficial de la Iglesia en Sevilla".

La Archidiócesis se desmarcaba así del comunicado de Pastoral Obrera que calificó la reforma laboral como "la mayor agresión que han sufrido los derechos de los trabajadores en nuestra historia reciente", y puntualizó que la institución "no se identifica con opciones políticas concretas". Además, la Archidiócesis aseguraba que la comunicación donde la Pastoral Obrera aseguraba que la huelga general es "una medida justa y legitima para la defensa de los derechos y la dignidad de los trabajadores y trabajadoras", es un "documento interno” y “no conocido previamente por el arzobispo ni por otros órganos de Gobierno".

El boletín de Pastoral Obrera de la Archidiócesis afirmaba textualmente: "Apoyamos la convocatoria de huelga general del 29 de septiembre como un derecho de los trabajadores y como una medida justa y legítima para la defensa de los derechos y la dignidad de los trabajadores".

La Iglesia promueve un 'Tea Party'
Comentarios