#TEMP
viernes 27/5/22

La CNMV declara secreto el expediente de Santander Banif Inmobiliario

El banco retiene los ahorros de más de 40.000 personas desde el pasado mes de marzo gracias a una solicitud de suspensión de reembolsos que el supervisor califica ahora como “información reservada”.
NUEVATRIBUNA.ES - 23.07.2009

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha calificado como “confidencial” información relativa a Santander Banif Inmobiliario, el fondo que mantiene congelados los ahorros de más de 40.000 personas en España y cuya suspensión de reembolsos hubo de autorizar la propia Comisión el pasado mes de marzo, cuando el banco impidió la salida de más de 2.617 millones de euros, tras la polémica salida de un 17 por ciento del capital, una cifra que hubiera bastado para suspender los reembolsos en octubre.

La Comisión comunicó el secreto que afecta a una parte sustancial del expediente de suspensión de reembolsos del fondo Santander Banif Inmobiliario autorizado por la CNMV en marzo, en respuesta al recurso interpuesto por Activa, la asociación de damnificados por la suspensión del mayor fondo inmobiliario español, ante la Audiencia Nacional, donde los partícipes pretenden cuestionar la labor de la Comisión. Entre la información calificada como “reservada”, figuran, tanto la solicitud dirigida el 4 de marzo por el Banco de Santander a la CNMV, como la respuesta del supervisor autorizando el mismo día la operación. De hecho, el supervisor sólo ha permitido a Activa el acceso a los documentos que ya había publicado en su página web.

Los partícipes del fondo se han mostrado “indignados” ante la postura de la CNMV que “tarda meses” en constestar a sus reclamaciones, según dijo hoy el presidente de Activa, Juan Manuel Moreno-Luque, que ha criticado “la lentitud desesperante de la CNMV”, no sólo en el asunto del fondo inmobiliario, sino también en la publicación de las estadísticas relativas a las instituciones de inversión colectiva (IICs) relativas al último trimestre de 2008, todavía inéditas, según Moreno-Luque.

En respuesta a la diligencia de ordenación a través de la cual la Audiencia Nacional traslada a Activa el expediente ‘mutilado’ de Santander Banif Inmobiliario, la asociación ha presentado un escrito de revisión donde solicita a la Audiencia que rectifique el carácter confidencial de la documentación por no ser, en su opinión, “conforme a Derecho”, según consta en el escrito fechado el 20 de julio al que ha tenido acceso nuevatribuna.es. En este escrito, la Asociación afirma que no acierta a explicarse “las espurias intenciones que pueden esconderse detrás de la insólita decisión de ocultar a los partícipes” los documentos relativos a “la resolución y solicitudes sobre la suspensión de reembolso del fondo”.

En su escrito, Activa explica la jurisprudencia existente sobre cuestiones similares y califica de “sorprendente e insignificante” el contenido del expediente remitido por la CNMV. “Tan solo contiene documentos que ya habían sido publicados a través de su página web como hechos relevantes”, añade.

En el apartado de motivos, la asociación alega que “no entiende” qué razones han llevado a la CNMV a “declarar la confidencialidad de documentos esenciales” para entender el proceso que desembocó en la paralización de los reembolsos, y recuerda las frecuentes ocasiones en que el supervisor, “paradójicamente”, añade, ha proclamado “la necesidad de transparencia” que debe existir en los mercados financieros.

Por último, Activa, a través de su secretario, Javier Sotos, señala que “se hace imprescindible” el conocimiento del contenido, tanto de la solicitud del Santander, como de la resolución con que la CNMV autorizó la suspensión de los reembolsos, y alerta sobre la “evidente vulneración” de diversas normas que se produciría en caso de denegarse a los partícipes --“verdaderos y únicos propietarios” del fondo, afirma-- el acceso a la información confidencial.

Según el secretario de la Asociación, “la no entrega de los documentos ‘confidenciales’ vulnera principios fundamentales” reconocidos en la Constitución, tal como “el derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de derechos e intereses legítimos”.

“La clasificación de determinados documentos como ‘confidenciales’ hace imposible a esta representación la formulación de la demanda contencioso-administrativa anunciada”, añade.

Por su parte, Moreno-Luque declaró que, “a medida que transcurren los días se hacen más evidente las enormes dificultades que tienen el Santander y la CNMV para explicar lo acontecido con el fondo Santander Banif Inmobiliario, un auténtico disparate jurídico y financiero”, afirmó. Además, continuó, “se clarifica lo que ambas entidades entienden por transparencia”, al tiempo que anunció que presentará “cuantas acciones legales sean necesarias” para garantizar que más de 40.000 ciudadanos, “muy modestos en su mayoría”, dijo, recuperen “los ahorros de toda una vida”. Por último, la Asociación pedirá “la restitución que proceda en derecho de parte de las comisiones de la gestora y depositario que consumieron todos los ingresos reales del fondo en el período 2002-2008”.

El pasado mes de febrero, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, sostuvo que la decisión de Santander de suspender los reembolsos del fondo Santander Banif Inmobiliario fue una decisión únicamente empresarial, que corresponde exclusivamente por la gestora o el depositario, no a la CNMV. Según explicó, el organismo regulador que dirige sólo puede actuar de oficio si el patrimonio del fondo se reduce por debajo de los 9 millones de euros, el mínimo establecido.

Ese mes, el Santander solicitó la suspensión de las salidas del fondo después de registrarse una petición masiva de reembolsos que superó los 2.617 millones de euros. Según la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), la desbandada llegó cuatro meses después de que los comerciales de la gestora disuadieran a los partícipes de retirar su dinero del fondo "asegurándoles una gran rentabilidad".

En cambio, continúa Adicae, "un 15 por ciento de participes, que suponían 614 millones de euros, salieron justo antes de que comenzaran las valoraciones negativas, lo cual hace sospechar que estos ‘afortunados partícipes’, que pudieron escaparse de la trampa, podrían haber poseído información privilegiada", concluye.

La CNMV declara secreto el expediente de Santander Banif Inmobiliario
Comentarios