#TEMP
lunes 23/5/22

La CEOE quiere 'su' reforma laboral

Las declaraciones de los dirigentes de la patronal, "muy contentos" con la disposición del Gobierno y de los sindicatos a estudiar medidas que afecten al mercado de trabajo, indican desconocimiento o ignorancia voluntaria de los límites que se han puesto a la reforma.
> La reforma laboral, a la vuelta de la esquina
> JUAN TORRES: Trichet, MAFO y los demás: ¿Hasta cuándo?
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 24.11.2009

La CEOE está encantada con la idea de llevar a cabo la reforma laboral que viene solicitando desde que estalló la crisis. Su vicepresidente, Arturo Fernández, asegura que la reforma ayudará a España a salir del "agujero del paro y de la destrucción de empresas". La patronal, una vez más coge el rábano por las hojas y da por hecho el asentimiento del Gobierno y de los sindicatos a sus propuestas, cuando lo cierto es que no hay nada más lejo de la realidad.

El encargado de dar la réplica a Fernández ha sido, este martes, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, quien ha advertido, una vez más, de que los sindicatos no aceptarán reformas que supongan recortes en los derechos laborales.

Previamente, el vicepresidente de la CEOE había asegurado: "Conviene que llevemos a cabo una reforma estructural muy importante y que sea duradera. Es muy variopinta la reforma laboral. Se hablará de contratación, del absentismo laboral, de todo lo que hemos pedido durante mucho tiempo. Los sindicatos también están por la labor y tendríamos mucho tiempo para hablar desde dónde hay que empezar". A esto Toxo, que también ha hablado en la SER, ha contestado acusando a Arturo Fernández de ser poco concreto de forma "interesada", alegando que la patronal "no se atreve a decir en público lo que manifiesta en privado y lo que ha escrito y enviado al Parlamento como propuestas".

El dirigente sindical ha criticado que la CEOE siempre asocie la reforma laboral con el retroceso de los derechos laborales: "No he escuchado en ningún ámbito más allá de CEOE cuestiones que tengan que ver con una reforma de esa naturaleza".

En opinión de Toxo, lo que toca es hablar de medidas a corto plazo para el sostenimiento del empleo y el cambio del modelo económico. Se trataría, según el líder de CC.OO., de analizar qué medidas contribuirían a mantener la actividad económica y el empleo, entre ella la reducción de la jornada de trabajo como alternativa al despido. En este sentido, y ante el previsible aumento del paro, Toxo ha subrayado que sería importante que esta reforma en torno a la jornada de trabajo (que estos días se ha venido debatiendo tomando como referencia al modelo alemán) estuviera operativa el próximo 1 de enero. Además, ha abogado por adoptar medidas que ayuden a los jóvenes a salir del "pozo del paro" en el que se encuentran para su reinserción en el mercado laboral.

Y a todo esto, ¿qué dice el Gobierno? Después de que el presidente del Gobierno insinuara el lunes que en el primer trimestre de 2010 se podría empezar a hablar de medidas relativas al mercado laboral, la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, ha reconocido que "hacen falta reformas" en ese terreno. Rojo ha indicado que actualmente hay sobre la mesa "varias propuestas" para alcanzar un acuerdo con los agentes sociales encaminadas a "profundizar" en la figura de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de reducción de jornada. En esta línea, la misma que estarían dispuestos a aceptar los sindicatos, ha confiado en que se puedan alcanzar acuerdos "en breve".

La secretaria general de Empleo ha hecho otra llamada de atención a la patronal. Pese a negar que en algún momento haya habido "líneas rojas" -las que supuestamente dieron al traste con el diálogo social este verano- ha insistido en que el Gobierno mantiene que "nunca se harán reformas que menoscaben los derechos de los trabajadores". "Tendremos que hablar con empresarios y trabajadores", ha dicho, para añadir a renglón seguido que "lo importante es mirar hacia adelante y no hacia atrás".

Rojo ha puesto un especial énfasis en la necesidad de que el ajuste del mercado laboral se produzca por la vía de los tiempos de trabajo y no en términos de expulsión del mercado de trabajo. Según sus palabras, un acuerdo sobre la reducción de jornada y en torno a la participación de los jóvenes en el mercado de trabajo "son dos de las grandes prioridades" en este momento. Ahora bien, aclarando que la adopción de ciertos aspectos del modelo alemán no suponen "un contrato específico" puesto que "en España ya existen EREs de reducción de jornada. Se trataría de analizar con arreglo a la situación actual medidas para ir más allá en la utilización de la reducción jornada".

Por último, Maravillas Rojo ha quitado importancia a las afirmaciones de los analistas que dicen que la economía debería crecer entre un 2% y un 3% para crear empleo neto: "los análisis también tienen variaciones y podría suceder que el mantenimiento del empleo generase otras maneras de estimar la relación entre crecimiento económico y empleo".

La CEOE quiere 'su' reforma laboral
Comentarios